Menu

Mi primer examen ginecológico

Mi primer examen ginecológico

Es normal que la primera vez que acudas al ginecólogo te cause ansiedad, ya que no sabes que esperar. Leyendo este artículo espero poder ayudar a disipar tus dudas y sentirte más relajada durante tu primer examen ginecológico.

El examen ginecológico es la forma en que tu doctor examina tus órganos femeninos y revisa que no exista problemas. Es algo simple, no doloroso y relativamente rápido.

No hay reglas definitivas que indiquen cuando realizar por primera vez un examen pélvico. Sin embargo, se recomienda durante los primeros años de iniciada tu actividad sexual. También existen otras razones importantes por la cual puedes necesitarlo, como son:

  • dolor en bajo vientre, de causa desconocida.
  • Secreción vaginal, mal olor, ardor o picazón en tus genitales.
  • No tener aún tu menstruación a los 15-16 años de edad.
  • Sangrado vaginal que se extiende por más de 10 días.
  • Ausencia de menstruación por algunos meses, especialmente si tienes relaciones sexuales.
  • No debes tener miedo al examen. El ginecólogo infanto juvenil cuenta con instrumentos especiales para no lastimarte. Tener un examen ginecológico no cambia nada, así como utilizar tampones no cambie tu himen.

    A continuación te describo en qué consiste el examen ginecológico, para que sepas qué esperar.

    Tu doctor te pedirá que te acuestes en una camilla (boca arriba) con tus rodillas dobladas y separadas de manera que pueda observar tus genitales. En la mayoría de los casos cuando el pacientes es una niña, sólo se requerirá observar los genitales para realizar un diagnostico.

    En ocasiones puede requerir tomar muestras con palillos especiales o la introducción de instrumentos en tu vagina (espejo vaginal) para visualizar el cérvix (la entrada hacia tu útero o matriz)

    Si ya tienes relaciones sexuales puede que introduzca uno o dos dedos en tu vagina para poder evaluar tus órganos femeninos por dentro.

    A pesar de todo lo que puedas conocer sobre este tema es común sentirte avergonzada. Nada más recuerda que a pesar de que sea una nueva experiencia para ti, es un procedimiento de rutina para tu doctor y su única preocupación es tu salud. Tu doctor entiende cómo te sientes, por ello será sensible y gentil; seguramente contestará cualquier pregunta que pudieras tener.

    La autora es especialista en Ginecología y Obstetricia.

    Modificado por última vez enDomingo, 23 Diciembre 2012 15:21
    volver arriba