Prevención y manejo de afecciones comunes del regreso a clases - SaludPanama.com

Membresía Gold de SaludPanama.com

Prevención y manejo de afecciones comunes del regreso a clases


A un mes de haber iniciado clases, ya son varios los niños que han llegado a sus casas con las narices constipadas, la garganta adolorida, con tos o estornudando o con dolor de estómago, así como con otros cuadros propios de afecciones que se hacen presentes de manera frecuente tras acudir al colegio.

De acuerdo con la médico especialista en pediatría Mireya Alvear de Moreno, el inicio del periodo escolar trae consigo cierto riesgo de enfermedades comunes para los niños, desde el preescolar hasta la primaria, que se asocian al contacto entre los mismos niños, las condiciones ambientales y del mismo entorno escolar.

Moreno explica que los problemas de salud más frecuentes cuando los niños entran a la escuela son las enfermedades respiratorias agudas y las infecciosas. Entre las enfermedades respiratorias agudas están el resfriado común, las rinitis estacionales y alérgicas y la faringitis, las cuales se caracterizan por la presencia de secreción nasal clara, congestión nasal, disfagia (en algunos casos), fiebre moderada y tos generalmente seca, que luego se vuelve productiva.

Respecto a las causas de estas afecciones respiratorias, la doctora señala que son virales, generalmente el rinovirus; sin embargo, pueden estar involucrados también otros virus.

“Los niños también pueden complicarse con sobreinfección bacteriana y evolucionar a otros cuadros más serios, como los de bronquitis y bronconeumonía”, dice.

Según comenta la pediatra, otro de los problemas de salud frecuentes en niños de edad escolar son los cuadros gastrointestinales, que se manifiestan por dolor abdominal, vómitos  y diarrea.

“Generalmente, en niños de preescolar es causado por una infección vírica que se transmite con facilidad de una persona a otra por contacto individual, sin mediación de alimentos ni bebidas. En niños más grandecitos, pueden ser producidos por una intoxicación secundaria a ingesta de bebidas y alimentos contaminados por bacterias, así como alergia a ciertos alimentos”, explica.

Por otro lado, entre las enfermedades infecciosas que se ven con mayor frecuencia entre los escolares está la varicela, que -según Moreno- aunque ha disminuido gracias a la vacunación desde edad temprana, aún se reportan casos en la población vulnerable no cubierta con la vacuna, dada la alta contagiosidad de la enfermedad.

Prevención
“Actualmente, la mayoría de las infecciones virales se previenen gracias a la vacunación, que actúa reforzando las defensas del niño. Su aplicación constituye la medida de prevención más efectiva contra algunas enfermedades como la varicela, la parotiditis y otras”, señala.

“La vacunación con influenza anualmente es una de las medidas de prevención recomendadas para evitar los cuadros de influenza que ocurren cada año. Para  prevenir el resfriado común y el resto de infecciones respiratorias, los padres deben tomar medidas higiénicas adecuadas e inculcar a sus hijos sobre las medidas de lavado de manos en casa y en la escuela, el uso de pañuelos cuando se estornuda o tose y la detección oportuna de síntomas y signos que puedan indicar una complicación”, agrega.

Para los cuadros de gastroenteritis, la pediatra comenta que la principal medida de prevención es el lavado de manos frecuente antes de comer, ingesta de alimentos de la casa preparados con higiene estricta y la ingesta de agua potable.

“En la escuela, el lavado de manos frecuente es indispensable cuando se utilizan los baños y cuando se van a ingerir alimentos. Si ocurriese un cuadro diarreico, acudir al médico oportunamente para el manejo de la hidratación y el diagnóstico etiológico, así como para el tratamiento”, precisa.

Signos de alerta
Ahora, ¿de qué debemos estar alerta?, ¿cuándo debemos recurrir al médico? Ante estas interrogante, Moreno comenta que respecto a los problemas respiratorios, los padres deben estar alerta a signos como la fiebre persistente, tos en accesos y dificultad respiratoria, que pueden sugerir que el cuadro de rinofaringitis se ha complicado con bronquitis o con una bronconeumonía y que la etiología sea bacteriana, lo cual amerita acudir al pediatra para la realización de exámenes de laboratorio y de gabinete, que permitan el diagnóstico oportuno de otras patologías asociadas y el manejo terapéutico adecuado.

En relación con los cuadros diarreicos, los signos de alerta serían la deshidratación, la disminución de la uresis, la  fiebre alta y persistente, las evacuaciones muy líquidas, frecuentes, fétidas y la aparición de sangre macroscópica, que amerita la atención médica inmediata para el manejo de la hidratación y el estudio y seguimiento del cuadro.

Desde casa
“Para contrarrestar estas afecciones desde casa, debemos tener un buen control de la salud en general de nuestros niños escolares, su cuadro de vacunas al día, brindarles una alimentación balanceada, incluir alimentos adecuados en la lonchera, bridar agua embotellada, hacer énfasis desde la casa del lavado frecuente de manos y si el niño está padeciendo un cuadro respiratorio, evitar enviarlo enfermo a la escuela, ya que otros niños se contagiarán”, explica la pediatra.

Sin embargo, Moreno recalca que se debe evitar la automedicación. En este sentido, enfatiza en la importancia de acudir ante un médicos, cuando se presentan cuadros respiratorios y gastrointestinales, para un tratamiento adecuado y evitar las complicaciones.

Tratamientos
Respecto a los tratamientos, según la especialista en el caso de las infecciones respiratorias agudas más frecuentes, el manejo es principalmente sintomático. Para la rinofaringitis, por ejemplo, el manejo de la fiebre con antitérmicos como acetaminofén; para la rinitis y congestión nasal, la limpieza de la mucosa con solución salina normal y el uso de antihistamínicos, según el grado de rinitis; para la tos expectorantes; todo ello recetado previamente por un médico.

En el caso de bronquitis aguda, que es ya una complicación, Moreno destaca el uso de broncodilatadores y corticoides inhalados, además del seguimiento médico debido a la importancia del cuadro. Y es que de presentarse dificultad respiratoria, el paciente deberá ser llevado de inmediato a un cuarto de urgencias para consulta médica, ya que se requerirá manejo probablemente hospitalario.

En cuanto a la gastroenteritis, la pediatra explica que es importante mantener el estado de hidratación y dar una dieta adecuada, así como restauradores de la flora intestinal.

“Si hay otros signos de alarma es importante apoyarse en la consulta médica para el diagnóstico y tratamiento adecuado”, enfatiza.

Modificado por última vez elMartes, 29 Marzo 2016 09:19
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Woundclot

Gracias por preferir a SaludPanama.com, Un Punto a Favor de Tu Salud! - Teléfono: +507 263-5287

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
como encontrar un doctor