Síndrome de Ovarios Poliquísticos - SaludPanama.com

Membresía Gold de SaludPanama.com

Síndrome de Ovarios Poliquísticos


El Síndrome de Ovarios Poliquísticos (PCOS, por sus siglas en inglés) afecta aproximadamente al 10% de las mujeres. No se conoce con exactitud su causa; sin embrago, se conoce que tiene un alto componente genético y que muy probablemente varios miembros de una misma familia presentan la enfermedad.

Las señales y signos más frecuentes son:
• Irregularidad en el ciclo menstrual, en el que las menstruaciones podrían ser abundantes o de muchos días. Pueden presentarse también sangrados a mitad del ciclo menstrual y en otras ocasiones, ausencia de la regla o amenorrea.
• Incapacidad de quedar embarazada o infertilidad. Es una de las consecuencias más relacionadas a la presencia del síndrome de ovarios poliquísticos.
• Presencia de una distribución masculina del vello, así como engrosamiento y oscurecimiento del vello. Bigote, vello en el ombligo y en los pezones de las mamas, por ejemplo.
• Obesidad, específicamente central (barriga y cadera).
• Aparición de acné, piel grasosa y de un oscurecimiento de la piel en ciertas áreas de pliegues conocida como Acantosis nigricans.
• Observación de múltiples folículos en los ovarios, que pueden ser pequeños o de mediano tamaños, en momentos del ciclo menstrual durante el cual no deberían observase.

Estas características pueden o no presentarse en las mujeres con síndrome de ovarios poliquísticos y con mucha frecuencia se diagnóstica porque acuden por sangrados menstruales disfuncionales o infertilidad.

El síndrome de ovarios poliquísticos se caracteriza también por el aumento de la resistencia a la insulina, hormona encargada del metabolismo y utilización de la azúcar por parte de todas las células del cuerpo, lo que provoca un aumento en la producción y liberación de la insulina, que lleva a aumento del apetito y obesidad, que sin control y a largo plazo podría desencadenar en diabetes mellitus, enfermedad cardiovascular, síndrome metabólico, hiperplasia endometrial y de no tratarse, hasta un cáncer de endometrio.

En esta patología también se produce un aumento anormal de hormonas androgénicas, que provocan anovulación, proceso por el cual un óvulo no logra salir del folículo ovárico para poder quedar embarazada y complementarse con un espermatozoide, llevándonos a infertilidad o que se presente con alteraciones del ciclo menstrua, que ya explicamos anteriormente. Este aumento de los andrógenos es el responsable del acné, la piel grasa y del crecimiento del vello grueso con la distribución masculina, conocido como hirsutismo.

Diagnóstico y tratamiento
El diagnóstico y tratamiento adecuado de esta enfermedad previene el desarrollo de ciertas complicaciones metabólicas, de peso, aspecto físico, sangrado uterino anormal y dificultad para embarazarse. El diagnóstico se realiza mediante la historia clínica, el ultrasonido y pruebas de laboratorios. No existe una definición exclusiva para definir el síndrome de ovarios poliquísticos, pero en general se dice que una mujer debe presentar al menos dos de las siguientes características: niveles de andrógenos elevados, ciclos menstruales irregulares o amenorrea; y presencia de ovarios poliquísticos.

El tratamiento debe adaptarse a cada paciente, de acuerdo a los síntomas clínicos, las complicaciones médicas y a su deseo de fertilidad. El uso de anticonceptivos combinados con estrógenos y progestinas promueve el ciclo menstrual adecuado, disminuyendo la probabilidad de alteraciones endometriales, disminuyendo los efectos del hiperandrogenismo como el acné y el hirsutismo.

Adicionalmente, se debe estimular la disminución de peso para evitar complicaciones como diabetes o aumento del colesterol, hasta poder aumentar la capacidad de quedar embarazada. Por otro lado, se conoce que el uso de medicamentos como la metformina ayuda a disminuir los efectos de la resistencia a la insulina, evitando las complicaciones metabólicas y cardiovasculares relacionadas.

Existe además un tratamiento quirúrgico denominado drilling del ovario vía laparoscópica, que puede disminuir el efecto de los quistes ováricos.

Con el tratamiento adecuado es posible disminuir los síntomas y complicaciones de este síndrome. Asimismo, es importante tomar medidas a largo plazo para tener un buen estado de salud en el futuro, como cuidar la alimentación, hacer ejercicio físico y mantener un estilo de vida saludable.

Por Dr. Jorge Ng Chinkee – Gineco-obstetra y Cirujano de Piso Pélvico

Modificado por última vez elLunes, 12 Diciembre 2016 22:09
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Woundclot

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes