fbpx

7 motivos por los cuales no usar andadera

Son bonitas, divertidas y cómodas, al menos para los padres. Sin embargo, decenas de organizaciones y profesionales de la pediatría afirman que la andadera es la primera causa de accidentes graves en niños que aún no caminan.

Resumidamente, las razones son porque retrasa la marcha al impedir que los músculos venzan la gravedad y porque favorece el caminar en puntillas, lo cual impide el adecuado desarrollo de la motricidad fina y además de hacer menos frecuente que sean los padres quienes jueguen con los niños y participen de su desarrollo.

“Como profesionales no recomendamos las andaderas para los bebés, porque se ha demostrado por diversos estudios que quienes las usan tardan más en caminar y lograr sus actividades motrices, además de ser más propensos a sufrir accidentes al caer de las escaleras o tropezar”, comenta la médico pediatra panameña Mireya Alvear de Moreno.

“Por otro lado, las andaderas pueden deformar los huesos de las piernas y los pies de los bebés si se usan por largos periodos de tiempo”, agrega.

“El piso seguro es el mejor lugar para el desarrollo de los bebés de tres meses de edad en adelante”, asegura.

Te dejamos a continuación, 7 motivos por los cuales no usar andadera:

1. Al tener poco control de su movilidad y desplazamiento, el bebé tiene riesgos de caer en una piscina.
2. Al tener poco control de su movilidad y desplazamiento, corre riesgos de quemaduras o intoxicaciones.
3. Al tener poco control de su movilidad y desplazamiento, corre riesgos de fracturas debido a caídas.
4. No ayuda al desarrollo del equilibrio.
5. Favorece el andar usando las puntas de los pies.
6. No ofrece libertad de movimiento a todo el cuerpo.
7. Los movimiento que promueve son diferentes a los de la marca o caminar natural.