Alicia Luaces: “Frente al cáncer todos somos iguales”


Desde hace 23 años, Alicia Luaces ha tenido que enfrentarse al cáncer y de qué manera. Todo comenzó el 13 de octubre de 1992, cuando a los 48 años de edad se realizó su primera mamografía. Tan sólo 13 días después, esta reconocida y querida panameña, en las instalaciones de la Caja de Seguro Social, sería sometida a una mastectomía radical de la mama izquierda.

Alicia nos recibió una mañana en su acogedor hogar para contarnos un poco de su vida alrededor de la lucha contra el cáncer y cómo hoy, siendo aún paciente de esta enfermedad, no sólo la enfrenta sino que trabaja a diario sirviendo al prójimo, compartiendo sus experiencias, peleando con quienes deba hacerlo para hacer valer sus derechos y el de sus iguales a una mejor atención y para, según sus propias palabras, devolverle a Dios las oportunidades de vivir que le ha dado.

Desde 1992, Alicia es entonces paciente del Instituto Oncológico Nacional, en donde recibió quimioterapia, radioterapia, hormonoterapia y controles. En noviembre de 2003, en estas mismas instalaciones, le extirparon un tumor en el pulmón derecho (que no llegó a ser cáncer) y en enero de 2014, comenzó nuevamente quimioterapia tras haberle detectado cáncer de intestino grueso.

Quizá lo que ha vivido era pronosticable. En 1980 fue operada de quistes de grasa benignos en el seno, que 12 años después le extirparan y además fue fumadora por 36 años consecutivos. “Merezco todo los cánceres”, nos dijo, aunque con una sonrisa sarcástica en el rostro.  

“El cáncer me ha hecho ser menos soberbia, tener los pies en la tierra y darle su justo valor a las cosas. Cero consumismo, más compromiso con mis hijos, mi familia directa y extendida, incluyendo las personas que conviven conmigo ayudando en los quehaceres domésticos en mi casa y en todos lados. Frente al cáncer todos somos iguales, por ello hoy trato de influir en que la equidad se afiance en Panamá, involucrándome al cien por ciento en  la política de salud, aprovechando la capacidad de interacción que Dios me regaló y me abuela afianzó, aunque algunas veces parezca  irrespetuosa e irreverente. El cáncer me ha hecho mejor persona y por ello estoy al servicio de la humanidad”, expresó.

Dice que su hermana, quien falleció de cáncer en 1994, le enseño que hay dos modos de ver el cáncer: estar muriendo de cáncer o estar viviendo con cáncer. Dos situaciones totalmente diferentes. Bajo esta prerrogativa, Alicia ve el cáncer con una enfermedad crónica, que con los medicamentos y tratamientos a tiempo, de calidad, seguridad, eficacia, continuidad y aplicados con calidez, puede enfrentarse, permitiéndole al paciente vivir con cáncer. Ella es un ejemplo vivo de precisamente esto.

“Una vez entendí esto, decidí hacerle entender al resto del mundo que no tengo miedo a morir de cáncer ni de nada. La vida es un regalo y hay que vivirla a plenitud y estar preparado para partir cuando sea el momento. Esto no significa no seguir las instrucciones de los médicos. Es aceptar el cáncer y vivir con él”, manifestó.

Desde Asonapaq
La Asociación Nacional de Pacientes de Quimioterapia (Asonapaq) nace en 1989, tiempo de gobierno militar y cuando no habían los químicos para las terapias. En ese momento, los pacientes del Instituto Oncológico Nacional - ubicado para entonces en la Ave. Justo Arosemena-, liderados por Juan Bautista Pérez, un paciente de leucemia en estado terminal, de 23 años de edad, campesino de tercer grado de escolaridad pero líder nato; y apoyados por sus médicos y enfermeras, sacan la personería jurídica de esta organización.

Cuenta la historia que Bautista se acercó al General Marco Antonio Noriega y golpeando su escritorio dijo: “nos manda los químicos o los ataúdes. Así comenzó la labor de Asonapaq, una organización que desde hace 26 años es el ente vigilante de que los pacientes de cáncer tratados por las instituciones públicas tengan calidad, seguridad, eficacia, calidez y continuidad en todos los pasos a seguir en el marco de su tratamiento.Resumir su vida, relacionada con la lucha contra el cáncer no es fácil, y dos páginas de nuestra revista o un espacio en nuestra web son insuficientes. Sin embargo, preferimos apostar porque su vida sea lo suficientemente larga para llenar no sólo páginas o minutos en radio y televisión, sino espacios de sabiduría, reconciliación, exhortación y acompañamiento. Que sea lo suficientemente larga, para seguir siendo un influenciador en la vida de miles de personas que tienen la suerte de tenerla cerca.

Hoy, Alicia es la presidenta de Asonapaq, pero su labor la desempeña lejos de un escritorio. Junto a un gran equipo, se mantiene en contacto continuo con los pacientes para saber de primera mano si les falta algún medicamento para sus tratamientos y le da seguimiento a las necesidades de medicamentos intrahospitalarios desde la Dirección y Sub Dirección General del Instituto Oncológico Nacional (ION) y el Ministerio de Salud, en donde participa siempre con el objetivo de ayudar a resolver las carencias.

Adicionalmente, apoyan al ION en la gestión de charlas informativas y motivadoras, dictadas por diferentes profesionales a aproximadamente 1,200 personas diarias, entre pacientes y acompañantes, que llenan a diario las salas de espera de esta institución de atención médica.

Alicia nos cuenta también que más recientemente, debido al impacto que ha tenido la economía en la clase de escasos recursos del país, han tenido que incursionar en acciones dirigidas a recaudar fondos o donaciones, que les permita apoyar a estos pacientes y familiares con pañales desechables, leches fortalecidas y otros tipos de ayuda material. Dentro de estas acciones, desde hace cuatro años -con la ayuda de la Fundación Despega de COPA y de otras aportaciones- Asonapaq mantiene un programa de suministro mensual de pases alimenticios por B/.80.00, redimibles en los supermercados a nivel nacional, y B/.10.00 en efectivo para el traslado de sus compras, con el cual ayudan a 50 pacientes a tener algo para comer en su casa cuando salen de las quimioterapias.

Por otra parte, el pasado 7 de septiembre, el presidente de la República de Panamá, Juan Carlos Varela, anunció la mudanza del Instituto Oncológico Nacional (ION) a la Ciudad Hospitalaria de Panamá, en un plazo de dos años. El traslado tiene como objetivo brindar de mejor manera y a más pacientes los servicios de oncología que ofrece esta institución. La nueva sede del ION contará con 100 camas adicionales, que sumadas a las ya existentes, brindarían capacidad de hospitalización a 250 pacientes. Las acciones realizadas previamente para alcanzar este logro contaron también con la participación activa de Alicia.

“Actualmente, el ION tiene expedientes activos de re consulta por el orden de 15,000 pacientes. En 2014 se registraron 3,236 nuevos casos, 587 decesos en el ION, más los que fallecieron en su casa o en otros hospitales, lo que nos aumenta anualmente un aproximado de 2,500 pacientes adicionales que se suman a los 40,000 expedientes de sobrevivientes que se controlan en el ION y en otras entidades. Todos esos pacientes y sus parientes nos tienen a la orden y se benefician de nuestro calor humano, la docencia que se imparte, los apoyos económicos, pero lo principal de la vigilancia diaria de la calidad de atención que brinda Asonapaq”, señaló.

A su juicio, Panamá tiene las condiciones para luchar contra el cáncer. “Primero porque solo somos 3.8 millones de habitantes, el PIB es alto, la instrucción de los médicos y del personal de salud es excelente y porque se brindan los mismos tratamientos en las instituciones de salud privada y pública”.

No obstante, considera que hace falta mayor continuidad en las políticas de salud del Estado, implementar mejores sistemas de compra, con menos burocracia y politiquería; mejorar las condiciones del servidor de salud público, para que no migre hacia la atención privada; y pelear porque el panameño sea mas responsable con su salud.

Resumir su vida, relacionada con la lucha contra el cáncer no es fácil, y dos páginas de nuestra revista o un espacio en nuestra web son insuficientes. Sin embargo, preferimos apostar porque su vida sea lo suficientemente larga para llenar no sólo páginas o minutos en radio y televisión, sino espacios de sabiduría, reconciliación, exhortación y acompañamiento. Que sea lo suficientemente larga, para seguir siendo un influenciador en la vida de miles de personas que tienen la suerte de tenerla cerca.

Modificado por última vez elLunes, 19 Octubre 2015 10:35
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!