Menu
Terreno en boquete

Amigdalitis y Adenoiditis Crónicas

Amigdalitis y Adenoiditis Crónicas

La amigdalitis y adenoiditis son dos infecciones crónicas muy comunes en niños mayores de dos años de edad, que en caso de no ser tratadas pueden traer como consecuencia retardo en el desarrollo de lenguaje y crecimiento.

En esta ocasión, desde su consultorio el otorrinolaringólogo German Conte nos habla sobre las causas, síntomas y opciones de tratamiento de estas afecciones.

"La amigdalitis y adenoiditis crónicas no es más que la infección tanto del tejido adenoideo como del tejido amigdalino. En el caso de la infección crónica de amígdalas, esta se da por infección a repetición de las amígdalas palatinas; mientras que en el caso de la adenoiditis crónica se da por una infección crónica de las glándulas", explica.

Las amígdalas y las adenoides son tejidos linfáticos encargados de captar bacterias y virus, y de crear inmunidad. Sin embargo, cuando no logran cumplir con su función, puede ocurrir: aumenten de tamaño o se infecten de forma crónica.

En el caso de un aumento del tamaño de las adenoides, el síntoma principal será una obstrucción de las vía aéreas, ronquido nocturno y respiración oral. En la hipertrofia de amígdalas es síntoma principal también es el ronquido.

"La amigdalitis y adenoiditis son dos infecciones crónicas es una enfermedad más frecuente en niños. Puede aparecer usualmente a partir de los dos años de edad, pero pudiéndose manifestar a cualquier edad", señala.

Complicaciones
Las complicaciones de una infección crónica de adenoides o hipertrofia de adenoides, se manifestará a nivel del oído. Según Conte, el paciente pudiera tener líquido a nivel del oído medio, que en niños pequeños puede producir un retardo en el desarrollo del lenguaje.

Si lo que el paciente presenta es un aumento del tamaño de las amígdalas, esto puede producir en pacientes pequeños, una disminución en la ingesta, debido a que siente que los sólidos no les pasan y por ello solo comen cosas líquidas. En este caso, el otorrinolaringólogo señala que puede haber un retardo en el crecimiento y disminución en la ganancia de estatura.

"Si la obstrucción es muy significativa, por el aumento del tamaño de las amígdalas o de las adenoides, puede haber una apnea obstructiva del sueño. En la cual el paciente presentará una hipoxigenación cerebral", dice. 

Diagnóstico y tratamiento
Según Conte, el diagnóstico es principalmente clínico, mediante la historia clínica del paciente; así como mediante la realización de exámenes imagenológicos. En el caso de la hipertrofia de adenoides, se necesitará una radiografía lateral de cráneo; mientras que si lo que se desea es descartar una adenoiditis, se ordenará realizar una endoscopia nasal, la cual permitirá observar la presencia de una secreción blanquecina o amarillenta sobre toda las adenoides.

El manejo depende de si es un cuadro agudo o cuadro crónico. En todos los cuadros crónicos, el manejo es principalmente a base de antibióticos; mientras que si hay presencia de una adenoide que obstruya más del 60% de la nasofaringe, el manejo es quirúrgico.

"Debemos acudir al especialista ante: infecciones amigdalinas a repetición, ronquido nocturno, sinusitis a repetición, otitis media aguda a repetición, retardo en el desarrollo del lenguaje o retardo en el aumento de estatura, asociado al aumento de las amígdalas", precisa.

Modificado por última vez elViernes, 23 Diciembre 2016 00:12
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Artículos relacionados

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!