¿Aspirante a la Presidencia en 2019, sin planes en turismo médico y de salud? ¿En serio?


Interesante introducción al Turismo Médico por Luis Santamaría | Producido por SimpleySencillo.com

Por Luis Santamaría

El Turismo de Salud es una de las actividades más dignas, honorables y altruistas, además de lucrativas, que un territorio puede incluir en su cartera de servicios. Si bien viajar por voluntad propia fue connotado desde los inicios del viaje comercial, como un estilo de vida de lujo y exceso, llegando incluso a identificar a los viajeros frecuentes como el "Jet Set", hoy día sabemos que la meta de viajar, para la mayoría de las personas, es influenciada en gran medida por el aspecto salud. Cuando viajamos para salir de la rutina o para liberarnos del estrés de la vida diaria, cuando viajamos para pasar tiempo de calidad con nuestras familias o cuando lo hacemos porque sencillamente necesitamos nutrir nuestra mente con nuevas culturas, colores, sabores y experiencias; de hecho estamos viajando por salud.

De esta manera, prácticamente todo viaje de placer es un viaje de salud; sin embargo, la mayoría de los destinos han pasado por alto lo que esta sencilla declaración significa, como oportunidad comercial. Recibimos a nuestros visitantes con instalaciones hoteleras tradicionales, que ofrecen confort, seguridad, muchas veces lujo, pero dejamos de lado o relegamos a un nivel de inversión muy bajo, la oportunidad de brindar servicios saludables a esos mismos visitantes.

Y, ¿vale la pena una planificación de nivel nacional?
Hablamos de una oportunidad comercial, una potencialmente muy lucrativa, y es de esperarse que la misma requiera inversión. El cielo es el límite. Desde el hotel que incluye una sala de masajes en el edificio y opciones saludables en el menú, hasta el inversionista que descubre un manantial termal y construye todo un resort alrededor del mismo. Cada pequeña acción que se tome para incrementar la experiencia saludable de los viajeros, contribuye a la formación de un destino en el panorama mundial del Turismo de Salud.

En la otra cara de la moneda, el Turismo Médico invita a los pacientes a considerar destinos debido a los servicios clínicos que pueden ofrecer. En lugar de agregar características "Saludables" a la industria turística tradicional, como en la mayoría del Turismo de Salud, en el Turismo Médico se agregan características de confort, seguridad y experiencias al proceso de encontrar, consultar y aprovechar un servicio médico, hospitalario o terapéutico. De esta forma, un hospital puede añadir un servicio de "Concierge", uno de reserva y administración de viajes, hospedajes para familiares del paciente, manejo del estrés, nutrición, entre otros; que estimule el consumo de sus servicios por parte de pacientes que no provengan del territorio al cual habitualmente sirven, convirtiendo a los proveedores de salud, en empresas de carácter regional e incluso global.

Cuando ambas características se combinan, el resultado tiende a ser de mucha mayor calidad para todos y la sinergia que puede proyectarse de una interacción entre los sectores salud y turismo afecta de manera positiva a todo su mercado local.

La mejor parte es que estos atractivos explotables ya están allí. Panamá, con cientos de kilómetros de playas en ambos océanos, zonas montañosas como Volcán, Boquete, El Valle de Antón, entre otras, es un cofre del tesoro para el turismo de salud; y con alrededor de mil millones de dólares de valor en la industria hospitalaria privada, ya construídos y atendiendo pacientes, obtener beneficios del Turismo Médico es cuestión de decidir que ha llegado la hora de abrir la puerta a quienes la toquen, porque la necesitan.

¿Quién crea estos mercados?
El Turismo de Salud y el Turismo Médico, desarrollables respectivamente desde el Mercado Turismo Tradicional y el Sector Clínico y Hospitalario, bien establecidos, desarrollados y regulados en conjunto por el estado y la empresa privada, en su conjunto tienen el potencial de incrementar en pequeños a medianos porcentajes los volúmenes de viajeros que un destino recibe; sin embargo, este incremento en viajeros se traduce en la posibilidad de multiplicar las divisas obtenidas de las visitas.

Los Turistas de Salud viajan con la finalidad de obtener eso, Salud, y comprenden que la inversión en verse y sentirse mejor tiene un valor superior a aquella que se realiza sólo por obtener entretenimiento y distracción.

Considere un viaje tradicional, incluyendo transportes locales, hospedaje en una buena habitación de hotel, comidas y bebidas, experiencias como visitas a sitios de interés, compras, entre otras, y calcule el valor de cada turista. Ahora, agregue a esto el consumo de una dieta específica para el tiempo de su estadía, incluyendo la asesoría profesional y a medida de especialistas en nutrición y fitnes. ¿Y por qué detenernos allí? Yoga, terapias de relajación, spa, talasoterapia, desintoxicación o "Detox", y servicios médicos de alta necesidad y rápido consumo como los de atención dental, diagnóstico especializado, laboratorios, evaluaciones completas de salud; en fin, todo el abanico de posibilidades saludables disponibles para la población local, puestas a las órdenes de los mismos visitantes. ¿A cuánto subió su cálculo de ingresos por visitante? ¿El doble, el triple? Mientras nuestros turistas sean humanos, la oferta de servicios de salud debería ser tan frecuente como la de una "Margarita".

"Entonces, ¿Toca incentivar, invertir, regular?
La explotación del Turismo de Salud y el Turismo Médico en nuestro país, por mucho que se aplique en áreas del ser humano que son parte de nosotros desde el inicio de los tiempos, son una nueva ciencia y sus procesos y ejecución también lo son. No podemos esperar que la industria de la operación de turismo las comprenda o acepte sólo porque los números tienen sentido. La resistencia al cambio ha probado ser un gran enemigo de estas novedosas áreas de inversión.

Para un Tour Operador, el sólo pensar en agregar Turismo Médico y Turismo de Salud a su cartera, resulta escandaloso. Sobre todo porque no pueden venderse, ni se puede lucrar con ellos, de la misma manera como se venden y explotan el resto de los servicios turísticos. Son un nuevo tipo de negocio, de hecho uno bastante disruptivo, y probablemente el catalizador de una nueva clase de operador de visitantes internacionales, menos "Turístico" y más "Saludable".

Esto puede sonar cataclísmico para la industria del Turismo y tal vez lo sea. Así como Uber sorprendió a los conductores de taxis, o Amazon a las librerías, los operadores de viajeros de salud podrían ser la siguiente ola disruptiva en nuestro mercado. Un híbrido que vende los mismos servicios, pero con un modelo de negocios que permite flexibilidades y formas que cambian tan radicalmente los precios, que es imposible competir contra ellos. El operador de Turismo de Salud cambiará para siempre la industria del Turismo y lo más probable es que no se le vea venir hasta que no esté allí, como en todos los casos mencionados de disrupción. Así funciona nuestro mundo actual y quienes no puedan adaptarse a esa regla universal, tendrán que encontrar otra cosa que hacer.

Pero esto es bueno. Refrescar nuestra economía con nuevas formas de hacer negocios, con innovación y emprendimiento consciente y sostenible, que nos ponga en igualdad de condiciones con naciones más grandes y más desarrolladas, es el sueño de todos los habitantes de cualquier territorio en crecimiento. "Superarnos a nosotros mismos" no es una metáfora y si no vemos la oportunidad de, literalmente, avanzar de tal suerte que nuestro viejo "yo" quede rezagado en la pista, difícilmente podremos salir adelante en la competencia de mercados turísticos en la escala global.

Por lo tanto, aquellos territorios en los que el estado tenga como política el aprovechamiento de los recursos naturales para su explotación sostenible como Turismo de Salud, y las inversiones privadas locales como clínicas, hospitales, centros de cirugía ambulatoria y en general el sector médico y hospitalario, para la venta de servicios de Turismo Médico, gozarán de nuevas oportunidades comerciales.

Entonces, ¿ya cuenta Usted con la explotación e incentivo del Turismo de Salud y el Turismo Médico en su plan de gobierno? Si su respuesta es negativa, le invito a considerarlo. Hágalo por salud.

Modificado por última vez elMartes, 26 Marzo 2019 09:42
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!