Menu
Slider

horizontal banner simple y sencillo 1

Patricia Figuera

Patricia Figuera

Licenciada en Comunicación Social, con experiencia de catorce años en Periodismo y Comunicaciones Corporativas. Periodista especializada en Salud, Deportes y Economía. Periodista corporativo, con énfasis en Comunicación Externa, Interna y Responsabilidad Social Corporativa. Profesional con alto nivel de redacción, capacidad de análisis y jerarquización informativa, creatividad y planificación estratégica. Asesora de Comunicaciones Corporativas.
 
Venezolana, madre, ex atleta de alta competencia (integrante de la Selección Nacional de Natación de Venezuela), amante de la lectura y fan número uno de sus hijos.
Web URL::

Educación Sexual: ¿Una necesidad urgente en Panamá?

De enero a noviembre de 2017, 9,086 adolescentes resultaron embarazadas en Panamá, según cifras del Ministerio de Salud (MINSA), cifra que equivale a aproximadamente 27.5 casos diarios y que para muchos especialistas es considerada alarmante si se toma en cuenta que el número total de mujeres embarazadas en todo el país, de todos los rango de edad, durante el mismo periodo es de 30,091.

Por otro lado, el MINSA y otros organismos de Panamá como la Asociación Panameña para el Planeamiento de la Familia (APLAFA) y Probidsida, aseguran que Panamá se encuentra en el TOP 5 de los países con más casos de VIH y es actualmente el segundo de todo el mundo con mayor tasa de crecimiento por infección, enfermedad que afecta a una importante población juvenil. Asimismo, en 2017 se registró un alarmante rebrote de los casos de sífilis en el país.

Pasan los años y las cifras sigue siendo alarmantes. Hoy, organismos regentes de la salud nacional e internacional, organizaciones sin fines de lucro, médicos, educadores, padres de familia, sociedad civil y los poderes legislativo y ejecutivo debaten sobre si estos escenarios se deben a la falta de educación sexual y sobre cómo debe impartirse esta, si fuese necesario.

Desde 2008 se trata de impulsar la inclusión de la Educación Sexual en el pensum académico, entre las que está el Proyecto de Ley 61 y la creación de guías de educación sexual dirigidas principalmente a los maestros y profesores, para que estos conozcan y sepan cómo ofrecer educación sexual en los planteles educativos de la manera más correcta. Sin embargo, la propuesta y las guías no ha pasado los filtros suficientes para que hoy, después de tantos años su aplicación esté contemplada.

Los obstáculos son diversos, como diversos los grupos y las razones que se esgrimen para que estas guías hoy no estén siendo utilizadas. La propuesta se ha paseado por la Asamblea Nacional como si de un baile se tratara: un paso para adelante, dos para atrás. No logró pasar la primera discusión y hoy, después de casi un año y a tan sólo unos días de iniciarse un nuevo periodo de sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional, aún se encuentra en manos de una comisión de consultas, que llamaría a un nuevo debate, aún sin concretarse.

Asimismo, cientos de personas, unidas en organizaciones o no, han alzado su voces a través de redes sociales, medios de comunicación y manifestaciones públicas en contra de que se imparta educación sexual en las escuelas, incluyendo en algunos casos a los mismos maestros.

Esta situación no es nueva. En el periodo presidencial de Ricardo Martinelli, desde el mismo Ministerio de Educación surgió la idea más bien de crear cuartos de lactancia en los colegios, con la intención de impulsar la permanencia en las escuelas de esta población. Para entonces, y aún, no es raro ver en las vidrieras de algunos almacenes como se ofrecen para venta uniformes escolares para embarazadas adolescentes.

Impartir educación sexual es motivo de juicio. A inicios de año, una profesora de un reconocido colegio público de la ciudad, fue grabada por uno de sus alumnos cuando explicaba como tener sexo seguro. La profesora fue suspendida por su acción, que estaba dirigida a alumnos del décimo grado. Irónicamente, en dicho colegio dos niñas, estudiantes del año anterior, el noveno grado, ya estaban embarazadas.

No obstante, contrario a lo que pudiera pensarse, el tabú para hablar de sexo seguro como materia educativa parece que sólo existe para la educación pública. Varios son los expertos que confirmaron a SaludPanama.com haber sido llamados por colegios privados, incluso religiosos, para ofrecer educación sexual; así como ex alumnos de privados de haberla recibido.

Existen otros grupos de personas que rechazan las mencionadas guías, por considerar que las mismas pueden representar un impulso que lleve a sus hijos a “convertirse” en personas homosexuales o transgénero.

Embarazos adolescentes y nacimientos vivos
Según los parámetros de la Organización Mundial de Salud (OMS), se considera embarazo adolescente al que ocurre entre los 10 y 19 años de edad. El documento del Minsa revela la cifra de embarazadas adolescentes en los once primeros meses de 2017 equivale al 30,2% del total de embarazos; que por cierto sólo representa a las que ingresan a un programa de control prenatal, dejando ver que la realidad puede ser mayor.

Los datos dan cuenta de que la provincia de Panamá es la que registra la mayor cantidad de embarazos, con 13,261, de los cuales 3,883 son embarazos adolescentes. Cabe destacar que en Panamá también se concentra el 50.3% de la población total del país.

Por región, en Panamá Metro se concentra la mayor cantidad de embarazadas adolescentes con 1,139, seguido de Panamá Oeste con 847 y Panamá Este con 446; mientras que por provincia, Chiriquí ocupa la segunda posición en número de adolescentes embarazadas con 1,106. Le siguen las provincias de Bocas del Toro (748), Coclé (523), Colón (325), Darién (303), Herrera (275) y Los Santos (94). En la comarca Ngäbe Buglé, se registraron 1,133 adolescentes embarazadas y en Guna Yala, 215.

Por otro lado, datos de la Contraloría General de la República para 2016 revelan que el 18.7% de 75,184 nacimientos vivos era de madres menores de 20 años de edad. Esto equivale a unos 14,059 nacimientos vivos de embarazas menores de 20 años.

Al dividir el 18.7% de los embarazos vivos por edades, se tiene que el 0.7% fue en adolescentes menores de 14 años y el resto (18.0%) ocurrió entre adolescentes de 15 y 19 años.

En otro informe elaborado el año pasado, la Contraloría señala que 253 niñas menores de 14 años vivían en pareja y tuvieron un bebé, mientras que otras 252, de la misma edad, tuvieron un bebé, pero no vivían en pareja. El documento también revela también que 9,815 jóvenes entre 15 y 19 años de edad habían tenido hijo viviendo en pareja y 3,478 de ese mismo rango de edad eran madres solteras.

Según el ginecólogo Konstantinos Tserotas, una vez que la niña se desarrolla (tiene su primera menstruación), tiene capacidad reproductiva, lo cual sucedía alrededor de los 17 años de edad en los 1900's (en los países escandinavos) y que con el paso de los años ha bajado hasta llegar a suceder hoy día entre los 8 y 13 años. tiempos.

El médico señala además que mientras más joven es la niña, mayores posibilidades de complicaciones puede haber durante el embarazo y el parto, tanto para la madre como para el bebé; sin dejar de lado el impacto social que esto tiene. “Un embarazo adolescente es sentenciar a esa niña al círculo de pobreza y al bebé a tener una madre, que es una niña todavía”.

Jóvenes no le temen al VIH–Sida. Cifras siguen en aumento
1,587 nuevos casos de VIH-Sida se reportaron en Panamá durante el 2016, de acuerdo con cifras presentadas el pasado 1 de diciembre por el Ministerio de Salud. De este total, 1,140 de los casos corresponden a hombres, mientras que 447 a mujeres. Las estadísticas también señalan que la mayoría de los casos corresponden a personas jóvenes, con edades comprendidas entre 15 y 24 años.

Cabe destacar que esta cifra es mayor a la registrada en 2014, que fue de 736 casos y que es superior al promedio anual de casos que se detectan anualmente, que es de aproximadamente 1,400, la mayoría en estados graves de la enfermedad, indicada por el Viceministro de Salud, Eric Ulloa. Asimismo, cifras que maneja el regente de la salud de nuestro país, actualmente en Panamá hay 16 mil 653 personas que viven con VIH-Sida.

“Pese a los esfuerzos del sector salud para contener la aparición de nuevos casos de infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (Sida), en Panamá las personas le han perdido el temor a la enfermedad y no se protegen”, expresó Ulloa.

“Cuando se detectaron los primeros casos de VIH en Panamá, en la década de 1980, la población se asustó y se tomaron las precauciones. Sin embargo, con el paso del tiempo, principalmente los jóvenes le han perdido el miedo, porque piensan que a ellos nunca les pasará”, agrega.

Por otro lado, el informe Prevención de la Infección VIH, del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH-Sida (Onusida), presentado recientemente, indica que los sistemas de prevención para enfrentar el VIH en América Latina y el Caribe se encuentran “estancados”, por lo que sugieren ofrecer “un abanico de métodos de prevención”, que incluyen desde la distribución de preservativos y lubricantes hasta realizar test fuera de los centros de salud.

Las barreras que impiden el acceso
A juicio del psicólogo clínico y especialista en identidad de género Alejandro Cantón, el proyecto de las guías no tiene nada reprobable. “Desgraciadamente, el problema es de lucha de poder de los grupos religiosos en el país y dejamos de lado el impacto que un embarazo, por ejemplo, puede tener sobre un adolescente. Los jóvenes podrán tener los recursos fisiológicos para la paternidad, pero no los psicológicos. La educación es necesaria y no sólo la sexual, pero considerando el escenario, la última es urgente”.

Por otro lado, “una persona transgénero es la persona que no tiene una congruencia entre su sexo biológico y su identificación con el mismo. Se siente atrapada en el cuerpo del sexo opuesto”, explica el especialista, quien añade que se trata de una situación en la que está involucrado lo psicológico y lo genético.

“Es una combinación de factores. Psicológicamente, la persona sufre mucho porque siente que la naturaleza le hizo una mala jugada. Si bien no hay nada genético comprobado, hasta ahora, sí es importante recordar que el aspecto fisiológico es importante. La persona rechaza sus genitales, especialmente. Esto no se enseña, no se aprende. Como las personas tampoco entienden esto, les es más fácil objetar”, indica.

Respecto a cómo maneja la sexualidad una persona, si es heterosexual u homosexual, el psicólogo clínico explica que realmente es muy variado y que depende de muchos factores. Cuenta que lo que sí es cierto es que el cuerpo determinará el deseo, pero la mente decidirá cómo satisfacerlo; más nunca será una condición enseñada.

De acuerdo con el ginecólogo Konstantinos Tserotas, el principal obstáculo para la aprobación de las guías de educación sexual es la falta de educación y consciencia de todas las personas que la adversan. “Aquí no interesa tu religión. El Estado tiene la obligación de proveer la educación necesaria a todos los ciudadanos, sin importa sus credos y los padres deben pensar en sus hijos antes de tomar decisiones por ellos, que los llevan a la ignorancia y círculo de pobreza”.

Tserotas afirma que al no haber educación sexual, serán cada vez más jóvenes las adolescentes que resulten embarazas, así como los jóvenes – hombres y mujeres- que resulten con algún tipo de infección de transmisión sexual, ya que incursionan a edades más tempranas, dejando de lado las buenas y adecuadas conductas sexuales.

“La curiosidad, el acceso a información de mala calidad, la pérdida de los valores, las condiciones familiares y la falta de educación sexual son claves en los escenarios que hoy vemos”, dice.

Los atavismos religiosos son a juicio de Rossana Uribe, presidenta de la Asociación Panameña para la Planificación Familiar (APLAFA), el principal obstáculo. “La idea de que se impartan clases en las que se incluya la identidad de género, que no es igual a ‘ideología de género’, un término inventado que no tiene ningún fundamento; y hablar de sexo con apertura, tiene a los padres paralizados. Soy de la opinión que los lineamientos de religión deben ser impartidos en casa y en las iglesias, a juicio de cada familia, mientras que los conocimientos científicos deben ser impartidos en las aulas de clases, principalmente en los colegios públicos, que deberían ser laicos. Los colegios privados tienen sus propios lineamientos y a pesar de ello, muchos ofrecen algo de este tipo de educación”.

Uribe no sólo responsabiliza a las iglesias y a los grupos ultra conservadores, quienes juegan un papel predominante ya que tienen el poder de mover masas; sino también a la desinformación. “La mayoría de las personas que se oponen ferozmente a la educación sexual no han leído ni siquiera los menos de 20 puntos del proyecto de Ley 61 y menos aún, las más de 200 páginas de las guías. Sólo se guían por lo que escucharon y lo que les dijeron. Es difícil luchar contra eso, porque vuela como pólvora”.

¿Una necesidad?, ¿Urgente?
“1 de cada 5 embarazos ocurre en menores de edad. Los embarazos a temprana edad causan problemas ginecológicos, aumentan el riesgo de cáncer de mama, aumenta la probabilidad de no terminar la escuela y perpetuar el círculo de pobreza en estas menores. Un menor de edad tiene limitaciones físicas, mentales y económicas”, señala el Dr. Arturo Rebollón, miembro de la organización CienciaEnPanamá.

“Todos los datos que manejamos hoy día nos llevan a todos a la misma conclusión, Tenemos un problema de salud pública grave desde hace más de 30 años. La sinergia entre embarazos en adolescentes, pobreza, inequidad y estigma social hace de esto uno de los mayores retos de salud del país en mucho tiempo. Se trata de un problema que inició hace muchos años y la gente se desensibilizó, por lo que hoy el trabajo es más difícil. Hay que iniciar poco a poco para lograr grandes cambios”, precisa.

A criterio de Rebollón, se debe iniciar iniciar por lo esencial: entrenar a los padres y maestros, ya que según asegura estos son los que van a reforzar los mensajes educativos en los hogares. Luego, se deben implementar guías educativas ajustadas a la edad del estudiante.

El ginecólogo Konstantinos Tserotas expresa que “’Educación es educación’ y lastimosamente los padres no tienen los elementos para dar esta información (la sexual) a sus hijos. Nos encontramos ante una catástrofe de embarazos no deseados, especialmente en las menores de edad. Cada año se embarazan niñas de zonas de escasos recursos a razón de 1,000 embarazos mensuales. Esto quiere decir, que en los últimos 10 años hemos permitido la destrucción de la adolescencia y posibilidad de futuro de 120,000 adolescentes en el país”.

Para la presidenta de la junta directiva de APLAFA, Rossana Uribe, la educación sexual debe formar parte del currículo académico, como otra materia y es el Ministerio de Educación (MEDUCA) el responsable de verificar cuál es el más conveniente. Enfatiza en que los niños y niñas deben conocer que es la sexualidad y aprender a cuidar su cuerpo. En algunos países se imparte dentro de Ciencias Naturales o Biología, mientras que en otros es una clase aparte o forma parte de educación de forma transversal.

“Lo esperado para este inicio de año debería ser el de un escenario de discusión maduro en la Asamblea Nacional, en el que se pueda discutir a un nivel alto y positivo, se pueda estudiar a conciencia el proyecto, convertir las divergencias en convergencias, sin que los diputados sean amenazados por sus iglesias de retirar el apoyo para futuras elecciones. Al final todos queremos lo mismo, un mejor país y un mejor futuro para los jóvenes”, agrega.

“Sólo este proyecto (Ley 61) se viene discutiendo desde 2008 y nada. Pero es curioso, porque los colegios privados sí cuentan con esta clase, incluso en los colegios de religiosos. Quizá no de la forma óptima y abierta, que sería la más adecuada y cónsone con los tiempos, pero los chicos y chicas aprenden al menos lo básico. Lastimosamente, nuestro país va atrás en esta parte tan importante para el desarrollo, para romper el círculo de la pobreza. Estamos rezagados. Todavía tengo grabada la imagen de esa niña de 13 años, de Samaria, que con una prominente barriga de 6 meses me dijo: ‘Ey, yo no se que pasó aquí. A mi nadie me dijo que con relaciones había riesgo de preñez’”.

Con Tserotas y Uribe coincide la Dra. Arlene Calvo, profesora de salud pública en la Universidad de South Florida, quien esgrime que aunque lo ideal sería que se discutieran estos temas en casa, la realidad es que no se habla sobre salud sexual en el hogar, por lo que es sumamente necesario incluir educación sexual en las escuelas, basados en evidencia científica y sin morbo, lo que ayudaría a evitar a corto plazo más embarazos en adolescentes e infecciones de transmisión sexual.

“Una vez, esta generación de jóvenes esté preparada para hablar de estos temas, ya se contará con una nueva generación que sí podrá hablarle adecuadamente a sus hijos sobre sexualidad, que incluye prevenir relaciones sexuales a edades muy tempranas. No se trata de decir como tener sexo, si no de cómo manejarlo de la mejor manera. También hablar de temas de salud en general, nutrición, actividad física. En fin, prevenir enfermedades y embarazos para poder tener una juventud que lleguen a ser adultos productivos y ayuden al desarrollo del país”, comenta.

De acuerdo con Calvo, el costo para el estado de brindar cuidados de salud para adolescentes embarazas y a jóvenes por infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH/SIDA, es sumamente elevado. Señala que más de 800 mil los hogares que están conformados por madres solteras, que a la vez viven en condiciones de pobreza. Y la mayoría de las adolescentes afectadas son de bajos recursos económicos.

“Está comprobado que si una joven menor de edad tiene más de un hijo en la adolescencia, se le hace prácticamente imposible salir de la pobreza. Esto se refleja en falta de productividad de la persona y en los subsidios que entonces le toca al Estado cubrir, ya que estas familias no pueden. Por ejemplo, los subsidios del gas, transporte público, fondo solidario de vivienda, red de oportunidades, beca universal, uniforme y útiles escolares, entre otros”, explica la profesora e investigadora.

En subsidios, solamente en el año 2015 el estado panameño otorgó $923,000 millones de dólares, mientras que en el año 2016 desembolsó $1,400 millones de dólares.

“Al mantener a las mujeres segregadas de la vida productiva para un país, esto se convierte en una forma de discriminación social, que a nivel mundial tiene un costo de $12 trillones de dólares a la economía del mundo. Esto no es sostenible, y mucho menos para un país como Panamá”, enfatiza.

Entre formas y colores
A criterio del ginecólogo Konstantinos Tserotas, la doble moral y la ironía caracterizan la problemática que existe sobre impartir o no educación sexual y cómo. “He sido contactado para ofrecer charlas como parte de programas de educación sexual, que se imparten en escuelas privadas del país a los hijos de las mismas personas que públicamente se oponen a esta, incluyendo escuelas católicas; así como por madres de escasos recursos que durante mi consulta en la Caja de Seguro Social (CSS) me piden hablarle a sus hijas”.

Tserotas asegura que ambos padres pueden que estén conscientes de que si la niña se embaraza, su futuro de acaba. Sin embargo, en las escuelas privadas se ven menos adolecentes embarazadas y esto se debe a la educación sexual impartida, al acceso a métodos anticonceptivos con o sin consentimiento de los padres y la realización de abortos en Panamá y fuera del país.

Calvo coincide con Tserotas respecto a los beneficios que ha obtenido la población escolar de planteles privados. Afirma que al tener acceso a esta información, los estudiantes pueden manejarse de una manera más sana; oportunidad con la que no cuentan los jóvenes de escuelas públicas, lo cual no sólo afecta a los estudiantes, sino también a sus familias, a sus comunidades y, por ende, al país.

Por su parte, el Dr. Arturo Rebollón, de CienciaEnPanamá, también confirma que en los colegios privados se usan programas educativos dinámicos y se adaptan a la realidad nacional más rápido que en escuelas privadas. Sin embargo, enfatiza en la necesidad de que estas guías se actualicen constantemente para crear un cambio de conducta y que a la vez se incluyan en una regulación del país, para facilitar su implementación en las escuelas públicas.

Debido a la inexistencia de guías, quienes ofrecen educación sexual sin ser médicos usan su creatividad o las herramientas que tienen a la mano y los profesores y maestros representan el primero eslabón en esta cadena. No en vano, las guías propuestas están dirigidas a ellos. La doctora que a inicios de año fue grabada por un alumno mientras mostraba como practicar sexo segura no ha sido la única. “Recuerdo que cuando cursaba el noveno grado, una de mis profesoras llevó 20 muñecas y cada hora y media debíamos dejar lo que estábamos haciendo para atenderlas como si fueras bebés de verdad. Luego de unos días, se hizo insoportable y la profesora sólo nos decía: Ven lo que puede suceder? Ven cómo tener un bebé a esta edad les puede afectar?”, cuenta Vanessa Sibauste, ex alumna del Colegio Las Exclavas en la década de los ’80.

A juicio de la presidenta de la junta directiva de APLAFA, Rossana Uribe, la educación sexual debe darse de forma trasversal, formando parte del desarrollo mismo de los estudiantes. “Los caminos deberían ser los más sencillos, directos, trasparentes y adecuados según la edad y el desarrollo intelectual y emocional de los jóvenes. Los jóvenes merecen que se les impartan conocimientos basados en parámetros científicos y no de otra índole”.

Beneficios de la gelatina para la salud

Casi siempre usamos el fin de semana para compartirles recetas saludables o contarles sobre los beneficios de ciertos cereales, vegetales o frutos, pero nunca hablamos de postres. Al pensar en postres realmente buenos para la salud, me vino a la mente la gelatina. Debe tener características especiales porque por algo siempre integra la dieta de todos los hospitales y centros de salud, así como los tratamientos de cualquier paciente. ¿Te has preguntado a qué se debe esto?, ¿O simplemente comes gelatina sin pensar que te aporta?, ¿Has dado por sentado que se trata de un alimento saludable? No importa. Hoy queremos compartirte algunos datos sobre los beneficios de la gelatina, para que conozcas mejor este alimento que seguramente habrás probado alguna vez en tu vida. Porque no hay nadie en este mundo que no disfrute de una gelatina.

Hot Water Challenge: El nuevo reto viral que puede ser mortal

Mientras el reto viral en redes sociales, la "Ballena Azul”, sigue cobrando víctimas fatales en todo el mundo; surgen nuevos retos con consecuencias que pueden ser igual de letales. El "Hot Water Challenge" (Reto del Agua Caliente, en español) es el nuevo desafío juvenil, que se ha puesto de moda y que consiste en verter agua hirviendo sobre algún incauto. En Estados Unidos, en julio pasado, se reportó la primera víctima: una niña de tan sólo 8 años de edad, que murió a causa de las heridas internas provocadas por su primo, quien le dio a beber un vaso de agua hirviendo a través de un carrizo. Hoy, decenas de niños han resultados con severas quemaduras.

La lucha de la comunidad LGBTI también es por ti

Cada año, el 28 de junio se celebra el Día Internacional del Orgullo Gay, una fecha creada con la intención de concienciar y reconocer la lucha que durante muchos años este grupo minoritario ha llevado a cabo en búsqueda de lograr ese respeto que todos merecemos. Si, que todos merecemos porque su lucha es por Derechos Humanos. La comunidad LGBTI, como muchas minorías, lucha por si misma; sin embargo, en el fondo, cada vez que alzan la voz también lo hacen indirectamente por el respeto hacia todos.

Paletas caseras de helado de yogurt con frutas

Entre las muchas cosas que recuerdo de mi niñez están los postres y las meriendas que en mi casa se preparaban. Mi abuela se encargaba de todo los que tenían una importante carga de azúcar: suspiros, merengues, tortas frías, marquesas, budines, entre otros; mientras que mi mamá buscaba siempre que disfrutáramos de dulces no tan “melados”, por lo tanto un poco más saludables.

10 beneficios de comer mango

En Panamá, mayo nos deja ver los primeros mangos del año. Cientos de aceras, calles y parques se cubren de tonos amarillentos y un olor muy particular. Los pájaros son los primeros que se dan banquete. Después de ellos, llegan aquellos a los que no les importa recoger del piso este manjar y si está en buenas condiciones, disfrutarlo. Asimismo, de diferentes tamaños y tipos tienes para escoger en los supermercados.

5 beneficios de beber café espresso

Beber espresso o café negro corto es algo que le gusta a todos. No es posible negarlo. El café nos encanta y no podemos vivir sin él, al menos si somos de las personas que lo beben (porque si no te gusta es obvio que no lo vas a necesitar). No obstante, incluso quienes no tomen café es posible que comiencen a hacerlo después de conocer sus muchos beneficios.

La obesidad comienza en casa

Recientemente escuché en la radio una promoción de un restaurante muy conocido tipo buffet, abierto las 24 horas. Todos las cuñas que he escuchado de este establecimiento promueven la gastronomía típica panameña y esta no era diferente; sin embargo, esta vez me impactó un poco más que de costumbre. El comercial promovía desayunos típicos, abundantes a costos "accesibles": una ración de chorizos, salchichas, hígado o bistec picado y guisado, acompañado de hojaldra, carimañolas o empanadas a menos de cuatro balboas.

Las desproporcionadas prioridades de un país

Cuan diferentes son las prioridades de una nación y cuan diferentes son las pasiones que estas prioridades generan.

No es posible negar que el fútbol mueve a millones de personas, generando pasión y que en países pequeños como Panamá, este deporte se encuentra en pleno crecimiento, con necesidades diversas para un verdadero desarrollo. Sin embargo, esas necesidades no se comparan con las de una población ávida de un sistema de salud de calidad y tampoco se comparan con los niveles pasión que estas necesidades generan.

¿Cuánto le cuesta crecer y desarrollarse a la mujer panameña?

La mujer es considerada hoy en día como un pilar importante e influyente en el desarrollo económico de los países. No en vano, cinco de los ocho Objetivos del Milenio, pacto firmado por más de 200 países en 1990, giran alrededor de ella.

No obstante y a pesar de que las mujeres representan casi la mitad de la población total de Panamá, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (INEC), no tienen verdaderas posibilidades de desarrollo, empoderamiento y autonomía en un país que, paradójicamente, reporta un crecimiento económico sostenido desde hace un lustro, con promedios de 9.7% anual en los últimos cinco años.

Estudios Neurofisiológicos: Disminuyendo los riesgos de una intervención quirúrgica

Hoy día, Panamá cuenta con acceso a tecnología de avanzada en el ámbito de la neurociencia y neurofisiología.

“Los Estudios Neurofisiológicos son una herramienta basada en la neurofisiología clínica, a través de la cual se le brinda al paciente el acceso a estudios especializados del sueño, de los nervios periféricos, de la columna y del cerebro”, explica la médico especialista en Neurofisiología Clínica Gabriela Carrillo.

Haz Responsabilidad Social. Invierte en salud

Toma la bandera de la responsabilidad social e inclínate por acciones sostenibles en el tiempo, que son las que verdaderamente generan cambios.

Una vez más, como todos los años por esta fecha, la población en general, empresas, organizaciones y figuras públicas se dan cita para mediante aportes y donaciones conquistar una meta. Cada año, esa cifra meta consiste en concretar un objetivo ambicioso, establecido con la intención de llenar un vacío o cubrir una necesidad de la población o de un colectivo.

La mayoría de las veces, estas metas y objetivos guardan relación directa o indirecta con la salud, ya que siempre buscan mejorar las condiciones y calidad de vida de la población. Sin embargo, aunque es, sin duda, una oportunidad extraordinaria, no es la única y además no es suficiente.

Minsa prohíbe uso y comercialización de productos de limpieza con nonilfenol por riesgos para la salud

De acuerdo con un comunicado emitido en el día de hoy a través de su departamento de prensa, el Ministerio de Salud de la República de Panamá prohíbe el uso y comercialización de detergentes, desinfectantes, jabones y demás productos afines de limpieza, en la industria de alimentos que contengan nonilfenol, en atención a la resolución N°1436 del 6 de octubre de 2014.

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?