Avances en radioterapia mejoran resultados al tratar Linfomas


El tratamiento principal del linfoma es la quimioterapia. El Linfoma de Hodgkin es una enfermedad altamente curable, con esquema que contenga antraciclinas. Por su parte, el Linfoma No Hodgkin Avanzado, a pesar de la quimioterapia la variedad conocida como Linfoma Difuso de Células Grandes Tipo B tiene un alto riesgo de fallar al tratamiento. Es por ello, que la Radioterapia participa en el control de estas enfermedades.

La radioterapia moderna, representada con las técnicas de Intensidad Modulada o Volumétrica Modulada en Arco Guiada por imágenes, da la oportunidad de tratar al paciente con una menor exposición de radiación a órganos sanos como pulmón, hígado, intestinos, riñones y médula. Esto impacta significativamente en la calidad de vida de los pacientes y agrega mejoras en la sobrevida del mismo.

Esto lo pude conocer recientemente, cuando tuve la oportunidad de asistir al “2019 The Modern Radiotherapy in Hematology Malignancies”, evento organizado por ASTRO (American Society of Radiation Oncology) en la Universidad de San Diego, California, en Estados Unidos y realizado el 16 y 17 de febrero pasado. El evento estuvo concurrido por expositores de los principales hospitales cáncer de los Estados Unidos y Canadá, tales como Memorial Sloan-Kettering Cancer de NY, MD Anderson Houston, U Florida, Princess Margaret de Toronto, entre otros.

Para los asistentes, se dio la oportunidad de revisar la mejor evidencia concerniente al importante rol de la radioterapia en el Linfoma Hodkgin y No Hodgkin. Los linfomas son un conjunto de enfermedades malignas (cáncer) que nacen en los linfocitos B o T, ubicados en los ganglios linfáticos. Se presenta tanto en edades pediátricas como en adultos, manifestándose principalmente como un ganglio o conglomerado de ganglios en cuello, mediastino, abdomen, axila o ingle. También puede estar asociado a fiebre, pérdida de peso o sudoración nocturna profunda.

Otro importante concepto revisado durante el evento, fue la Tomografía por Emisión de Positrones (PET CT 18FDG), estudio de medicina nuclear que forma parte del diagnóstico y seguimiento del Linfoma, que le brinda al paciente la posibilidad de determinar zonas de actividad del linfoma, reduciendo los campos de radioterapia a sólo el sitio involucrado con buenos resultados.

Profesores de Radioterapia presentaron sus resultados en técnicas avanzadas de radiación, como la radioterapia con control respiratorio (4D) y protonterapia, remarcando la necesidad de irradiar cada vez menos la anatomía del corazón y preservar sus funciones. Los hemato-oncólogos también presentaron las bases moleculares que sostiene el uso de clínico de la Inmunoterapia en Linfomas, como tratamiento primario y recurrente.

Al finalizar, médicos residentes y estudiante de medicina presentaron en formato oral sus estudios de investigación de alto nivel académico relacionados al tema, siendo la nueva generación de galenos que se dedicaran a la cura del linfoma.

Por Dr. Rafael Araúz - Medicina Interna y Radio Oncología

Modificado por última vez elLunes, 25 Febrero 2019 18:26

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!