Beneficios del Senderismo para tu salud
02 Ene 2019

Beneficios del Senderismo para tu salud

Hacer senderismo es bueno para la salud física, pero también tiene grandes beneficios para la salud mental. Pasear por la naturaleza tiene efectos positivos sobre tu cerebro, incluso si lo haces en un parque urbano cerca de tu casa. Se han llevado a cabo nuevos estudios sobre los efectos del senderismo y la naturaleza en el cerebro. Una de las principales razones es que la problación pasa cada vez menos tiempo en el exterior.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, el niño latinoamericano promedio pasa la mitad del tiempo que hace 20 años. De hecho, sólo el 6% de los niños juegan fuera de casa una vez a la semana. Por otra parte, pasan casi 8 horas al día viendo televisión, jugando a videojuegos o usando el computador, la tablet o el smartphone.

Entones, ¿por qué es importante pasar más tiempo en el exterior? Estos son los beneficios que te pueden dar el senderismo, por ejemplo:

1- Mejora tu autoestima.
De acuerdo a un estudio publicado en 2010 en “the Journal of Environmental Science and Technology”, pasear durante cinco minutos es suficiente para mejorar la autoestima. Pasar el día entero en el exterior mejora aún más los resultados. Pasear al lado del agua parece tener los mejores efectos, por lo que al planear tu próximo paseo, intenta busca un lugar con lagos o ríos.

2- Aclara tu mente.
De acuerdo a un estudio publicado en la revista “Proceedings of the National Academy of Sciences”, un paseo de 90 minutos en un ambiente natural tiene un gran impacto; las personas que pasean en la naturaleza muestran menores niveles de melancolía o pensamientos obsesivos. El grupo control que pasó 90 minutos caminando por la ciudad mostró los mismos resultados.

Además, los científicos realizaron estudios cerebrales en los sujetos. Encontraron que había un menor flujo de sangre a la corteza prefrontal subgenual, la cual esta relacionada con un estado de ánimo negativo. Los sentimientos de tristeza, las preocupaciones y la depresión parecen estar asociadas a esta región y el senderismo la desactiva.

3- Te hace más creativo.
Los psicólogos Ruth Ann Atchley y David L. Strayer encontraron en un estudio de 2012 que tras 4 días de paseos por la naturaleza, sin acceso a la tecnología, los participantes puntuaron un 50% más alto en un test conocido como RAT (Remote Associates Test). Se trata de una forma sencilla de medir el potencial creativo en las personas.

4- Potencia tu concentración.
Una persona con TDAH tiene grandes dificultades para mantener la atención, trabajar de forma concentrada o incluso mantener relaciones personales. La medicación puede ayudar a aliviar los síntomas, pero a menudo el TDAH persiste en la edad adulta y los fármacos tienen un alto coste.

Un estudio de 2004 llegó a la conclusión de que caminar en el exterior y hacer algo activo puede reducir los síntomas del TDAH. Además, lo puede hacer en cualquier edad, persona y estado de salud.

5- Recarga tu energía mental.
El senderismo es un ejercicio aeróbico que quema de 400-700 calorías la hora. Esto ya es un gran beneficio, pero el ejercicio aeróbico también tiene un efecto realmente positivo en tu cerebro: mejora tu memoria. Incluso se esta estudiando como forma de combatir la demencia en las personas mayores, porque no aumenta simplemente la capacidad de guardar información, sino que reduce la pérdida de memoria.

6- Mejora tu humor y ayuda a construir relaciones personales.
Un estudio publicado en Biology Letters encontró que hacer ejercicio grupalmente aumenta el umbral del dolor y libera endorfinas. Además, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Environmental Science & Technology, realizar ejercicio en el exterior esta relacionado con tener mayores sentimientos de revitalización, desciende la tensión, odio, depresión y aumenta la energía. 

La investigación demuestra que hacer senderismo como terapia adicional puede ayudar a personas con depresión severa a sentirse con más esperanza y a tener menos pensamientos suicidas.

7- Ayuda a curar enfermedades graves.
En un estudio publicado en 2011, los investigadores midieron los niveles de estrés oxidativo presentes en mujeres con cáncer de mama y hombres con cáncer de próstata antes y después de hacer senderismo. Encontraron que hacer senderismo durante un largo periodo de tiempo puede mejorar la capacidad antioxidativa, lo cual ayuda a combatir el cáncer.

Otro estudio encontró que las supervivientes al cáncer de mama que hacían ejercicio regularmente creían que el ejercicio físico complementaba la recuperación del tratamiento contra el cáncer.

¿Cómo iniciarse en el senderismo?
Si estás preparado para recibir los beneficios del senderismo, los siguientes consejos te ayudarán a comenzar y mantener el hábito. 

Comienza poco a poco: Es complicado comenzar haciendo rutas difíciles, largos caminos o escalando zonas rocosas. Se recomienda que comiences con pocos kilómetros y que vayas subiendo poco a poco a medida que vas ganando resistencia.

Prepárate para lo peor:  Seguramente no necesites ningún botiquín de emergencia, pero no pasa nada por estar preparado. Es recomendable que lleves agua en abundancia, pequeños aperitivos, protector solar, repelente de mosquitos y al menos un pequeño kit de emergencia.

Aprovecha cualquier área verde de tu ciudad: No necesitas vivir en un pueblo o parque natural para hacer senderismo, ni siquiera salir de tu ciudad y tomar el carro. En casi todas las ciudades hay grandes parques o zonas verdes. Panamá no escapa de esta realidad. Dos cabezas son mejor que una, por lo que te vendrá bien hacer senderismo con alguien que conozca el lugar. Si prefieres hacerlo solo, sólo avisa que vas a salir para prevenir posibles accidentes.

Lo que necesitas
La práctica del senderismo no conlleva la necesidad de tener un material excesivamente especializado, pero sí que es conveniente contar al menos con buen calzado y con lo necesario en la mochila.

Si bien es cierto que para una ruta sin obstáculos, casi cualquier calzado deportivo cómodo es suficiente, para el senderismo de montaña o senderos cuyo trayecto se abre espacio entre la misma naturaleza, necesitas algo más. Lo más usual es usar botas. En los últimos años, han salido al mercado gran variedad de modelos y soluciones apropiadas que incluyen el senderismo y otras especialidades deportivas similares como el trekking (rutas más largas y complicados) o el montañismo (puede incluir escalada). La mayoría están fabricadas con materiales ligeros, flexibles, muy cómodos y transpirables, en los que el diseño también se tiene en cuenta. es importante elegir modelos que tengan un buen grado de impermeabilidad, sobre todo si vamos a hacer rutas en senderos con arroyos o en días lluviosos. El material ideal es la piel, porque transpira mejor.

“Lo más importante es que la suela de la bota sea un poco rígida y con un buen tramado o dibujo para que evite los resbalones. Debe tener altura, para que agarre bien el tobillo, ya que una de las lesiones más habituales en el senderismo es el esguince de tobillo (también de rodilla) cuando se atraviesan terrenos inestables”, recomienda el médico ortopeda Arkel González.

El resto de la ropa también debe ser cómoda y transpirable. Lógicamente, dependiendo de la época del año, debe ser más gruesa o no, aunque nunca está de más llevar una chaqueta e impermiable por si llueve y una gorra para el sol, para evitar indeseados golpes de calor e insolaciones.

“Muchos se equivocan al pensar que porque estamos en altura, el clima es más fresco y hay neblina, el impacto de los rayos del sol sobre nuestra piel es menor. Es todo lo contrato, a mayor altura, mayor el efecto de los rayos, porque estamos más cerca del sol. En los días nublados también hay riesgo de quemaduras solares. Al practicar senderismo, el uso de protector solar de mínimo 50 SPF es de uso obligatorio. Debe reaplicarse al menos cada dos horas, dada la humedad y la sudoración por el ejercicio realizado”, señala la dermatóloga Sheila Sánchez.

Respecto a la mochila, en esta no puede faltar un botiquín básico (tijeras, gasa o algodón, banditas, vaselina, antiinflamatorios, analgésicos, entre otros), un teléfono celular con la batería totalmente cargada, una brújula y un mapa con la ruta. También no puede faltar una crema o loción para protección solar, de muy alta gama; comida energética (barritas de cereales, frutos secos, frutas) y abundante líquido, preferentemente agua o bebidas con sales minerales. No olvidemos que una correcta hidratación es fundamental en cualquier actividad física, más aún si las temperaturas son altas o el esfuerzo físico es elevado.

Leído 142 veces Modificado por última vez el Viernes, 28 Diciembre 2018 17:59
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!