¿Bruxismo infantil? Tranquila, no es estrés

Compartir en mis redes:

Se entiende por bruxismo el hábito de rechinar o apretar los dientes, que generalmente la persona realiza de manera involuntaria mientras duerme. También existe bruxismo diurno, que pueden ser consciente o inconsciente.

La mayoría de las personas que se quejan de bruxismo son los adultos, ¿pero pueden los niños padecer de esta condición?, ¿a qué edad? y ¿por qué?

De acuerdo con la odontopediatra Brenda Achon, este padecimiento puede afectar también a niños, lo cual podría considerarse algo “normal” durante el período de cambio de dentición, que ocurre aproximadamente a los 6 años de edad.“Durante este período, la mandíbula busca hacer movimientos de lateralidad para crecer y desarrollarse transversalmente y así dar lugar a los dientes permanentes, los cuales son de mayor tamaño que los de leche. Se trata de una condición que generalmente disminuye o desaparece después de este tiempo”, explica.“Durante este período, la mandíbula busca hacer movimientos de lateralidad para crecer y desarrollarse transversalmente y así dar lugar a los dientes permanentes, los cuales son de mayor tamaño que los de leche. Se trata de una condición que generalmente disminuye o desaparece después de este tiempo”, explica.

Achon cuenta que es muy común escuchar que el bruxismo se debe a parásitos intestinales. Frente a ello, señala que aunque definitivamente es sano desparasitar a los niños por lo menos una vez al año, no se ha demostrado que el bruxismo esté ligado a la presencia de parásitos.

Precisa que la aparición del bruxismo en niños muy chicos, fuera del periodo de cambio de dentición, puede deberse a malas mordidas, como es en el caso de mordidas profundas o caninos de leche con cúspides muy marcadas.

“El bruxismo también puede aparecer a raíz de alergias respiratorias y durante periodos de mucha ansiedad para el niño, y desaparecer por sí sólo al pasar la crisis”, agrega.

El posible daño y qué hacer
La odontopediatra comenta los dientes de leche deben desgastarse a medida que se acerca el cambio de dentición, lo que permitirá que las arcadas dentarias se desarrollen adecuadamente. Sin embargo, cuando el bruxismo es muy severo puede causar facetas de desgaste muy marcadas y dejar dentina descubierta, lo que puede causar sensibilidad o recesiones gingivales, debido al trauma oclusal constante.

Destaca además que en el caso de que los desgastes afecten la caras oclusales de piezas permanentes o provoque recesiones gingivales, estos daños no serán reversibles.

“Muchas veces los padres no se dan cuenta que los niños son bruxistas hasta que el pediatra o el odontólogo detecta desgaste en las piezas dentarias o marcas blanquecinas como de mordida en los carrillos, que coinciden con el plano oclusal. En este sentido, es importante observar al niño cuando duerme. En la mayoría de los casos el niño rechina los dientes sólo cuando cambia de posición. También se debe observar la respiración del niño, si está inhalando por la nariz o por la boca y si ronca”, enfatiza.

“Es importante que los padres tengamos presente siempre traumas o golpes que haya tenido el niño durante su crecimiento. Cualquier golpe, por más pequeño o inocuo que parezca en la articulación temporo mandibular de un niño, puede manifestarse posteriormente como dolores articulares, desviaciones mandibulares, dolores de cabeza, bruxismo y hasta artritis”, agrega.

¿En qué momento se debe acudir al médico?
Según Achon, el niño debe ir a su primera cita odontológica desde que sale su primer diente  y asistir a controles periódicos cada seis meses.

Recalca en que es necesario que el odontólogo observe los signos que indiquen si el niño sufre o no de bruxismo.

“Muchas veces el paciente viene referido a nosotros por el pediatra o por el neurólogo por dolores de cabeza constantes. Después de descartar problemas médicos, acuden a nosotros para evaluar problemas oclusales y articulares. Con un diagnóstico temprano, quizá podríamos evitar el tener que realizar exámenes traumáticos y costosos a nuestros niños”, indica.

La odontopediatra explica que en lo niños en crecimiento se pueden colocar férulas oclusales por un tiempo determinado, para controlar el bruxismo, así como también pueden realizarse masajes intra y extraorales para disminuir la tensión de los músculos masticadores.  En caso de detectarse que el bruxismo es causado por problemas de mordida, el paso más conveniente es corregir la oclusión para resolver el problema.

 

Modificado por última vez elMartes, 19 Agosto 2014 16:55
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!