Cáncer de ovario: síntomas y tratamiento


El cáncer de ovario es la cuarta causa de cáncer en las mujeres, siendo antecedido por el de mama, de cérvix y el uterino. A nivel mundial, según GLOBOCAN, para el 2012, hubo 238,719 casos de cáncer de ovario, con 151,905 muertes asociadas al mismo.

Debido a la falta de pruebas diagnósticas adecuadas para realizar una detección temprana, muchos casos se presentan en etapas avanzadas, con una posibilidad de supervivencia a cinco años de entre 30 y 40%, lo que explica la alta mortalidad de esta patología. Cabe destacar también, que aproximadamente, más del 80% de los casos son diagnosticados en mujeres mayores de 60 años de edad.

El término “cáncer de ovario” a menudo se utiliza para describir los tipos de cáncer que se originan en las células del ovario, de las trompas de Falopio o del peritoneo. Estos tipos de cáncer se encuentran relacionados estrechamente y se tratan de la misma forma, ya que puede non estar claro dónde se originó.

Los quistes funcionales de ovario se forman en la superficie de este durante el ciclo menstrual normal de una mujer y, habitualmente, desaparecen sin tratamiento. En ocasiones, durante el proceso de ovulación y reparación, se pueden producir errores que darán origen al cáncer de ovario. 

Tipos de cáncer
No se conoce con certeza qué causa el cáncer de ovario. Al día de hoy, se han identificado factores que pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad.

Lo que sí se tiene clasificado son los tipos, lo cual depende del tipo de célula en la que se origine el cáncer, siendo estos:

- Tumores epiteliales: se originan en la capa delgada de tejido que recubre el exterior de los ovarios. Represe tan aproximadamente el 90% de los casos.
- Tumores estromales: se originan en el tejido ovárico que contiene células que producen hormonas. Estos tumores se suelen diagnosticar en un estadio más temprano que otros tumores ováricos. Representan alrededor del 7% de los tumores ováricos.
- Tumores de células germinativas: se originan en las células productoras de óvulos. Estos tipos de cáncer poco frecuentes tienden a ocurrir en las mujeres más jóvenes.

Factores de riesgo
Entre los factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de ovario están: - Edad avanzada: Puede aparecer a cualquier edad, pero es más frecuente en mujeres de 50 a 60 años.
- Mutaciones genéticas hereditarias: Un pequeño porcentaje de los tipos de cáncer de ovario se debe a una mutación genética que se heredan de los padres.
- Otras mutaciones genéricas: Otras mutaciones genéticas, como las asociadas con el síndrome de Lynch, aumentan el riesgo de tener cáncer de ovarios.
- Antecedentes familiares: Las personas con uno o más familiares cercanos con cáncer de ovario, tienen un mayor riesgo de padecer esta enfermedad.
- Terapia de reemplazo hormonal: las terapias con estrógeno, especialmente si su uso es a largo plazo y en grandes dosis, representan un riesgo.
- Edad de desarrollo y menopausia: El inicio de la menstruación a una edad temprana o el inicio de la menopausia a una edad tardía, o ambos casos, pueden aumentar el riesgo de cáncer de ovario.

El cáncer colorrectal no polipósico hereditario, la endometriosis, la nuliparidad, índice de masa corporal elevado son otros factores de riesgo.

Síntomas
El cáncer de ovario y trompa de Falopio puede ser difícil de detectar en los estadios más tempranos. Esto se debe a que los síntomas con frecuencia son indefinidos hasta que las enfermedades están en una etapa avanzada y porque tienen los mismos síntomas.

Por ello es importante conocer e identificar los cambios que pueden producirse en el cuerpo y otros aspectos que pueden indicar la existencia de un problema que puede requerir atención médica.

Asimismo, es posible que las mujeres con cáncer de ovario/trompa de Falopio no presenten síntomas por un tiempo o que como los síntomas no son específicos, se confundan con aquellos que son producto de una afección médica diferente al cáncer.

Entre los síntomas de cáncer de ovario/trompa de Falopio está:
• Distensión abdominal
• Dolor pélvico o abdominal
• Dificultad para comer o sensación de saciedad que aparece rápidamente
• Síntomas urinarios, como urgencia o frecuencia
• Fatiga
• Molestias estomacales
• Indigestión
• Dolor de espalda
• Dolor durante el coito
• Estreñimiento
• Irregularidades menstruales
• Inflamación en la pelvis o el abdomen
• Secreción vaginal, que puede ser transparente, blanca o estar teñida con sangre. En algunos casos, estos síntomas ocurren a menudo y son diferentes de lo que sucede normalmente en su cuerpo; sin embargo, si los mismos se prolongan por mas de dos semanas, es necesario consultar a un médico.

Diagnóstico y tratamiento
Se ha reportado un importante aumento en la supervivencia por estadio de enfermedad, que se debe a un mejor entendimiento de la enfermedad, a mejoras en las técnicas quirúrgicas, a la experiencia actual con la quimioterapia y al surgimiento de nuevas moléculas para terapia, como la terapia anti-angiogénica y la terapia para blancos moleculares (dirigida al blanco), entre otras.

El abordaje inicial y éxito del tratamiento de las pacientes con masas anexiales depende mucho de la evaluación minuciosa de la historia clínica, el examen físico y de las pruebas de laboratorio y de imágenes pertinentes.

Un gineco-oncólogo es un médico especialista en la detección y tratamiento de enfermedades presentes en los órganos reproductivos de una mujer. La evaluación médica temprana puede ayudar a detectar el cáncer en el estadio más temprano posible de la enfermedad, cuando es más fácil tratarlo. El gineco-oncólogo es quizá el profesional más idóneo si hay factores de riesgo o un diagnóstico ya establecido.

El médico preguntará desde cuándo y con qué frecuencia están presentes los síntomas, entre otras preguntas; con el objetivo de detectar la causa del problema y alcanzar una sospecha diagnóstica, que se confirma con una serie de exámenes, lo que se denomina diagnóstico.

Si el médico diagnostica cáncer, el alivio de los síntomas sigue siendo un aspecto importante de la atención y del tratamiento del cáncer. Esto también puede denominarse manejo de los síntomas, cuidados paliativos o atención de apoyo.

Asegúrese de hablar con su médico de cabecera sobre los síntomas que experimenta, incluido cualquier síntoma nuevo o cambio en los síntomas.

Por Dr. Everardo Gutiérrez- Gineco-oncólogo

Modificado por última vez elJueves, 09 Mayo 2019 18:41
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!