Cáncer de próstata: Avances en el tratamiento


En Panamá, el cáncer de próstata lidera el ranking de las causas de muerte en hombres mayores de 50 años de edad. Cifras del Registro Nacional de Cáncer, de la Contraloría General de la República de Panamá, dan cuenta de que en 2016 se registraron 844 nuevos casos y se registraron 244 fallecimientos, lo que equivale a aproximadamente el 35% del total de diagnosticados.

Índices similares se registraron previamente y aunque antes eran mayores las cifras de muertes, el número de casos diagnosticados registra siempre un incremento y esto se debe principalmente a una mayor y más temprana detección.

Detectar a tiempo es importante para discriminar aquellos tumores que van a presentar un riesgo de cáncer para el paciente, por lo que el chequeo anual de la próstata, después de los 50 años de edad sigue siendo fundamental para detectar la presencia de los mismos, así como determinar los mismos son malignos y eliminarlos. Asimismo, cabe destacar que el cáncer de próstata detectado tempranamente puede llegar a ser curable, más no así en los estadios avanzados, con metástasis.

En Panamá, aunque registramos un número mayor de diagnósticos, estos siguen siendo en estadios tardíos, lo que dificulta su tratamiento. Por ello, entre 35 y 40% de los pacientes terminan falleciendo a causa de la enfermedad.

En este sentido, enfatizamos en la importancia de realizar la evaluación médica para obtener una historia clínica completa, evaluar factores de riesgo y decidir individualmente las pruebas que debe realizarse cada paciente masculino después de los 50 años de edad.

Investigaciones y avances
En los últimos años, ha habido cambios significativos en el manejo del cáncer de próstata, que por mucho tiempo había permanecido estático en comparación con otros tipos de cáncer, como el de mama.

Respecto a las herramientas de diagnóstico, con la mejoría en la resolución de las imágenes por resonancia magnética, ahora es posible evaluar la glándula prostática. La Resonancia Magnética Multiparamétrica (RMNM) de la próstata nos da la posibilidad de detectar áreas de probable cáncer significativo; es decir, de cánceres agresivos que deben ser tratados versus aquellos que pueden vigilarse. La imagen se clasifica con la escala PI-RADS 2, según las características que presenta la lesión y nos sirve para guiar la biopsia hacia esa área en particular (biopsia guiada por fusión de RMNM y Ultrasonido).

Hoy, también se cuenta con softwares que realizan la fusión de las imágenes y construyen un modelo tridimensional de la próstata, con indicadores de las áreas sospechosas; y al momento de la biopsia se puede utilizar un brazo robótico para realizar estas con mayor precisión. Si no se encuentran áreas sospechosas en la RMNM de próstata, puede decidirse incluso no realizar biopsias.

Para el diagnóstico de la recurrencia bioquímica, cuando el PSA comienza a elevarse después de tratamiento con intención curativa, también se puede utilizar la RMNM.

También se han desarrollado radiotrazadores más específicos para la próstata, como lo son: 68Ga-PSMA o Fluciclovine F-18 para uso en PET/CT, para ubicar el sitio de la recurrencia con niveles aún muy bajos de PSA, en los que el centelleo óseo no lo detecta.

Tratamiento
En relación con el tratamiento del cáncer de próstata avanzado, ha habido también avances significativos con terapia tipo vacunas, inhibidores más potentes de la testosterona, radiofármacos dirigidos a la metástasis óseas y quimioterapia, que han logrado mejorar la sobrevida de los pacientes diagnosticados.

Para el cáncer de próstata en estadio localizado y de bajo grado, se puede realizar vigilancia activa. No de considerar operar ni dar radioterapia ni medicamentos al paciente y seguir la evolución del tumor.

Para cánceres localizados de grado intermedio o alto, se puede realizar prostatectomía radical laparoscópica con asistencia robótica, que brinda menor tasa de transfusiones, menos infecciones, estadía hospitalaria más corta y pronto retorno a las actividades cotidianas.

Se han desarrollado terapias focales, dirigidas sólo a las lesiones, preservando la próstata, utilizando crioterapia o HIFU. Asimismo, las técnicas de radioterapia han evolucionado y pueden dirigir la radiación a la próstata, minimizando el efecto a los órganos alrededor de la misma (vejiga, recto).

En Panamá, los pacientes pueden acceder a procedimientos de avanzada y de excelentes resultados como la prostatectomía laparoscópica y la prostatectomía retropúbica o abierta; así como a la tecnología necesaria para realizar prostatectomía radical laparoscópica con asistencia robótica, con sus consiguientes beneficios.

Recomendaciones
Los factores definitivos para desarrollar cáncer de próstata no son modificables: ser hombre, edad, raza negra e historia familiar de cáncer de próstata, por la cual es necesario realizar una evaluación médica al menos una vez al año para detectar factores de riesgo y determinar la necesidad individual de realizar antígeno prostático especifico (PSA), resonancia magnética, ultrasonido o cualquier otra prueba diagnóstica.

Lo que si podemos modificar es el estilo de vida, que ya ha sido por de más comprobado que tiene un impacto en el desarrollo de cáncer de próstata. Debemos hacer ejercicio regularmente, mantener el peso ideal, limitar el consumo de carnes rojas y grasas saturadas de origen animal y no fumar. No espere a que haya fechas conmemorativas para hacer algo por vida.

Por Dra. Leticia Ruiz - Urología y Cirugía Robótica

Modificado por última vez elMartes, 18 Diciembre 2018 12:26

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!