Menu
Terreno en boquete

Cáncer de Tiroides: el cáncer endocrino más común

Cáncer de Tiroides: el cáncer endocrino más común

El cáncer de tiroides es el cáncer endocrino más común y se trata de unos de los tipos de alteración que puede presentarse en la glándula tiroidea, que es la responsable de la producción de hormonas tiroideas, indispensables por su responsabilidad sobre las funciones básicas del corazón, cerebro, hígado y que ayudan en funciones como memoria, iniciativa, reflejos, ritmo cardiaco y metabolismo, entre otras.

Existen 4 tipos de cáncer de tiroides y se calcula que el 90% de todos los cánceres de tiroides son bien diferenciados. Adicionalmente, es de 2 a 3 veces más prevalente en mujeres, con un promedio de edad de diagnóstico alrededor de los 42 años.

Según una comunicación compartida por Sanofi a este medio de comunicación, la posibilidad de ser diagnosticado con cáncer de tiroides ha aumentado en los últimos años. Señalan que existe evidencia que indica que la situación es una tendencia mundial y que las razones incluyen principalmente el avance en la precisión del diagnóstico mediante la utilización del ultrasonido y la aspiración con aguja fina.

De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, se calcula que 66.000 nuevos casos de cáncer de tiroides se diagnostican en los Estado Unidos cada año y 298.000 a nivel mundial. Según Globocam 2012, en Panamá la incidencia para el año 2012 fue de 86 casos de cáncer de tiroides, cifra que aumentó en 2015, al registrarse 94 casos nuevos, de los cuales el 62,8% fue mujeres.

Considerando este escenario, SaludPanama.com conversó recientemente con el endocrinólogo Pablo Fletcher, sobre esta importante afección, que va en aumento y afecta la calidad de vida de cientos de panameños anualmente.

Síntomas
Dentro de los síntomas iniciales que un paciente puede observar en la aparición del cáncer de tiroides están:

  • Bulto o hinchazón en el cuello.
  • Dificultad para tragar.
  • Irritación en la garganta o ronquera.
  • Dolor en la garganta y el cuello.

"El diagnóstico presuntivo o sospechoso del cáncer de tiroides da los signos y síntomas: nódulo tiroideo, nuevo o recién descubierto más cuidado o sospechoso en pacientes jóvenes y más si es masculino. Menos frecuente en el caso de bocio multinodular. Hay que recordar que Bocio es todo aumento de tamaño de la glándula tiroides , sea difuso o por nódulos", explica Fletcher.

El especialista precisa además que "un crecimiento en la tiroides puede ser totalmente asintomático, da síntomas aún siendo pequeño dependiendo de su localización, es más si no se ve a simple vista pero la persona refiere molestias de sensación de cuerpo extraño, que algo le molesta al deglutir alimentos o tomar aun agua, también cambios en el tono de la voz normal, o disfonía "roquea, garraspera" puede ser muchas cosas pero puede ser el síntoma inicial de un nodulo tiroideo o compromiso por crecimiento de una neoplasia tiroidea. El antecedente de exposición a radioterapia o radiación en el cuello, aumenta mucho la frecuencia de cáncer tiroideo".

Causas y factores de riesgo
De acuerdo con Fletcher, se tienen como causas directas: la radiación como tratamiento ampliamente utilizado en la década de los 40-50 para Acné de difícil tratamiento; la amigdalofaringitis recurrente en niños; exposición a radiactividad, como las victimas de accidentes cercanos a plantas nucleares (Chernobil, Japon post Sunami, y sobrevivientes de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaky).

Por radiaciones, también tienen riesgos el personal de salud y médico que labora en centros de radiología, si no cumplen con los protocolos de salud y prevención e higiene y se llegaran a exponer a radiación sin la protección adecuada. Igualmente, los odontólogos que utilizan radiología diagnóstica frecuentemente, si no usan la protección adecuada.

Fletcher indica además, que cuando no se tiene estos antecedentes, en el estudio de los casos de bocio multinodular en estudios de tejidos problema y en animales de experimentación se encuentran alteraciones cromosómicas en estos nódulos que favorecen su crecimiento a adenomas con el potencial a malignizarse potencialmente, se han descrito varias alteraciones en la literatura.

Tratamiento y seguimiento
El cáncer de tiroides puede ser tratado con tiroidectomía (cirugía para la extracción total o parcial de la glándula tiroides)- y posteriormente ablación con yodo radioactivo con el objetivo de destruir cualquier tejido tiroideo remanente en el cuerpo. A partir de la intervención el paciente deberá estar en tratamiento con hormona tiroidea exógena para suplir la que la glándula producía.

Para realizar la ablación, el médico estimula el tejido remanente suspendiendo la terapia de reemplazo hormonal del paciente durante 4 a 6 semanas. Eso puede aumentar los riesgos de hipotiroidismo y resultar en síntomas severos y debilitantes.

Después del proceso de ablación, debe de realizarse un seguimiento anualmente para verificar que no haya persistencia o recurrencia del cáncer, a través de una prueba de determinación de la tiroglobulina (Tg) sérica, centellograma corporal I131 (Yodo radioactivo) u otras técnicas de diagnóstico por imagen (PET, ecografía, TAC).

El comunicado de Sanofi, índica que "a muchos profesionales de la salud se les enseña que el cáncer de tiroides es 'el menos malo' de los cáncer, y esto genera gran confusión en los pacientes, ya que muchas veces no se les da la prioridad que se le da a otros cánceres en la cirugía, por lo que la incertidumbre incrementa en ellos".

El cáncer de tiroides bien diferenciado tiene un buen pronóstico, pero las tasas de recurrencia son comunes. Hasta el 35% de los pacientes puede experimentar una recurrencia incluso 30 años después de su tratamiento inicial. Por lo tanto, es importante que los pacientes se sometan a exámenes de diagnóstico y seguimiento regulares para detectar si ha recurrido. El monitoreo de los pacientes debería continuar durante toda la vida del paciente.

Hipotiroidismo y calidad de vida del paciente
Desde el momento del diagnóstico, estos pacientes pasan por una serie de cambios estéticos, endocrinológicos físicos y psicológicos debido a las deficiencias hormonales producidas por la cirugía de la tiroides, como lo son los cambios en el estado de ánimo, una mayor irritabilidad, entre otros. Por esto los pacientes deben recurrir a diversos tratamientos para suplir la función de estas glándulas, lo cual provoca en ellos altos niveles de estrés, tensión y preocupación por la incertidumbre de su tratamiento y los resultados.

Hipotiroidismo, o tiroides hipofuncionante es una condición que ocurre cuando el cuerpo está en la incapacidad de producir suficientes hormona tiroidea. Afecta a aquellas personas que suspendieron la terapia de reemplazo hormonal durante el tratamiento del cáncer de tiroides. Los síntomas incluyen cansancio, dificultad para concentrarse, intolerancia al frio, subida de peso y trastorno del sueño.

El estado de hipotiroidismo severo puede resultar en una cantidad de comorbilidades clínicas incluyendo deterioros de la actividad cardiovascular, cerebrovascular y del perfil de los lípidos. Reduce o altera la actividad cerebral, la eficacia cardíaca y el ritmo cardíaco. Además, los pacientes suelen experimentar una actividad mental disminuida durante el hipotiroidismo, incluyendo depresión, ansiedad o estado letárgico.

Un estudio reciente resalta los trastornos cognitivos y motores inducidos por el hipotiroidismo. Se midió el efecto del hipotiroidismo sobre la capacidad de conducir: el tiempo de reacción de los pacientes hipotiroideos era equivalente al efecto de manejar con un nivel de alcohol en la sangre de 0.082g/100mL que sería equivalente a un consumo de tres vasos de alcohol. Los participantes del estudio mostraron una demora en frenar y funciones motores más lentas mientras manejaban un vehículo en comparación que cuando tenían una glándula tiroidea funcional.

Sin embargo, hoy en día el paciente con cáncer de tiroides cuenta con alternativas que le permitan evitar un estado de hipotiroidismo innecesario, llevar a cabo una vida normal o tiene la posibilidad de seguir su vida normal y mantener una excelente calidad de vida.

Modificado por última vez elMartes, 27 Diciembre 2016 10:04
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!