Celulitis Infecciosa: ¿Qué es y cómo se trata?


Los pies son algunas de las partes del cuerpo donde comúnmente suele desarrollarse este tipo de patología. Hay que prevenir el contacto con personas que tengan heridas. La enfermedad es producida principalmente por bacterias. Si no se actúa a tiempo puede comprometer la vida.

El día anterior había cumplido 36 años y la pasó de maravilla. El tiempo compartido con la familia y los amigos, en aquel escenario casi selvático en la ciudad de Panamá, le renovó las energías. Sin embargo, ahora, un día después, sentía que cansada, adolorida. Los escalofríos y el dolor de cabeza parecían síntomas de un resfriado común, que trató de atenuar con un par de analgésicos.

Al día siguiente, leves picaduras aparecieron en sus piernas y con el pasar de los días, estas poco a poco fueron aumentando su color rojizo e hinchazón. Yolanda no tenía un resfriado. Luego de una visita al cuarto de urgencias y exámenes de sangre, se le confirmó que había desarrollado una celulitis infecciosa.

Contrario a la celulitis de la que comúnmente se habla, esta vez no se refiere a la acumulación de grasas, toxinas o líquidos en el cuerpo, que hace ver la famosa ‘piel de naranja’.

“La celulitis infecciosa es una enfermedad de carácter agudo que ataca varias capas de la piel, muy parecida a la foliculitis, que provoca fiebre, inflamación, enrojecimiento, dolor y calor en la zona afectada. Esta patología es causada por bacterias patógenas como los estreptococos y estafilococos”, explica el cirujano general Rubén Rivera.

¿Cómo inicia?
El proceso de infección inicia cuando la persona sana entra en contacto con la bacteria o con una persona enferma o con elementos que el enfermo haya manipulado.

“Traumas, picaduras, cortadas o heridas pueden ser una puerta de entrada para el desarrollo de esta enfermedad. A través de ellas, pueden entrar bacterias que están en la misma piel, en la ropa o en el agua que normalmente usamos”, explica el doctor.

“La celulitis es una infección muy común, que en cuestión de horas ataca las células que se encuentran bajo la piel, provocando inflamación, acumulación de líquidos y enrojecimiento que poco a poco se va expandiendo en la zona afectada”, añade.

De acuerdo con documentos de los CDC de Estados Unidos, en su mayoría, "los casos que se presentan de celulitis infecciosa se deben a las bacterias de tipo Staphylococcus o Streptococcus, que consiguen penetrar en la piel. Esta es una bacteria que puede estar en el cuerpo sin hacer daño alguno, pero provoca infección en el momento que se presenta una afección en la piel. La bacteria aprovecha cualquier debilidad de la piel para invadir la capa superficial de la piel y desde allí continuar la diseminación hacia adentro y a los lados. Las células de la piel y las defensas reaccionan produciendo sustancias inflamatorias que llevan a los cambios en la piel como enrojecimiento, dolor, calor y endurecimiento. La infección también puede ser provocada, en menor grado, por hongos que penetran en la piel por traumatismos y parásitos, teniendo una evolución más crónica"

Tipos, Signos y síntomas
Según Rivera, esta inflamación del tejido se puede manifestar en cualquier parte del cuerpo y cualquier persona está expuesta a contraerla. Este tipo de infección es más común en personas con heridas quirúrgicas o cortes y picadas que no fueron correctamente tratadas. Asimismo, personas con problemas de piel que pueden causar cortes como eczema, dermatitis o micosis, también tienen mayor riesgo de desarrollar un caso de celulitis infecciosa, así como personas con el sistema inmune debilitado o que sufran de enfermedades como diabetes.

“Los tipos de celulitis se pueden clasificar según su severidad y el lugar donde afecte, pero en la cara, alrededor de los ojos (periorbitaria), sobre o contiguo a las articulaciones tienen riesgo de convertirse en una enfermedad muy seria que puede comprometer la vida”, señala.

Algunos de los síntomas que ayudan a identificar un caso de celulitis infecciosa son: enrojecimiento intenso en la piel; dolor en el cuerpo y en la región afectada; regiones enrojecidas por el cuerpo; inflamación en la región; punticos rojos en la piel; inflamación de la piel con producción de pus; piel muy caliente; fiebre por encima de 38ºc. En los casos más graves, los síntomas más comunes de celulitis infecciosa también pueden incluir temblores, escalofríos, fatiga, mareos, sudoración excesiva y dolores musculares. Los síntomas como somnolencia, la aparición de burbujas o rayos rojos en la piel pueden ser signos de que la celulitis infecciosa se está propagando.

Para prevenir una celulitis infecciosa es importante curar las heridas de forma inmediata y así evitar que bacterias entren en la piel. Si por el contrario, si la persona presenta los síntomas o ya se ha contraído la enfermedad, debe acudir ante un especialista.

Dependiendo de la severidad de caso, será necesario o no la intervención del cirujano general para la realización de drenajes. El tratamiento también incluye el consumo de medicamentos para el dolor y antibióticos, que ayuden a combatir la infección.

“El riesgo que puede provocar el avance de la enfermedad depende de dónde esté localizada la infección, si es en una extremidad puede causar trombosis, si es en la cara podría llegar a provocar una meningitis, hasta puede afectar las venas. La celulitis infecciosa debe tratarse rápidamente para que no se extienda por el cuerpo, ya que las bacterias pueden llegar a la corriente sanguínea y causar graves complicaciones como septicemia, que es una infección generalizada del organismo y poner la vida en riesgo”, comenta.

Modificado por última vez elJueves, 07 Noviembre 2019 18:03

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account