Charcot-Marie-Tooth: enfermedades neuropáticas del pie


Un arco de pie muy pronunciado, dificultad para levantar el pie o hacer movimientos del dedo gordo hacia afuera (pie caído), golpear el piso al caminar, falta de reflejos miotáticos en las pieras y pérdida del control muscular y atrofia para pantorrillas muy delgadas son sólo algunos signos y síntomas de las llamadas enfermedades Charcot-Marie-Tooth.

Este grupo de trastornos hereditarios destruye la mielina (cubierta protectora) de los nervios periféricos, siendo los nervios motores (el de las piernas y pies) los más gravemente afectados. Afecta principalmente la calidad de vida del adulto jóven; sin embargo, se teata de una enfermedad que comienza a evidenciarse desde la niñez. En ocasiones, pueden también verse afectadas las manos y los brazos, apareciendo síntomas similares, que pueden incluir una deformidad de la mano en forma de garra.

“La enfermedad Charcot-Marie-Tooth es una de las más comunes afecciones hereditarias que existen, con más de 40 genes involucrados. Se diagnostica mediante un examen físico que confirma la existencia de sus signos y la realización de pruebas genéticas”, explica el médico ortopedista y especialista en cirugía de pie y tobillo Arkel González.

“Los pacientes con estas enfermedades empeoran lentamente, pero de manera gradual. Se trata de una enfermedad degenerativa. Algunas partes del cuerpo pueden presentar entumecimiento y el dolor puede fluctuar de leve a intenso. La enfermedad puede a la larga causar una discapacidad”, añade.

Según el Dr. González, entre las principales complicaciones de la enfermedad está la disminución progresiva de la capacidad para caminar, la debilidad progresiva y la aparicion de lesiones en las zonas del cuerpo que experimentan disminución de la sensibilidad.

“La debilidad continua y/o la disminución de la sensibilidad en los pies o las piernas son un signo de alerta, que debe motivar la visita pronta a un especialista, sobre todo si existe además casos de enfermedad en la familia”, enfatiza.

De acuerdo con el especialista, no se conoce cura para esta enfermedad, por lo que el tratamiento está orientado a facilitar la actividad de caminar, así como mejorar o mantener la fuerza muscular y el desempeño independiente. Incluye cirugía correctiva de los pies, que se acompaña del uso de equipos, dispositivos o zapatos ortopédicos y sesiones de fisioterapia.

 

Modificado por última vez elJueves, 07 Noviembre 2019 18:08

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

Log in

create an account