Chikungunya: el nuevo virus de las Américas

OMS/PAHO OMS/PAHO

En kimakonde, la lengua étnica de Tanzania y Mozambique, su nombre significa "retorcerse" o “doblarse”, debido al fuerte dolor articular que produce y al aspecto encorvado de los pacientes debido a estos dolores, característica que acompaña al cuadro de fiebre que causa el virus Chikungunya. 

Muy poco se escuchaba hablar de la fiebre chikungunya; sin embargo, en los últimos meses se dejó el dengue atrás para comenzar a hablar de este nuevo virus, que poco a poco ha comenzado a estar presente en las Américas.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la fiebre chikungunya es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos, el Aedes Aegypti, el mismo vector causante del dengue.

En su sitio web oficial, el organismo internacional indica que la fiebre chikungunya apareció por primera vez en Tanzania, en 1952 y desde allí migró al resto de África y Asia. A partir de 2004, ha alcanzado proporciones epidémicas y es la causa de considerables sufrimientos y morbilidad.

En las Américas, la chikungunya fue hallada por primera vez en diciembre de 2013, específicamente en el área francesa de la isla caribeña de San Martín. El cuadro denominado Número de casos reportados en países o territorios con transmisión autóctona de chikungunya en las Américas, actualizado por la OPS semanalmente y que refleja el censo acumulado de casos desde su aparición, da cuenta de que al 27 de junio pasado se habían reportado más de 259 mil casos sospechosos y confirmado más de 4 mil 700.

Asimismo, de acuerdo con la Organzización Panamericana de la Salud –hasta la fecha- la transmisión local de la enfermedad ha sido reportada en Anguila, Islas Vírgenes Británicas, Dominica, Guayana Francesa, Guadalupe, Martinica, San Bartolomé, St. Martin (parte francesa) y San Martín (parte holandesa). Aruba solo ha informado de un caso importado. También se han reportado casos de Chikungunya en Venezuela y Paraguay. 

A la fecha, en Panamá no se han reportado casos autóctonos de Chikungunya; sin embargo, hoy 2 de julio el Departamento de Epidemiología de la Oficina Regional de Salud de Panamá Oeste reportó que dos mujeres extranjeras de 50 y 38 años de edad, procedentes de Haití y República Dominicana, respectivamente, fueron confirmadas portadoras del virus chikungunya, ambas residentes en el distrito de Arraiján en las afueras de la capital. Este departamento habría informado que las afectadas no guardan relación de parentesco y sus cuadros clínicos los padecieron en su respectivos país, pero llegaron a Panamá con secuelas del cuadro.

Síntomas
En su sitio web oficial, la OMS señala que esta infección viral se caracteriza por la aparición súbita de fiebre, que generalmente de acompaña de dolores articulares.

“La mayoría de los pacientes se recuperan completamente, pero en algunos casos los dolores articulares pueden durar varios meses o incluso años”, dice una nota descritiva publicada por este organismo internacional en su sitio web oficial.

Por su parte, el infectólogo panameño Boris Castillo explica que los síntomas comienzan a presentarse entre los tres y siete días después de la picadura y son parecidos a los del dengue.

“Entre los síntomas más frecuentes están la fiebre con escalofríos y los dolores articulares de inicio súbito. También se acompaña de debilidad, dolor de cabeza, náuseas o vómitos y erupciones cutáneas en tronco y extremidades”, indica.

Según Castillo, a diferencia del dengue, los síntomas articulares son más intensos y puede acompañarse de artritis. Adicionalmente, el tiempo de duración de los síntomas, principalmente los articulares, permite su claficiación en aguda (menos de dos meses), sub aguda (de dos a tres meses) y crónica (más de tres meses).

El médico señala además, que en algunos pacientes como los mayores de 65 años de edad, los recién nacidos y pacientes con comorbilidades (diabetes, hipertensión y cardiopatías), las manifestaciones pueden ser más severas y que aunque raramente es mortal, en ocasiones los síntomas pueden ser incapacitantes y severos.

“Pacientes con síntomas sugestivos y que tienen el componente epidemiológico como por ejemplo, proceder o estar en contacto con algún paciente de República Dominicana o algúna Isla caribeña, deben recurrir al médico de inmediato para descarte de la enfermedad. Generalmente, el paciente se siente mejor luego de una semana. En caso de no presentar mejoría o una fiebre persistente (la cual no dura generalmente más de tres días) , hay que acudir al médico para descartar otras infecciones”, precisa.

En relación con las complicaciones, el infectólogo manifiesta en que hasta el 10% de los casos pueden presentar síntomas articulares, que persisten por varios meses incluso años.

Diagnóstico y tratamiento
A juicio de Castillo, el diagnóstico diferencial se debe hacer con dengue, malaria, leptospirosis, otros alfavirus y fiebre reumática, entre otros.

El diagnóstico de la fiebre Chikunguya se realiza mediante la detección de los anticuerpos (IgM), después de dos días de la enfermedad. También se puede realizar PCR para detectar la viremia.

“Ya existen laboratorios en Panamá para poder realizar dicha prueba. También, al igual que el dengue, puede haber disminución en el conteo de plaquetas (trombocitopenia: quizá a un nivel menor que el dengue), de los leucocitos (leucopenia) y elevación en las transaminasas”, comenta el también especialista en medicina interna. 

Respecto al tratamiento, no existe terapia antiviral específica, por lo que el manejo es exclusivamente sintomático y contempla la administración de acetaminofén y anti-inflamatorios no esteroideos (AINES) como el diclofenac e ibuprofen, para aliviar el dolor y se recomienda la suspención total del consumo de aspirina.

“Una vez el paciente es infectado, queda protegido contra futuras infecciones con el mismo virus”, destaca.

Al igual que con el dengue, el infectólogo enfatiza en que la única forma de prevención es eliminar todos los criaderos de mosquitos, utilizar repelente y ropa que minimice la exposición de la piel, así como la instalación de mosquiteros en las ventanas de las viviendas. No existe vacuna que prevenga la fiebre de chikungunya.

 

Modificado por última vez elMiércoles, 02 Julio 2014 16:30
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!