Cuando la talla alta deja de ser normal


Ser muy alto es rara vez un motivo de consulta médica. Por el contrario, los padres suelen consultar precozmente respecto al tema del tamaño de sus hijos al observar que estos tienen tallas más bajas que sus pares, para descartar una condición de talla baja.

Y es que para muchos padres, tener niños más altos es motivo de orgullo y no suponen que esto se deba a alguna condición patológica. La mayoría de ellos ignora que existen condiciones patológicas capaces de explicar una estatura significativamente mayor al promedio.

En términos generales, Talla Alta se define como aquella talla que es mayor a 2 desviaciones estándar o mayor al percentil 97 para la edad. Esto quiere decir que se sale de lo normal en las curvas o gráficas de crecimiento.

La Talla Alta se clasifica en tres grupos:

1. Variantes Normales: se refiere a la Talla Alta Familiar.

2. Desórdenes primarios del crecimiento: en su mayoría de causa genética/cromosómica (Síndrome de Sotos, Sd. Marfan, Sd Klinefelter, Sd X frágil, otros).

3. Desórdenes secundarios del crecimiento: Exceso de producción de hormona de crecimiento (GH), Hipertiroidismo, Hiperinsulinismo, Pubertad Precoz, Deficiencia o resistencia de hormonas sexuales, Hiperplasia Suprarrenal y obesidad.

Causas y signos
Las causas o etiología de la talla alta es igual de diversa que su clasificación.

1. Talla Alta Familiar: Corresponde a una variante normal del crecimiento, determinado por la carga genética del paciente. Se refleja con un ritmo de crecimiento, proporciones y segmentos corporales normales y una edad de inicio puberal acorde con los antecedentes genéticos.

2. Obesidad: La obesidad puede ser una causa frecuente de talla alta, mediada probablemente por la acción de insulina. La talla final de esta persona es normal. La persona con obesidad puede presentar incremento en su velocidad crecimiento y pubertad adelantada o precoz.

3. Gigantismo hipofisiario: Es una condición generalmente secundaria a la presencia de un adenoma hipofisiario funcionante, productor de GH. Se puede asociar a déficit de otras hormonas. Estos pacientes tienen talla alta y desarrollo desproporcionado de manos, pies y mentón.

3. Síndrome de Marfan: Es una enfermedad del tejido conectivo, hereditaria. El niño presenta el llamado hábito marfanoide, con talla alta, extremidades largas, aracnodactilia (dedos largos y delgados) y poca grasa corporal.

4. Síndrome de Klinefelter: Síndrome genético asociado a la presencia de un cromosoma X de más en varones (cariotipo 47, XXY, siendo lo habitual 46, XY). Los niños con este síndrome tiene talla alta (en promedio 35 cms más altos al compararlos con sus pares), hipogonadismo (falta de desarrollo sexual), ginecomastia (mamas formadas como de mujer) y una constitución eunucoidea (extremidades desproporcionadamente largas).

5. Síndrome de Sotos: Síndrome genético de etiología desconocida, que presenta un patrón de herencia autosómica dominante. El fenotipo característico de estos niños son: gigantismo, prominencia frontal, paladar alto y orejas, mandíbula y mentón prominente. El 83% presenta algún grado de retraso mental.

Diagnóstico
El diagnóstico inicial de todo niño con talla alta se basa en 4 aspectos fundamentales:

1. Historia clínica completa: Descartar si corresponde a una variante normal del crecimiento, determinado por la carga genética del paciente y la edad de inicio de desarrollo puberal de los padres.

2. Curva de crecimiento: velocidad de crecimiento y aceleraciones en la curva.

3. Examen físico: con énfasis en el peso, facies, segmentos corporales, desarrollo cognitivo y grado de desarrollo puberal.

4. Radiografía de los huesos del carpo: para evaluar la maduración ósea.

Es posible que se indiquen posteriormente otros tipos de estudios más específicos, como un cariograma e imágenes del sistema nervioso central, entre otros.

La mayoría de los casos de talla alta se trata de tallas altas familiares. Las causas genéticas y secundarias son menos frecuentes; sin embargo, considerando sus complicaciones, es fundamental su diagnóstico precoz. El control periódico de niño sano, con su pediatra, permitiría detectar cualquier irregularidad en la talla.

Por Dra. Cristina González - Endocrinología Pediátrica

Modificado por última vez elMartes, 18 Junio 2019 12:37

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!