Menu
Woundclot

Cuidado con el mal uso de los hisopos

Cuidado con el mal uso de los hisopos

Enrique limpia sus oídos todos los días después de bañarse. Sin humedecerlo previamente, pasa uno de los llamados hisopos por el pabellón de su oreja y parte del conducto auditivo, para secar y eliminar cualquier residuo de productos de higiene personal o de suciedad natural. La satisfacción caracteriza el cierre de esta rutina y es así porque desconoce el daño que se hace.

"Los hisopos deben ser utilizados para la limpieza de heridas o superficies de piel, así como para la aplicación de cremas o medicamentos sobre esta. Nunca para la limpieza de cavidades u orificios como los oídos", explica el médico especialista en otorrinolaringología Germán Conte Laverge.

De acuerdo con el especialista, el uso inadecuado de los mal llamados 'palillos de oídos' se ha perpetuado por la costumbre de utilizarlos para limpiar este órgano y por la creencia de que el cerumen en el oído es sucio y no cumple ninguna función. Su frecuente mal uso puede traer importantes consecuencias.

Los oídos en efecto se deben y pueden limpiar, pero sólo en la entrada del conducto auditivo, sin introducir nada dentro del conducto. Según Conte, esta acción de introducir el hisopo, puede producir obstrucción del conducto, ya que empuja parte de la cera hacia adentro, lo que disminuye la audición, puede producir dolor e infección del conducto, e incluso mareo, si el cerumen presiona la membrana timpánica.

Asimismo, sí se elimina por completo el cerumen, se propicia la resequedad de la piel del conducto, que conlleva a su descamación y a la picazón crónica, que a su vez impulsa a la persona a utilizar más el hisopo y perpetuar el problema. Además de esto, el médico señala que un oído sin cerumen es susceptible a infecciones, ya que la función de este es matar la bacterias por su acidez y la lubricación del conducto.

El otorrinolaringólogo señala también que si se produce algun movimiento brusco durante el uso del hisopo dentro del conducto auditivo externo, pueden producirse heridas en la piel de este, perforación de la membrana timpánica o luxación de la cadena de huesecillos del oído medio, que conlleva a una pérdida importante de la audición y a la probabilidad de requerir cirugía para su reparación. Igualmente, existe la posibilidad de que el algodón del palillo se quede en el conducto, causando daño y requiriendo que sea retirado por un especialista.

"No es conveniente limpiar los oídos por la parte interior del conducto, ya que el cerumen tiene una función protectora. El conducto tiene un mecanismo de autolimpieza, que moviliza el cerumen hacia el exterior. Este cerumen en la entrada del conducto si puede limpiarse y puede hacerse con un algodón, toalla o gasa", precisa.

Modificado por última vez elMiércoles, 09 Agosto 2017 09:30
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!