Cuidado de heridas en pacientes postquirúrgicos


Después de una operación, es importante seguir una serie de pasos y sugerencias para una completa y adecuada recuperación, cuidando sus heridas, sean estas de un procedimiento de cirugía mayor, menor o ambulatoria.

Después de una cirugía, ocurre una serie de cambios fisiológicos que hay que vigilar para una buena evolución. Entre los más importantes están los de la piel, la cual inicia inmediatamente un proceso de cicatrización.

En este tiempo es importante que se realicen los cuidados especiales para evitar infecciones en las incisiones y así lograr que estas evolucionen adecuadamente. Respecto a ello, conocer algunos aspectos y seguir las siguientes recomendaciones:

• Lavar las manos antes y después de tocar las incisiones. Ésta es la mejor manera de prevenir las infecciones.
• Revisar la incisión cada día, en busca de alguna separación, sangrado o algún signo de infección.
• Es normal sentir algo de adormecimiento alrededor de la incisión (herida quirúrgica) por algún tiempo después de la cirugía, característica que disminuye a medida que la incisión sana.
• Usted se puede bañar en la regadera con los puntos o grapas en su lugar, a menos le hayan indicado lo contrario. Utilice agua y jabón neutro o anti-bacterial, lavando la incisión suavemente y después secándola con palmaditas suaves y una toalla limpia, manteniéndola siempre seca.
• Evitar exponer la incisión al sol. Esto puede provocar que la misma se enrojezca. Las cicatrices se vuelven blancas – claras con el tiempo sin la exposición al sol. Revise con su médico la necesidad de aplicar cremas o lociones a sus incisiones.
• Si la herida está cubierta con el parche transparente, mantenerlo así hasta que se desprenda o retirarlo cuando el médico lo indique.
• Si tiene algún drenaje cerrado o con sucesión, mantenerlo sellado y si es necesario manipularlo, lavarse las manos previamente y utilizar guantes desechables.
• Consulte con su médico si, de acuerdo a la evolución de su herida, requiere de otros cuidados.

Dieta, actividad física e higiene
El cuidado de las heridas postquirúrgicas incluyen también una dieta, la cual debe ser balanceada, ya que de esta favor se favorece la adecuada cicatrización. En relación a este tema, es normal no tener ganas de comer porciones regulares inmediatamente después de la cirugía.

Al principio intente comer comidas pequeñas varias veces al día, tome muchos líquidos e incluya fibra en su dieta, como por ejemplo frutas frescas, vegetales y cereales o panes integrales. Comer de esta manera ayuda a prevenir la constipación. Elija alimentos con contenido alto de proteínas para ayudar a su cuerpo a sanar.

Sugerimos además llevar una alimentación balanceada para favorecer una adecuada cicatrización, continuar con la dieta regular, salvo que le hayan indicado una dieta especial e informar si se tiene náuseas o vómitos, por más de 24 horas.

La actividad física queda limitada. Es importante que el paciente trate de mantener reposo en cama utilice andaderas, muletas o bastón para una mayor seguridad; si tiene que subir y bajar escaleras, que sea con ayuda, hasta que le indique que puede realizarlo solo.

Diferentes cirugías determinan otras limitaciones con respecto a la actividad, entre estas no levantar objetos que pesen más de 10 libras durante 6 a 8 semanas, ya levantar objetos pesados, demasiado pronto, puede debilitar la herida quirúrgica.

Le recomendamos planear su actividad diaria de tal forma que puede descansar frecuentemente. No espere que su nivel de energía sea el mismo que el de antes de la cirugía. Su cuerpo necesita más energía para sanar, por lo que pueda que se sienta débil.

Por otra parte, entre las principales recomendaciones de higiene están lavarse las manos con agua y jabón constantemente o alcohol isopropílico, no sumergirse en tinas de baño, piscinas o en las playas después de una cirugía y preferiblemente no antes de los dos meses; y tomar baños de toalla o de regadera según lo indique el médico.

Por último, notifique a su médico en caso de inflamación y/o enrojecimiento, edema, sangrado, salida de secreción purulenta o fétida, mal olor de la herida, dolor intenso no cesante, escalofríos, fiebre, náuseas y vómitos.

Dr. Alejandro Yuil Valdés, MD, FACS. / Cirugía General y Laparoscópica

Modificado por última vez elJueves, 19 Junio 2014 11:42
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!