Jueves, 07 Junio 2018 00:00

Cuidados de la piel sensible

La piel es el tejido que recubre la superficie del cuerpo y lo protege de los agentes externos. Es considerado el órgano más grande que tenemos. Existen cuatro tipos de piel: la piel normal, que presenta una hidratación adecuada y luminosidad; la piel seca, que se caracteriza por tener una textura áspera y en ocasiones presente escamas; la piel grasa, que luce oleosa y con poros abiertos; y la piel mixta, que es grasa en el área central y seca en la periferia de la cara. Sin embargo, en los últimos años se ha añadido un quinto tipo: la piel sensible.

La piel sensible se caracteriza por ser muy reactiva a diversos factores ambientales. Las causas de esta sensibilidad son múltiples; pero se deben principalmente a una combinación de predisposición genética y factores externos capaces de desencadenar o empeorar la condición.

Por lo general, los individuos con este tipo de piel son muy sensibles a productos de limpieza o dermolimpiadores, cosméticos y productos aplicados en general, como bloqueadores solares o cremas hidratantes. Asimismo, puede reaccionar ante factores ambientales como la exposición a temperaturas extremas, aire acondicionado, contaminantes, cierto tipo de ropa, detergentes e incluso alimentos o condimentos.

Signos, síntomas y complicaciones
Las personas con piel sensible presentan por lo general síntomas como picazón, ardor, sensación de quemazón y signos como enrojecimiento y resequedad al estar en contacto con los agentes/productos.

Estas reacciones exageradas a diversos estímulos, de no tratarse adecuadamente pueden provocar un daño persistente en la piel. Adicionalmente, el rascado producido por la picazón puede debilitar la barrera cutánea y provocar infecciones. Es por ello que en individuos con ciertas condiciones concomitantes como rosácea, dermatitis atópica o dermatitis seborreica tienden a cursar con piel sensible, una complicación de utilizar productos inapropiados se traduciría en un empeoramiento de la dermatitis.

Recomendaciones y opciones de tratamiento
Las personas con piel sensible deben tener mucho cuidado al escoger los productos que van a poner en contacto con su piel. Como dermatóloga recomiendo el uso de jabones syndets o sustitutos de jabones e hidratantes neutros y de textura ligera. De igual manera, aconsejamos mantener al mínimo el número de productos utilizados y preferir aquellos con la menor cantidad de ingredientes, sin fragancias, alcohol o color, para poder así disminuir las reacciones y mejorar la tolerancia; evitar exfoliantes o tratamientos muy abrasivos.

Respecto al tratamiento, al paciente se le recomienda utilizar cremas antiinflamatorias, así como lociones a base de agua termal y compresas frías de agua de manzanilla. El paciente debe también procurar estar en un ambiente fresco y limpio. Si el ambiente es muy seco, utilizar humidificadores. Se sugiere además escoger productos diseñados para pieles sensibles, ya que contienen menos preservantes.

Cuando las reacciones son muy intensas, se presenten de manera persistente o empeoren a pesar de suspender el producto causante, es recomendable acudir ante un especialista en dermatología para que le oriente sobre los mejores productos para su tipo de piel.

Por Dra. Jaclyn Guardia – Dermatóloga

Modificado por última vez el Miércoles, 06 Junio 2018 22:22
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes