Deficiencia de la hormona tiroidea

Compartir en mis redes:

La alimentación balanceada aporta los requerimientos diarios de yodo, necesarios para el buen funcionamiento de la tiroides, pero en algunos casos hay deficiencia de esta hormona.  El doctor Pablo Fletcher, especialista en Endocrinología, explica a qué se debe.

De acuerdo con el especialista, la tiroides es la glándula que tenemos localizada en el cuello, en su tercio medio inferior. Es pequeña y, para que tengan una idea, parece una corbata de gatito. Esta glándula está especializada en producir hormona tiroidea, su nombre científico es Levotiroxina, T4, T3. Lo que produce la glándula son cantidades constantes de T4 en un 99% y una pequeñísima cantidad de T3. Esta última es la parte de la hormona funcionalmente activa, tiene una vida media de 24 horas solamente, mientras que la T4 dura máximo 7 días, es más estable y circula más.

La T3 es la que hace la acción de tiroides, lo que se explica porque básicamente, la tiroides actúa como un catalizador en muchas funciones del cuerpo, principalmente en el metabolismo basal que es, a nivel de fisiología, las funciones varias del cuerpo que no permiten mantener el estatus de vida del mismo, es decir, mantener estable la temperatura normal del cuerpo, el ritmo cardíaco, etc., entre otras constantes normales.

El balance adecuado de la hormona tiroidea mantiene muy bien el balance del metabolismo basal, lo que permite que otras hormonas también actúen biene (la de crecimiento, las catecolaminas, etc.). Como vemos, la acción de esta hormona es esencial para la vida.

Deficiencia Congénita
Las deficiencias de la hormona tiroidea se pueden encontrar de forma congénita (desde el nacimiento) con una frecuencia de 1 en 4 mil casos, indica el médico endocrinólogo. El niño nace sin una buena producción de esta hormona nace con lo que se produce algunas consecuencias como retraso físico y mental y, si no se diagnostica a tiempo, el niño avanza con el retraso en su etapa de desarrollo y crecimiento.

Para evitar este y otros problemas por deficiencia de la hormona tiroidea, se encuentra en vigencia la ley de aplicación del Tamizaje Neonatal para detectar esta y otras enfermedades que también se pueden detectar mediante el Tamizaje Prenatal, lo que puede evitar que el niño con problemas.

Antiguamente era más común encontrar esa deficiencia por no saber la causa, pero hace muchos años se conoce que la causa está estrictamente relacionada con la deficiencia de la hormona tiroidea, lo que se da ocasionalmente en algunas regiones del mundo donde ls personas de escasos recursos económicos no alcanzan una higiene y salud adecuadas y subsisten a duras penas.

El Yodo
Estas personas están alejadas de las fuentes de yodo, un mineral esencial para que se produzca una adecuada función de la hormona tiroidea.

Hay muchas fuentes de yodo el alimentos como la carne, la leche, vegetales, y la sal que, por ser un medio común denominador para casi todos, se ha fortificado con yodo mediante ley para asegurar que las personas no tengan deficiencias de yodo.

Bocio
Hay que tener claro que como a los alimentos se le adiciona sal, es poco común la deficiencia, a menos que como ocurrió y ocurre en ciertas áreas, las personas tengan bocio endémico.

El bocio es el crecimiento de la glándula tiroides y el bocio endémico es la deficiencia de yodo a largo plazo, pues da paso a que la glándula crezca y se hipertrofie tratando de captar todo el yodo que pueda del agua, los alimentos, etc. para ejercer su función.

Hace un tiempo, el bocio endémico resultó frecuente en Panamá, en el área de Azuero. Hubo una población que fue motivo de un estudio piloto de bocio endémico que se publicó hace más de 30 ó 40 años y se encontró que el agua de los pozos no tenía casi nada de yodo, por lo tanto el 99% de los habitantes de Peña Blanca, en Las Tablas, provincia de Los Santos, tenían una incidencia de bocio muy importante.

Se estudió la población, se dio tratamiento y los índices disminuyeron. Actualmente está superado, pero siempre hay gente que vive en zonas alejadas y que sencillamente no quieren gastar el extra en la sal yodada, favoreciendo el que se mantenga uno que otro caso.

También es cierto que aunque descendientes de estas personas vivan lejos de ese lugar, así sea que hayan nacido en otro país, se mantiene la tendencia familiar a patologías de tiroides. Es hereditario y poco a poco, conforme pase la tercera generación, va disminuyendo la incidencia.

Panamá no es el único caso; alrededor del mundo hay regiones donde todavía se ve esta deficiencia de yodo.

Otro tipo de deficiencia
Aparte de la forma congénita, es mucho más rara la deficiencia de la tiroides a múltiple nivel como el de la hormona transportadora de deficiencias de la misma hormona tiroidea, que sale anómala por la falta en algunos genes.

La hormona tiroidea tiene varios pasos para formarse. Entonces, el cuerpo tiene la capacidad adecuada para captar todo ese yodo, concentrarlo, incluirlo a la tiroglobulina (que es una proteína básica a nivel de tiroides) y de allí el cuerpo tiene una reserva desde la cual constantemente se está extrayendo hormona tiroidea que está actuando continuamente en todo el cuerpo, ejerciendo su acción. Si se necesita un poco más, el cuerpo da más, y así va regulándose de forma constante, pero para que esto se cumpla, la persona debe mantener una dieta adecuada y suficiente de yodo, sin excederse.

No hay que tomar yodo extra
No es necesario tomar yodo extra porque cualquier persona puede tener susceptibilidad a los problemas de tiroides y no saberlo. No hay que hacer nada exagerado, la alimentación balanceada normal aporta yodo en cantidad suficiente y el cuerpo lo obtiene, lo concentra, lo utiliza, lo recicla, lo excreta a nivel de las heces y orina, y se repone. El ciclo es continuo y adecuado, pero en cualquier parte de este ciclo se pueden encontrar deficiencias en absorción, acoplamientos y otras alteraciones.

BOCIO PRMARIO, SECUNDARIO O TERCIARIO
Hay otras causas de problemas de tiroides, que son varias. Entre estas, el bocio primario que se da en la misma tiroides; el bocio secundario que surge por un problema a nivel cerebral; o el bocio terciario, que se produce mucho más arriba.

También puede suceder que la glándula tiroides esté crecida y todo esté normal porque el déficit se ha compensado en formas adecuadas. En esos casos, pueden presentarse síntomas como molestias para tragar, voz ronca, tos...y lo ideal es ir con un especialista (médico endocrinólogo) que debe hacer el diagnóstico de forma adecuada.

Lo anterior es muy importante porque hay quienes se van a un laboratorio y se hacen exámenes que le indican que el T4 sale nomal, pero en ocasiones, aunque el examen salga normal, puede haber agún problemitas con la tiroides. He allí la importancia de visitar al especialista.

MÁS FRECUENTES EN LAS MUJERES
Es más común ver problemas de tiroides en general en las mujeres que en los hombres, indica el Dr. Fletcher. Esto puede ser así por los cambios hormonales a los cuales está supeditada la mujer ciclos menstrual, embarazo (es una explosión hormonal a todo nivel que produce en algunas personas cambios durante y después. La embarazada puede tener un crecimiento de la tiroides durante el embarazo, pero no debería perpetuarse. Si sucede, hay que descubrir a qué se debe).

Los problemas de tiroides son menos frecuentes en el hombre, pero resultan más problemáticos.

CÁNCER
Cualquier crecimiento raro en el cuello puede ser cánce, así que hay que descartar lo más pronto posible.

Son más propensas las personsa expuestas a algún tipo de radiación como Rayos X y quienes trabajan en laboratorios y no tienen una salud radiológica adecuada; en los odontólogos que usan Rayos X como diagnóstico. Y es que la radiación produce alteraciones genéticas en la glándula tiroides, que pueden producir cáncer.

En la década de los 30 ó 40, en los Estados Unidos, hubo una modalidad de radioterapia en el cuello para disminuir teóricamente la incidencia de amigdalitis en los niños. Pasados los años, estos niños resultaron con cáncer de tiroides. Lo mismo ocurrío en las personsa que sobrevivieron al accidente de Chermobyl en Rusia.

HAY SALIDA
Lo bueno es que la tiroides está a flor de piel y los médicos endocrinólogos pueden hacer un diagnóstico rápido y ofrecer seguimiento. Para eso se cuenta con la biopsia de tiroides con la hoja fina que es un procedimiento rápido con el cual se puede obtener una muestra rápida de células de tiroides de la zona sospechosa y de acuerdo al resultado, entrar en un tratamiento adecuado.

No hay nada que el paciente pueda hacer para prevenir los problemas de tiroides ni hay que estar haciéndose exámenes a cada rato. Si tiene una sospecha, vaya al médico endocrino para que haga una revisión adecuada u ordene los exámenes que considere adecuados.

Puede suceder que la persona que siemrpe está delgada o la que se mantiene en sobrepeso aunque haga dietas y ejercicios, presente un problema de tiroides, pero la incidencia de estos casos es muy baja, así que no hay que dejarse llevar, enfatiza el Dr. Fletcher.

Lo importante es que hay solución para los problemas en la tiroides y, además, se puede hacer una buena sustitución de la hormona tiroides suministrándola de forma sintética en dosis adecuadas diarias.

Dr. Pablo Fletcher
Especialista en Endocrinología

Modificado por última vez elJueves, 20 Febrero 2014 17:24
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!