Dentición temporal: ¿Por qué son importantes los dientes de leche?


La dentición temporal o dientes de leche, cumple una labor muy importante en el desarrollo del niño, que va desde estética, fonación y masticación, hasta estimular el crecimiento de los huesos de la cara.  Asimismo, guardan el espacio para la salida de los dientes permanentes, ya que si alguno se pierde muy temprano, los dientes nuevos pueden salir torcidos.  Por ejemplo, si una muela de leche se pierde por caries antes de tiempo, y no se coloca algo para mantener dicho espacio abierto, las piezas que quedan a los lados del espacio vacío, se moverán cerrando el espacio, y cuando sea hora de que la muela permanente salga, no tendrá lugar para acomodarse, lo que traerá como consecuencia apiñamientos.  Esa idea de que los dientes de leche no se arreglan porque se van a mudar, es errónea; imagínese un niño de 3 años con una muela de leche picada; las muelas de leche se mudan como a los 9 años, o sea que esa muela estará en su boca por lo menos unos 6 años más, por lo que es preferible “calzarla” para prevenir que la caries avance, causando dolor y molestias al niño.

Es común observar caries avanzadas en las primeras molares permanentes que salen aproximadamente a los 6 años; al informarle a los padres sobre esto, con frecuencia nos dicen:  “pero esa muela todavía no la ha mudado”, sin saber que esas muelas no se mudan porque ya son permanentes; entonces, hay que saber cuándo nuestros niños ya tienen muelas permanentes para evitar problemas de caries.

Molestias durante la erupción de los dientes

Cuando los dientes empiezan a salir, puede ser que su bebé tenga molestias en las encías.  Para aliviarlo puede frotar la encía con un pedazo de gasa o algodón.  También están disponibles en el mercado unos cauchos que se enfrían y se le da al niño para que lo muerda.  Si el niño presenta muchas molestias es mejor consultar con su médico o dentista, pues actualmente existen medicamentos tópicos u orales que pueden aliviar dichas molestias.  Contrario a la creencia popular, no es normal que el niño presente fiebre o diarrea durante la erupción de los dientes, por lo que si esto sucede, consulte con su pediatra.

Higiene de los Dientes de Leche

La limpieza de la boca de su bebé debe empezar a partir de los primeros días de su nacimiento. Después de alimentarlo, limpie su encía frotándola suavemente con la punta de una toalla, algodón o gasa, para eliminar la placa bacteriana.  En cuanto los dientes  erupcionen se les debe limpiar utilizando el mismo sistema; después de darle leche al   niño, es conveniente darle una mamadera con agua para tratar de “enjuagar”  los restos de leche que pueden quedar en contacto con los dientes, aunque lo mejor es limpiarlos  directamente.  Si el niño se queda dormido, procure hacerlo cuando despierte.  En cuanto el niño lo permita, empiece a cepillarle los dientes con un cepillo dental de cerdas suaves, utilizando muy poca cantidad de pasta dental con flúor—como el tamaño de una lenteja—, y haga que el niño escupa.

denticion

La Odontología Preventiva se refiere a la prevención de las enfermedades bucales antes de que se desarrollen, y si ya está presente la enfermedad se debe detener y controlar ese proceso.

En promedio, se ha demostrado que el niño de 2 años tiene aproximadamente de 1-2  lesiones de caries, y en algunos casos se desarrollan caries graves durante la época de lactancia, lo que se conoce como Caries de Biberón. La alimentación por biberón, prolongada más allá del tiempo en que el niño comienza a comer alimentos sólidos, puede dar como resultado caries tempranas y rampantes.

Para prevenir las caries de biberón, es importante que los padres conozcan los cuidados necesarios:

1No agregue azúcar, miel u otro tipo de endulzante a los líquidos de ingesta del niño (leche, jugo,  agua), pues son un excelente medio de cultivo para los microorganismos.

2No deje que el niño duerma con el biberón durante sus siestas o por la noche, pues la leche contiene azúcares que se degradan en ácidos, los cuales son los causantes de las caries.  El flujo salival disminuye durante el sueño y se hace mas lento el despeje del líquido de la cavidad bucal.

3Después de darle la leche al niño, conviene darle una mamadera con agua para tratar de “enjuagar” los restos de la leche; si el niño se queda dormido, procure hacerlo cuando se despierte.  Si el infante lo permite puede pasarle una gasa, algodón o la punta de la toalla sobre la superficie de los dientes frotándolos suavemente para eliminar la placa bacteriana.

4En cuanto el niño tenga mayor coordinación de movimientos, se debe introducir el uso del cepillo de dientes.

Las caries se forman cuando los ácidos, productos de la descomposición de los alimentos ricos en azúcar y carbohidratos, permanecen mucho tiempo en la superficie de los dientes.  Primero ocurre una desmineralización de la superficie del esmalte, que puede observarse como una mancha blanca (caries blanca) y posteriormente se desarrolla una caries cavitada que si sigue avanzando puede llegar al nervio y causar desde una leve sensibilidad a los cambios térmicos, hasta dolores nocturnos severos y a la aparición de abscesos dentales.

Alimentos chatarras ricos en carbohidratos tales como las papitas, snacks de harina de maíz  con sabor a queso, tortillas de maíz condimentadas, galletas dulces y saladas y las palomitas de maíz acarameladas, entre otros, pueden producir caries si la higiene no es adecuada pues los carbohidratos se convierten en azúcares y estos a su vez en los ácidos que producen las caries.  Obviamente los caramelos duros y suaves, gomas de mascar y chocolates también están en la lista de alimentos altamente cariogénicos.

Es conveniente llevar al niño a su primera cita dental alrededor de los 2-3 años.  Si se han tenido los cuidados adecuados durante la lactancia, y el infante no presenta estados avanzados de caries, esta primera experiencia será muy agradable.  Usualmente durante esta primera cita se  familiarizará al niño con el instrumental y equipo utilizado, realizándole una limpieza o profilaxis dental y su aplicación de flúor, importante para mantener los dientes sanos y resistentes a caries.

Si antes de los 2 años se observa alguna mancha oscura sobre las piezas dentales, es conveniente llevar al niño lo más pronto posible al odontólogo antes de que la caries avance y cause dolor o abscesos avanzados.

La pasta dental que utiliza el niño debe ser preferiblemente pasta de dientes infantil, debido a que la dosificación de flúor es diferente que en la pasta normal, y si se utiliza la normal, debe hacerse en muy poca cantidad. Como el niño suele tragarse la pasta, corre peligro de ingerir grandes cantidades de flúor lo que podría provocar fluorosis, un estado patológico en donde los dientes presentan diferentes grados y tonos de manchas que van de blancuzcas a café oscuro, lo que los hace a su vez más frágiles.

Si el niño tiene sus dientes pegaditos, sin espacios entre diente y diente, es necesario eliminar la placa dental entre ellos; para esto utilizamos el hilo dental, que usado regularmente disminuirá los problemas de sangrado de encías y caries en las superficies de contacto de los dientes.  Usualmente las dentaduras infantiles en donde no hay espacios presentes, tendrán problemas al momento de mudar dientes, ya que los dientes nuevos serán de mayor tamaño que los de leche.  Si su niño presenta estas condiciones, revise su dieta:  ¿Come bien el niño? O sólo come cosas suaves y le da pereza masticar.  La masticación deficiente produce la falta de estímulo al crecimiento del hueso y el desgaste necesario de los dientes de leche.  Podemos decir que si no se usa, se atrofia.  Consulte a su odontólogo sobre las medidas que se pueden tomar.

dentista

Prevención de Caries en el Sillón Dental

La prevención es el mejor tratamiento.  La tradicional visita al dentista cada 6 meses para limpieza y aplicación de flúor, es la mejor forma para prevenir problemas dentales, ya que permite detectar caries, hábitos, y observar el crecimiento del niño.  Existen también métodos físicos para prevenir las caries, que se aplican directamente sobre los dientes, especialmente en las muelas; si    observamos una muela de cerca, veremos que tiene unos pequeños surcos o “rayitas”, que es donde se quedan atrapados los residuos de comida.  Para que esto no suceda, se recomienda colocar Sellantes sobre dichas superficies, que es como un barniz que sella los surcos aislándolos de la cavidad bucal y por ende de los restos de comida.  Estos se recomiendan principalmente en las muelas permanentes y en casos en que el niño tenga un índice de caries muy alto.

Dra. Brenda Achon
Odontóloga

Modificado por última vez elLunes, 20 Mayo 2013 14:45
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!