Reportajes en Video

Día Mundial contra la Hepatitis


La hepatitis viral – un grupo de enfermedades infecciosas que comprende las hepatitis A, B, C, D y E – afecta a millones de personas en todo el mundo. La misma provoca hepatopatías agudas y crónicas y es la causa de muerte de cerca de 1,4 millones de personas cada año, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). A pesar de ello, la hepatitis sigue siendo una enfermedad en gran medida olvidada o desconocida.

El 28 de julio de cada año, la OMS y sus asociados conmemoran el Día Mundial contra la Hepatitis, iniciativa que tiene como objetivo de promover la compresión y sensibilización acerca de la hepatitis viral y las afecciones que este provoca.

En su sitio web oficial, el organismo internacional señala que en mayo de 2014, la Asamblea Mundial de la Salud, los delegados de 194 gobiernos presentes adoptaron una resolución que tiene como finalidad mejorar la prevención, diagnóstico y tratamiento de la hepatitis viral. En este sentido, en el marco de la celebración del Día Mundial contra la Hepatitis, la OMS insta los encargados de formular las políticas, el personal de salud y el público en general a estar atento ante este “asesino silencioso”.

“El Día Mundial contra la Hepatitis ofrece una oportunidad para centrar la atención en medidas específicas tales como: fortalecer las actividades de prevención, detección y control de la hepatitis viral y sus enfermedades conexas; aumentar la cobertura vacunal contra la hepatitis B e incorporar la vacuna en los programas nacionales de inmunización; y coordinar una respuesta mundial contra la hepatitis viral”, precisa la OMS en su publicación oficial acerca de esta conmemoración en la su web.

El Día Mundial contra la Hepatitis se fijó el 28 de julio en honor del descubridor del virus de la hepatitis B, Profesor Baruch Samuel Blumberg, galardonado con el Premio Nobel, nacido ese día.

Hepatitis
Consciente de la carga que causa la hepatitis viral, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó en 2010 la resolución WHA63.18, la cual exige un enfoque integral para la prevención y el control de este enfermedad.

Tras la aprobación de la resolución, la OMS estableció el Programa Mundial de la Hepatitis, con los siguientes objetivos: reducir la transmisión de agentes que causan la hepatitis viral; reducir la morbilidad y la mortalidad debida a la hepatitis viral a través de la mejora de la atención de los pacientes con hepatitis viral; y reducir el impacto socio-económico de la hepatitis viral en los niveles individual, comunitario y de población.

“La hepatitis es una inflamación del hígado, causada comúnmente por una infección viral. Hay cinco virus de la hepatitis principales, denominados tipos A, B, C, D y E. Estos cinco tipos son de mayor preocupación debido a la carga de la enfermedad y la muerte que causan y el potencial de brotes y propagación de la epidemia. En particular, los tipos B y C provocan una enfermedad crónica en cientos de millones de personas y, en conjunto, son la causa más común de cirrosis hepática y cáncer”, señala una nota descriptiva de la OMS sobre esta enfermedad.

El documento informativo señala también que generalmente la hepatitis A y E es  causada por la ingesta de alimentos o agua contaminados, mientras que la hepatitis B, C y D se producen como resultado del contacto parenteral con fluidos corporales infectados.

Cifras del organismo internacional dan cuenta que 240 millones de personas tienen infecciones crónicas por hepatitis B; 150 millones por hepatitis C; y que la hepatitis E puede inducir una mortalidad del 20% entre las mujeres embarazadas en el tercer trimestre de la gestación.

De acuerdo con la OMS, los modos de transmisión de la hepatitis incluye la recepción de sangre o productos sanguíneos contaminados, procedimientos médicos invasivos que utilizan equipos contaminados y para la transmisión de la hepatitis B de madre a hijo en el nacimiento, de miembro de la familia con el niño, y también por contacto sexual.

Se le considera una enfermedad silenciosa porque la infección puede presentarse con síntomas limitados o inexistentes, y en el caso de haberlos, algunos de ellos son: ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos), orina oscura, fatiga extrema, náuseas, vómitos y dolor abdominal.

Modificado por última vez elMartes, 28 Julio 2015 09:06
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!