Menu
Terreno en boquete

Duelo prolongado y trastornos cognitivos

Duelo prolongado y trastornos cognitivos

Se le denomina duelo prolongado a un trastorno que involucra el desarrollo de distintos síntomas y que se diagnostica seis meses después de la muerte de un ser querido. Estos síntomas suelen ser intensos, persistentes, incapacitantes y alteran toda la existencia de la persona.

El duelo, a pesar de ser doloroso, es un proceso normal, en el que los afectados se adaptan a su nueva vida sin el fallecido. Se caracteriza por una variedad de sentimientos, pensamientos y comportamientos que se van resolviendo con los meses. La mayoría de los sobrevivientes continúan funcionando y encuentran un significado en la vida.

En el caso del duelo prolongado, la persona afectada se encuentra incapacitada por el duelo, tan enfocada en la pérdida que le es muy difícil el interesarse en alguna otra cosa. Siente añoranza continua por el ser querido, existe pérdida del sentido de la vida, así como del sentido del yo; conflicto profundo para aceptar el fallecimiento del ser querido; dificultad para confiar en las demás personas; enojo constante y amargura, relacionado con el fallecimiento; incapacidad para establecer nueva metas y realizarlas; parálisis emocional a partir de la pérdida y shock persiste a pesar del tiempo; deseos de morir para volver a estar con su ser querido; incapacidad de seguir funcionando; sentimientos de culpa, soledad e incapacidad para sentirse conectado a las demás personas. Estos síntomas están presentes todos los días, causando significativa incapacidad y deterioro funcional.

Se ha estudiado que las personas afectadas por un proceso de duelo prolongado son más susceptibles a desarrollar trastornos depresivos, de ansiedad y del sueño; y tienen un riesgo aumentado de suicidio. Del mismo modo, aumentan las consultas médicas por problemas de salud, se incrementa el uso de medicamentos y la frecuencia de hospitalizaciones.

Recientemente, hemos estudiado a una gran población con duelo prolongado y hemos visto que estas personas presentan un riesgo aumentado de desarrollar trastornos cognitivos.

En el estudio que realizamos (H. C. Saavedra Pérez et al. Cognition, structural brain changes and complicated grief. A population-based study. Psychological Medicine, 2014); demostramos que las personas con duelo prolongado presentaban un puntaje bajo en diversas pruebas cognitivas relacionadas con la función ejecutiva y la velocidad de procesamiento, cuando lo comparábamos con los grupos control. Participantes con duelo prolongado también presentaron un volumen cerebral disminuido al compararlos con el grupo control.

Estos hallazgos sugieren que cambios preexistentes en el cerebro pueden contribuir al desarrollo del duelo prolongado, así como que el duelo prolongado no tratado de forma adecuada puede llevar a cambios cerebrales. Estudios recientes han demostrado que en periodos de duelo se activan las áreas de la corteza cingular anterior dorsal y la ínsula. En personas con duelo prolongado, la activación de estas áreas puede ser la causa de la desregulación de la red de procesamiento de información.

El duelo prolongado también se percibe como un estímulo estresante continuo y crónico. Este estrés crónico actúa de forma negativa provocando pérdida neuronal y de las sinapsis, con su consecuente deterioro cognitivo.

Nuestro estudio pone en relieve la importancia de la intervención de un médico psiquiatra en los procesos de duelo. Se sugiere un monitoreo cognitivo de los pacientes que han desarrollado un duelo prolongado, y del mismo modo un seguimiento más cuidadoso de las personas con deterioro cognitivo ya conocido, que se ven enfrentadas a un proceso de duelo. Se debe considerar el uso de técnica de soporte cognitivo para estas personas.

Es importante también que esta población sea adecuadamente tratada sí concomitantemente desarrollan trastornos depresivos, ansiosos o del sueño.

Debemos comprender que un proceso de duelo normal es muy doloroso y agotador. Sin embargo, si pasados seis meses después del fallecimiento del ser querido, la persona es incapaz de realizar sus actividades diarias, de organizarse, de cumplir con sus obligaciones, y se siente llena de desesperanza y sin futuro o sin metas; se debe considerar la visita a un especialista.

Por Dra. Heidi C. Saavedra Pérez  - Médico Psiquiatra

Modificado por última vez elJueves, 09 Noviembre 2017 13:07
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes
¡Hola! ¡Permítenos Ayudarte!