El ataque cardíaco que se llevó a Juan Gabriel


En horas de la tarde de hoy, cientos de medios en todo el mundo reportan el fallecimiento del mexicano Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como Juan Gabriel, a la edad de 66 años, en su casa ubicada en Santa Mónica, California, a causa de un infarto.

El también llamado El Divo de Juárez fue un cantautor, actor, compositor, intérprete, músico, productor discográfico y filántropo mexicano. Con más de 40 años de trayectoria artística, era considerado uno de los cantaautores más prolíficos de México y América Latina, dejando un legado de más de 1,800 canciones como contribuciones a la música popular de la región, en diferentes géneros como las baladas, rancheras, boleros, pop, música norteña, rumba flamenca, huapango, música chicana, salsa, son de mariachi, música de banda, new age, disco, country, big band e infantiles (de cuna). La vastedad de su acervo es desconocida; sin embargo, a la fecha se cuentan más de mil piezas grabadas por más de 800 artistas en idiomas como japonés, portugués, alemán, italiano, turco, inglés y francés.

La información de su fallecimiento y causa fue dado a conocer por los mismos familiares del artista.

El infarto, la causa
De acuerdo con MedlinePlus, de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la mayoría de los infartos, conocidos también como ataques cardíacos, son provocados por un coágulo que bloquea una de las arterias coronarias, que son las responsables de llevar sangre y oxígeno al corazón. Si el flujo sanguíneo se bloquea, el corazón sufre por la falta de oxígeno y las células cardíacas mueren. El término médico correcto para esta sutuación es infarto de miocardio.

La causa de un ataque cardíaco no siempre se conoce. Sin embargo, entre las causas más frecuentes del infarto se encuentra la presencia de placa en las arterias. Se trata de una sustancia compuesta de colesterol y otras células, que se pueden acumular en las paredes de las arterias coronarias, afectando el flujo normal sanguíneo.

Un ataque cardíaco o infarto puede ocurrir cuando:

  • Se presenta una ruptura en la placa. Esto provoca que las plaquetas sanguíneas y otras sustancias formen un coágulo de sangre en el sitio que bloquea la mayor parte o todo el flujo de sangre oxigenada a una parte del miocardio. Esta es la causa más común de un ataque cardíaco.
  • Una acumulación lenta de la placa puede estrechar una de las arterias coronarias, de manera tal que resulta casi bloqueada.

En ambos casos, no hay suficiente flujo de sangre al miocardio y en consecuencia este muere.

Un ataque al corazón puede ocurrir:

  • Cuando la persona está descansando o dormido.
  • Después de un aumento súbito en la actividad física.
  • Cuando está activo afuera con clima frío.
  • Después del estrés emocional o físico súbito e intenso, como una enfermedad.

Muchos factores de riesgo pueden llevar a que se presente acumulación de placa y un ataque cardíaco.

Síntomas
Un ataque cardíaco es una emergencia médica y su riesgo de muerte súbita es más alto en las primeras horas de ocurrido. El dolor torácico es el síntoma más común de un ataque cardíaco. También se puede sentir dolor sólo en una parte del cuerpo o irradiarse desde el pecho a los brazos, el hombro, el cuello, los dientes, la mandíbula, el área abdominal o la espalda.

El dolor puede ser intenso o leve. Se puede sentir como una banda apretada alrededor del pecho, indigestión intensa, algo pesado apoyado sobre el pecho o presión aplastante o fuerte. El dolor generalmente dura más de 20 minutos. Es posible que el reposo y un medicamento para relajar los vasos sanguíneos (llamado nitroglicerina) no alivien completamente el dolor. Los síntomas también pueden desaparecer y regresar.

Otros síntomas de un ataque cardíaco pueden incluir: ansiedad, tos, desmayos, mareo, vértigo, naúseas o vómitos, palpitaciones (sensación de que el corazón está latiendo demasiado rápido o de manera irregular), dificultad para respirar y sudoración copiosa.

Algunas personas (mayores, con diabetes y las mujeres) pueden experimentar poco o ningún dolor torácico. También pueden experimentar síntomas inusuales, como dificultad para respirar, fatiga y debilidad. Un "ataque cardíaco silencioso" es aquel que no presenta síntomas.

Pruebas y exámenes
Durante la atención médica un profesional llevará a cabo un examen físico y auscultará el tórax con un estetoscopio con el objetivo de escuchar ruidos anormales en los pulmones (llamados crepitaciones), un soplo cardíaco u otros ruidos anormales.

También se lleva a cabo un electrocardiograma para buscar daño al corazón. En la mayoría de los casos, ciertos cambios en el electrocardiograma indican que la persona está teniendo un ataque cardíaco. En ocasiones estos cambios no están presentes, a pesar de que otras pruebas indican que se ha tenido un ataque cardíaco. Esto se puede llamar IMSEST.

Un examen de sangre puede mostrar también si hay daño al tejido del corazón y si se ha experimentando un ataque cardíaco. A lo largo de las primeras 6 a 12 horas, la persona puede ser sometida a al menos 3 tipos de pruebas diferentes, entre estos una angiografía coronaria, que utiliza un tinte especial y radiografías para ver la forma en que la sangre fluye a través del corazón.

Otros exámenes para observar el corazón que se pueden hacer mientras usted está en el hospital:

  • Ecocardiografía con o sin prueba de esfuerzo
  • Prueba de esfuerzo con ejercicio
  • Prueba de esfuerzo nuclear
  • Tomografía computarizada del corazón o resonancia magnética del corazón

Tratamiento

  • El paciente estará conectado a un monitor cardíaco de manera que el equipo médico pueda observar qué tan regularmente está latiendo su corazón. Recibirá oxígeno para que su corazón no tenga que esforzarse tanto.
  • Tendrá colocada una vía intravenosa (IV) en una de sus venas, a través de la cual pasan los medicamentos y líquidos.
  • Puede recibir nitroglicerina y morfina para ayudar a reducir el dolor torácico.
  • Puede recibir ácido acetilsalicílico (aspirin), a menos que no sea seguro para usted. En ese caso, se le dará otro medicamento para prevenir los coágulos de sangre.
  • Los ritmos cardíacos anormales (arritmias) se pueden tratar con medicamentos o electrochoques.

Procedimientos de emergencia
La angioplastia es un procedimiento para abrir vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que le suministran sangre al corazón y menudo es la primera opción de tratamiento. Se debe llevar a cabo dentro de los 90 minutos después de llegar al hospital y por lo regular no más de 12 horas después de un ataque cardíaco.

Al paciente puede colocársele un stent (endoprótesis vascular), que es un pequeño tubo de malla metálica que se abre (expande), dentro de una arteria coronaria. Se coloca por lo regular después o durante una angioplastia y evita que la arteria se cierre de nuevo.

También recibirá una receta de fármacos para disolver el coágulo, lo cual se denomina terapia trombolítica. Es mejor si estos fármacos se administran poco después de la aparición de síntomas, normalmente no más de 12 horas después e idealmente menos de 30 minutos después de llegar al hospital.

Algunos pacientes también pueden someterse a una cirugía de revascularización coronaria para abrir los vasos sanguíneos estrechos o bloqueados que le suministran sangre al corazón. Este procedimiento también se denomina injerto de revascularización coronaria o cirugía a corazón abierto.

Pronóstico
El pronóstico después de un ataque cardíaco depende de varios factores como el daño al miocardio y las válvulas cardíacas y dónde se localiza ese daño.

Si el corazón ya no puede bombear sangre al cuerpo tan bien como lo solía hacer, puede haber insuficiencia cardíaca. Se pueden presentar ritmos cardíacos anormales y pueden ser mortales.

La mayoría de las personas pueden retornar gradualmente a sus actividades normales después de un ataque cardíaco.

 

Modificado por última vez elViernes, 09 Septiembre 2016 23:07
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!