El Fenómeno de El Niño y su impacto en la salud pública


A finales de diciembre pasado, la agencia espacial estadounidense NASA anunció que existen al menos tres poderosas razones para creer que el Fenómeno de El Niño de 2015-2016 será tan "grande y poderoso" como el considerado peor de la historia, el de 1997 y 1998.

Indicadores relacionados a las altas temperaturas de la superficie oceánica, las altísimas temperaturas registradas en el hemisferio norte y la inexistencia de signos que indiquen que el fenómeno “va a retroceder” son esas razones.

De acuerdo con la NASA, las consecuencias del Fenómeno de El Niño se sienten en todo el planeta y se mantendrán durante el primer cuatrimestre del año.

Alturas muy superiores a las usuales en el nivel del Océano Pacífico son un indicador de que existe una gruesa capa de agua caliente. El agua caliente y tibia que se ha acumulado en la zona es lo que atrae los nubarrones y las tormentas que han comenzado a presentarse en parte de América Latina, fundamentalmente en Sudamérica. Las inundaciones en la provincia argentina de Entre Ríos también se han asociado a El Niño.

Otra consecuencia de esto es el bajo nivel de lluvias en el sudeste asiático, lo cual contribuyó a la multiplicación de grandes incendios que han cubierto de humo a la región desde hace unas semanas. La sequía también se siente en zonas geográficas colindantes con la línea del Ecuador.

El fenómeno y su impacto
El Niño es un fenómeno natural que ocurre cada dos a siete años cuando las aguas cálidas de la región central del océano Pacífico se expande hacia el este, acercándose a las costas de América.

Normalmente alcanza su momento más agudo a finales de año pero sus efectos se sienten a lo largo de la primavera del hemisferio norte y pueden durar hasta los 12 meses siguientes.

Entre 2015 y 2016, cientos de países han sufrido los estragos de sus efectos. Algunos han tenido oleadas de frio intenso, desastres naturales relacionados con inundaciones; mientras que otros atraviesan grandes sequías, como ocurre en Panamá y países del sudeste asiático.

Ahora, los cambios climáticos y los fenómenos relacionados no solo tienen efecto en el clima, la comida, la siembra y ganadería, sino también en la salud de las poblaciones de los países a los que afecta.

"No hay duda de que los fenómenos climáticos tienen un efecto sobre la salud de la población. De hecho, se han realizado estudios a nivel global del impacto del cambio climático y el impacto en la salud pública de la población. Por ejemplo, afectaciones climáticas como sequías o inundaciones, traen con ellas problemas de nutrición, enfermedades transmitidas por vectores, cólera, entre otras enfermedades", explica Arlene Calvo, Investigadora y Profesor Asistente del Departamento de Salud Global de la Universidad del Sur de Florida en Panamá (USF Health Panamá).

Las afecciones
Calvo, con quien SaludPanama.com conversó en exclusiva sobre los efectos del Fenómeno de El Niño en la salud pública, asegura que Panamá no se escapa de esta realidad. Señala que según la Organización Mundial para la Salud (OMS), el Fenómeno de El Niño puede traer problemas de malnutrición, epidemias, problemas alimentarios, y el calor intenso falta de abastecimiento de agua.

“Todos estos aspectos pueden impactar a Panamá y de manera muy contundente, dejando consecuencias y requiriendo acciones específicas por parte del Gobierno, instituciones y la población en general para minimizar los efectos”, explica.

“Es necesario que la población tome responsabilidad por algunos puntos que solo ella misma puede solucionar. Por ejemplo, en base a la falta de agua, vamos a tener que almacenar en contenedores, agua para uso potable. Así, que se deben asegurar que los contenedores estén limpios para evitar problemas gastrointestinales, y taparlos completamente para evitar brotes por vectores. Especialmente, ahora que tenemos la amenaza de los virus transmitidos por mosquitos como el virus del zika”, agrega.

Para la investigadora, la aparición de algunas afecciones a causa del Fenómeno de El Niño puede ser motivo de preocupación personal y de los Gobiernos. Enfatiza en que el principio de la salud pública es la prevención, lo que significa tomar las medidas preventivas de buena higiene, limpieza en los hogares, cubrir los contenedores con agua, etcétera. De no hacerlo, pueden generarse epidemias.

Acciones a tomar
“No podemos depender totalmente del gobierno. Creo que las personas deben tomar responsabilidad. Por ejemplo, si sabemos que tenemos un problema de agua, que impacta directamente a los animales y a las personas, debemos prevenir uso en exceso del agua. Es irresponsable pensar que esto no va a impactar la salud de las personas”, precisa.

Calvo enfatiza en la necesidad de mantener las áreas públicas y de los hogares limpias, aplicarse las vacunas que sean necesarias y no utilizar los recursos naturales en exceso. “Es responsabilidad nuestra mantenernos saludable y que nuestro país continúe, en un alto nivel de salud a nivel regional”.

Modificado por última vez elViernes, 19 Febrero 2016 09:24
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!