Enfermedad Diverticular de Colon


“La enfermedad diverticular de colon afecta a aproximadamente el 40% de la población adulta, mayor de 65 años de edad. Se trata de una afección que aunque puede adquirirse, tiene también un muy alto porcentaje de factor hereditario, por lo que es común ver esta afección en parientes de una misma familia, de generaciones distintas. Es considerada una afección crónica, ya que una vez que aparece pasa a convertirse en una enfermedad de control. El paciente debe aprender a vivir con sus divertículos”.

Así lo explica el cirujano general y proctólogo Sergio Herbert, quien señala que en un momento dado, la enfermedad diverticular pueda cursar sin ningún tipo de síntoma, o en muchas otras ocasiones con síntomas que el paciente puede asociar con molestias estomacales o de digestión, desconociendo así que puede estar padeciendo la enfermedad.

En este sentido, los síntomas serían sensación de distención abdominal, cambios en los hábitos intestinales que afectan el ciclo normal de evacuación, dolor abdominal leve a moderado.

“Estos síntomas pueden presentarse en cualquier momento del día, no necesariamente después de comer. El problema de la enfermedad diverticular no son precisamente los síntomas, que pueden ser similares a los de una indigestión, si no las complicaciones que trae consigo. Las principales complicaciones de la enfermedad diverticular son la diverticulitis, que es la inflamación de uno o más divertículos; y el sangrado diverticular”, indica Herbert.

Estas dos situaciones sí tienen síntomas claros y requieren de tratamientos específicos. Es poco probable que un paciente presente ambas complicaciones, ya que estas ocurren en diferentes partes del intestino grueso.

La Diverticulitis y el Sangrado Diverticular

Los divertículos son pequeñas bolsas que se abultan en el colon o en el intestino grueso y que al parecer están asociadas al bajo consumo de fibra.

La diverticulitis se diagnostica mediante una colonoscopía, en cuyo examen los divertículos se reflejan como orificios. “Estos divertículos pueden romperse, inflamarse y generar la posibilidad de que en ellos se acumulen alimentos no digeridos, lo que puede provocar cuadros infecciosos. A esa condición la denominamos diverticulitis; es decir, inflamación de uno o más divertículos”, indica el doctor.

El paciente con este cuadro presentará principalmente dolor abdominal, súbito y que va en aumento. El tratamiento inicia con antibióticos, cuyo espectro depende del grado severidad del caso.

De acuerdo con el proctólogo, para los más severos, el paciente incluso permanece hospitalizado, para ser tratado en el mismo hospital. También puede requerir una cirugía de urgencia, la cual dependiendo de la magnitud del daño contempla la eliminación de la sección de colon o intestino afectado por la diverticulitis y en ocasiones, una colostomía temporal, que es una incisión que se hace en el colon o intestino grueso para crear una abertura artificial o estoma a la parte exterior del abdomen, y así derivar las heces fuera del trayecto normal. Este procedimiento puede hacerse hoy día mediante laparoscopia.

Respecto al sangrado diverticular, se trata de una complicación poco frecuente, pero que cuando ocurre se presenta con un sangrado usualmente muy intenso, que amerita en la mayoría de las ocasiones la hospitalización del paciente.

“La intensidad del sangrado es similar a la de una hemorragia, requiriéndose a veces transfusiones de sangre. Por suerte ese sangrado se controla con medidas de atención intrahospitalarias, con muy buenos resultados, en corto tiempo”, afirma el doctor.

En la mayoría de los casos, el sangrado diverticular no requiere de cirugía y el tratamiento final dependerá de cada caso y sus condiciones previas.
Medidas preventivas

Según Herbert, “la diverticulitis y el sangrado diverticular no se pueden prevenir del todo, por lo que las medidas de prevención deben tomarse desde el momento en que el paciente comienza a sentir con mucha frecuencia aquellos síntomas que pueden confundirse con molestias estomacales, de las que hablamos inicialmente”.

El diagnostico de la enfermedad diverticular debe hacerse tempranamente, una vez el paciente comience a presentar los síntomas. Una vez diagnosticada la enfermedad, el paciente debe tener mucho cuidado con su alimentación.

La dieta de los pacientes con enfermedad diverticular debe ser muy alta en fibras, la cual  deben adquirir de las frutas, vegetales, cereales y suplementos de fibra que pueden adquirirse en los supermercados.

Asimismo, de acuerdo con el doctor deben evitar el consumo de irritantes, como el picante, la pimienta y el licor.

Deben adicionalmente, estar pendiente de cualquier aumento de intensidad en los síntomas, lo cual puede significar la presencia de cualquiera de las dos complicaciones a las que se hizo referencia.

Modificado por última vez elLunes, 18 Febrero 2013 17:16
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!