Menu

Médicos: Afíliese a a la Red de SaludPanama.com Aquí

Médicos: Afíliese a a la Red de SaludPanama.com Aquí

Médicos: Afíliese a a la Red de SaludPanama.com Aquí

previous arrow
next arrow
Slider
¿Especialistas en Cirugía General?
¡Sí Tenemos!
¿Especialistas en Diseño de Sonrisas?
¡De Inmediato!
¿Cirugía Para La Obesidad?
¡En Todo El País!
¿Pediatras y Neonatólogos?
¡A La Orden!
Oftalmólogos, Ortopedas, Psiquiatras...
¡Esperan Tu Contacto!
previous arrow
next arrow
Slider

Enfermedades propias del verano

Enfermedades propias del verano

Pasó diciembre y llega el verano. Con este, también llega una época del año cuyo clima invita a las vacaciones, diversión y relajación. Sin embargo, no siempre estos momentos vienen solos. En ocasiones se acompañan de algunas afecciones, porque en el afán de disfrutar no se toman las medidas necesarias para evitar enfermedades.

La subida de temperaturas, los días de playa y piscina, la exposición incontrolada al sol, el exceso de comidas, las dietas estrictas, los excesos de alcohol, las actividades al aire libre, el cloro de las piscinas, entre otros, son algunas de las causas de las enfermedades propias del verano.

Te dejamos a continuación una lista con las más comunes de ellas, para que tomes las precauciones necesarias para una correcta prevención y puedas cuidarte y disfrutar de esta maravillosa época del año.

Enfermedades estomacales
En esta época, la diarrea, la deshidratación, la intoxicación y las infecciones suelen presentarse con frecuencia debido a bacterias o virus, la ingesta de alimentos crudos, mal preparados o en mal estado; y el exceso de comida.

Muchas de estas enfermedades pueden contagiarse de manera oral, aérea y contacto dérmica. Las altas temperaturas ayudan al desarrollo de las bacterias, así como la descomposición de la comida, por lo que es recomendable lavarse bien las manos antes y después de comer e ir al baño, consumir alimentos frescos y refrigerados y en lugares higiénicos, lavar bien las frutas y verduras, preferentemente con vinagre o una gotita de cloro (lejía) y evitar consumir alimentos pesados y de manera excesiva.  

En cuanto a la deshidratación, la misma se produce cuando la salida de agua y sales del organismo es superior a la entrada, lo que da lugar a vómitos, diarreas, fiebre, golpes de calor, entre otros. Para prevenirla, evite el exceso de abrigo y el exceso de alcohol, así como realizar ejercicio físico intenso en ambientes calurosos, además de incrementar el consumo de agua embotellada.

Enfermedades de las vías respiratorias
Las más comunes son faringitis, bronquitis y otitis. Lo principal es evitar los cambios  bruscos de temperatura; es decir, no quedarse con la ropa mojada a causa de la lluvia, evitar entrar a climas fríos y salir a muy calientes -y viceversa-, ya sea a causa de calentadores, aire acondicionado o temperatura ambiente en periodos cortos de tiempo, ya que estos golpes producen congestión de las vías respiratorias.

Otro problema común en verano es la otitis del oído externo u ‘otitis de nadador’, llamada así porque su causa se asocia a una permanencia prologada en el agua. Esta situación incrementa la humedad en el oído, que crea el caldo de cultivo para bacterias y hongos infecciosos. Afecta a todo tipo de personas, en especial a los niños, y sus síntomas son dolor en el oído, que aumenta al mover la oreja; dolor al masticar, falta de audición y secreción de líquido, que puede llegar a ser de color amarillento. No se trata de una enfermedad grave, aunque sí molesta y que, si no se trata puede derivar en complicaciones. Para prevenirla es importante inclinar la cabeza hacia un lado y golpearla suavemente para que salga el agua y seguidamente, introducir con mucho cuidado un extremo de la toalla en el oído para secarlo. Para algunas personas, muy sensibles, es una buena idea bañarse con tapones.

Enfermedades de la piel
Las más comunes son las quemaduras solares por la exposición excesiva al sol en horarios no adecuados, así como por la falta de aplicación de productos dermatológicos correctos; y la micosis.

Además de producir quemaduras por insolación, los efectos del sol sobre la piel son acumulativos y pueden desencadenar tumores con riesgo de cáncer, manchas y envejecimiento prematuro de la piel. De allí la importancia de proteger la piel y utilizar bloqueadores solares con factor alto de protección, principalmente en niños. La protección siempre debe tener un factor de protección superior a 30, siendo 50 el recomendable y desde luego el imprescindible cuando se trata de pieles bien blancas. En el caso de lactantes, la recomendación de los especialistas señala que sólo pueden exponerse al sol directo después de las seis de la tarde, y utilizando siempre gorro y ropa adecuada. Se recomienda evitar tomar el sol entre las 12 del mediodía y las 4 de la tarde, además de acudir previamente al dermatólogo para conocer qué tipo bloqueador es el más indicado de acuerdo con el tipo de piel.

Otra enfermedad es la micosis, producida por un hongo que se adhiere a la piel.  La consulta médica más común en verano a causa de hongos es por los llamados pie de atleta, cuyo contagio se produce principalmente en las duchas de las piscinas. Para prevenirlos, los dermatólogos recomiendan bañarse con las zapatillas puestas, y secarse bien entre los dedos, uno por uno. Si se tiene tendencia a tener hongos los especialistas recomiendan colocarse algún antimicótico. Para evitar el crecimiento de hongos en otras partes del cuerpo debe mantenerse la piel seca y limpia.

Picaduras de insectos u otros animales
Las picaduras, en general, se manifiestan con mayor frecuencia en el verano debido al mayor contacto de niños y adultos con ambientes naturales, por lo que se hace necesario el uso de insecticidas no tóxicos y de productos tipificados como repelentes, para prevenir durante el día y la noche las picaduras de insectos.

Los mosquitos, orugas, avispas, abejas y arañas, entre otros, son invitados habituales del verano. Sus picaduras y mordeduras pueden causar enfermedades peligrosas, picazón y dolor en la piel. Aunque algunos suelen ser inofensivos, pueden resultar mortales en personas con reacciones alérgicas severas, por lo que su prevención es fundamental. Las visitas a las playas también conllevan un aumento en el número de afectados por picaduras de animales marinos (medusas, erizos, entre otros). Por lo general no suelen ser mortales, aunque si dolorosas y desagradables al producir edemas inflamaciones e infecciones.

En cualquier caso, dentro o fuera del agua, si le pica algún animal cuya reacción puede ser desfavorable, acuda al puesto de atención de salud o socorro más cercano, para tener acceso al remedio de forma rápida y eficaz.

Fuentes: Salud.com, ElMundo.es, Nexcare.com.mx

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Saludpanama.com. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Bienvenidos nuevos Médicos y Odontólogos a nuestra red...

Bienvenidos nuevos Médicos y Odontólogos a nuestra red...

Bienvenidos nuevos Médicos y Odontólogos a nuestra red...

previous arrow
next arrow
Slider

Información

  • VisaSaludPanama.com es una producción de Panasalud, S.A. MastercardPara mayor información, contáctenos llamando al +507 263 5287 o al +507 263 0653 en donde estaremos muy complacidos de recibir su contacto.

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes