Escogiendo las zapatillas de correr más adecuadas


Si tienes en mente aprovechar el verano para comenzar o retomar el ejercicio aeróbico al aire libre, correr es una buena opción para ti. El verano es propicio para ello porque ceden las lluvias, siempre que tomes en consideración el horario, para no verte afectado por la exposición al sol.

Sin embargo, para sentirse bien, correr no es suficiente. Elegir bien las zapatillas para hacerlo es esencial. Ampollas, esguinces y otros tipo de lesiones puede convertir esta actividad en una verdadera molestia y en ocasiones, en un ejercicio de un solo día.

Aunque suene por de más conocido, es importante destacar que los pies son todos diferentes y que al momento de comprar una zapatilla, no debe considerarse como ejemplo las que se compró un amigo o familiar.

Existen diferentes estudios que permiten conocer el tipo de pisada que cada persona tiene y que ayudan a determinar cuál es el calzado más adecuado para la práctica del running.

Para elegir el calzado adecuado a la hora de correr y minimizar los riesgos derivados de la exigencia de esta actividad, es recomendable primero acudir ante un especialista, para la realización de una evaluación que permita conocer qué tipo de pie se tiene (pronador o supinador) y cómo debiese ser la zapatilla a utilizar.

Te dejamos a continuación algunos consejos que te ayudarán a escoger las zapatillas más adecuadas.

La talla: Cuando corres, el pie resbala hacia adelante desde varios milímetros hasta incluso un centímetro. Al probarte un par de zapatillas, asegúrate de que los dedos no toquen la punta. De este modo, reduces el riesgo de ampollas y uñas negras. Deja un centímetro entre los dedos y la punta de la zapatilla. Para ser más claros, las zapatillas de running deben ser pues una talla superior que el calzado de ciudad.

El peso: No es igual una par de zapatillas para una personas que pesa 60 kilográmos que para una que pesa 90. Si tu peso es superior a los 80 kilogramos,  concede prioridad a la amortiguación.  Opta entonces por una entresuela de espuma más dura, así como por una tecnología de amortiguación adicional en el talón y en la puntera.

El terreno: La zapatilla a utilizar también depende del terreno sobre el que correras, si es camino o carretera. Para carretera, escoje por una buena amortiguación, ya que es en este terreno las zapatillas se desgastan más. Si corres por caminos, elige una buena sujeción del pie y una suela con relieve de tacos, adaptada a los obstáculos naturales. Para correr en la naturaleza, lejos de carreteras o fuera de pistas, con máxima seguridad y buen rendimiento, debes utilizar un equipamiento adecuado a este terreno. En la naturaleza, las zapatillas deben ser resistentes, sujetar bien el tobillo y ofrecer una buena resistencia.

El objetivo: Para qué vas a usar las zapatillas también es importante. El objetivo es diferente si buscas unas zapatillas para entrenamiento o para competición. El tipo de zapatillas variará de una práctica a otra. Para entrenamiento o carreras ocasionales, se recomiendan zapatillas con un peso de entre 300 y 400 g. Son eficaces en carreteras y caminos y proporcionan estabilidad, confort y amortiguación. Mientras, si el objetivo es la competición, debe pensarse más en el rendimiento que en el confort. Para ello, se recomiendan unas zapatillas ligeras, con un peso de entre 150 y 280 g. Los corredores más expertos siempre utilizan zapatillas más ligeras.

Aparte de estos aspectos, considera también los siguientes cuestionamientos:

¿Cuándo renovar las zapatillas?
Es difícil ver el desgaste de las zapatillas porque es progresivo. Para valorar si las zapatillas están gastadas, revisa si en la lámina de la entresuela hay desgarros o el grosor de los tacos.

Las zapatillas más pesadas, de suela espesa, para entrenamiento te permitirán hacer entre 1. 500 y 2.000 kilómetros, mientras que las zapatillas más ligeras, de competición, deben renovarse más a menudo, cada 300 y 500 kilómetros aproximadamente.

¿Cuándo es el mejor momento del día para elegir las zapatillas?
Compra mejor tus zapatillas por la tarde, cuando los pies están hinchados. Durante el esfuerzo el pie se hincha y, pasados de 30 a 45 minutos de carrera, tiende a apelmazarse. Por eso te aconsejamos que elijas las zapatillas por la tarde.

Fuentes: http://www.decathlon.es; http://www.meds.cl

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!