Estos son los 15 alimentos que mejor cuidan la piel


La piel es el órgano más olvidado en las consultas de nutrición y la alimentación no suele salir a relucir en las consultas dermatológicas como tratamiento, porque en la mayoría de las ocasiones cuando se acude ya es necesario administrar medicamentos. Sin embargo, es evidente que una alimentación sana es la mejor solución para cuidar de nuestra piel, luchar contra el envejecimiento y contra los efectos del sol, principalmente en un país como Panamá.

La piel actúa como barrera protectora entre nuestro organismo y el medio que lo rodea, protegiéndolo y contribuyendo a mantener íntegras sus estructuras. Por ello, requiere de aportes nutricionales al igual que cualquier otro órgano y partes del ser humano.

“Si bien es cierto que las cremas de belleza y otros productos nos prometen maravillas y sus componentes pueden ser de mucha ayuda, no siempre es suficiente. La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y como tal se ve afectado por el cómo y qué comemos. La alimentación, que incluye la hidratación, juega también un papel importante en la prevención de enfermedades de la piel o sistémicas, que se reflejan en la misma”, comenta la dermatóloga Sheila Sánchez.

Es por esto que el tratamiento o manejo de algunas enfermedades dermatológicas requieren también de un enfoque nutricional. “Antes de indicar medicamentos u otros tratamientos, o de manera paralela, algunos dermatólogos recomiendan realizar un estudio nutricional para poder utilizar el consejo dietético como coadyuvante en patologías dermatológicas o para prevenir cualquier aspecto que pueda afectar a la piel. Cualquier desequilibrio de la dieta en forma de deficiencia nutricional, deficiencia especifica de nutrientes o exceso de componentes tóxicos pueden conllevar a un desequilibrio de la piel y ocasionar problemas en ella”, expresa, por su parte, la nutricionista y dietista Geminnesse Hernández.

Impacto
"Un déficit de algunos nutrientes puede provocar que el proceso de renovación de la piel no se desarrolle correctamente tanto por un déficit de vitaminas o por alergias alimentarias, pudiendo provocar enfermedades que afectan a nuestra piel. Las carencias de Vitamina A, que ayuda a mantener la salud de piel y mucosas; o el déficit de Vitamina B2, que puede provocar picor de ojos y acumulaciones seborreicas en torno a los ojos, son ejemplos de cómo la mala alimentación afecta a nuestra piel", agrega.

"Por nuestra salud, lo cual repercute en un buen estado de piel, en la medida de lo posible debemos evitar alimentos refinados y procesados y aprovechar el consumo de alimentos de temporada por su alto contenido en vitaminas y minerales. Se ha visto que hay una relación directa de mejora y renovación de las estructuras de nuestra piel cuando nuestra alimentación proviene de alimentos de baja carga glucémica: legumbres, cereales integrales, verduras y frutas”, señala, por su parte, la nutricionista Hernández. 

Asimismo, de acuerdo con la especialista, las proteínas de alto valor biológico son fundamentales para la formación de las estructuras corporales –el colágeno y la elastina son los responsables de la firmeza y la elasticidad de la piel, respectivamente–, al igual que los ácidos grasos insaturados y las vitaminas C y E, que tienen una gran capacidad antioxidante.

Además de una alimentación variada, unos hábitos de vida saludables –incluyendo actividad física y descanso adecuado, y evitando el tabaco, el alcohol y el estrés– son los mejores amigos de nuestra piel.

Qué buscar
La importancia vital de la alimentación en la piel todavía no parece un tema suficientemente extendido. Los pacientes acuden al nutricionista para tratar el sobrepeso, buscar una guía de alimentación deportiva o al dermatólogo para tratar enfermedades concretas, pero nadie se preocupa por evitar el deterioro prematuro de su piel.

Para tratar de paliar ese olvido y empezar a pensar desde hoy en cuidar nuestra piel a través de la alimentación, te proponemos incorporar a tu dieta diaria esta lista de alimentos:

- Verduras de hoja verde: empezamos por lo más básico. Las verduras están repletas de vitaminas, minerales y antioxidantes que protegen las células de la piel y estimulan su crecimiento, lo que permitirá que tu piel no se arrugue ni se dañe. Además, los antioxidantes protegen tu piel contra los rayos de sol.

- Chocolate negro: sí, podemos tomarlo sin sentirnos culpables. Sus altos niveles de flavonoides de cacao pueden ayudar a ablandar e hidratar la piel.

- Yogurt: es rico en biotinas, que nutren la piel y refuerzan las uñas. También es rico en proteínas que ayudan a la digerir la grasa.

- Melón y mango: contienen cartenoides que disminuyen las espinillas y el acné, mejoran la calidad de la piel, reducen la sequedad, aumentan su tono y elasticidad y ralentizan su envejecimiento.

- Salmón: contiene ácidos grados que, además de ser buenos para el corazón, lo son para la piel porque reducen el enrojecimiento, la inflamación y el acné, previenen la piel escamosa y actúan como hidratantes al liberar aceites naturales.

- Pomelo: es rico en licopeno, otro poderoso antioxidante eficaz en la protección de las células y la lucha contra los radicales libres procedentes de los rayos uva del sol y los contaminantes.

- Mucha agua: la hidratación permanente comienza por aquí. Mantener la piel bien hidratada hace además que las arrugas sean más difíciles de formar. También puedes tomar agua con zumos naturales e infusiones.

- Té verde: lucha contra el acné debido a su capacidad de disminuir los niveles de una hormona productora de acné. Además, esta bebida está llena de antioxidantes, lo que hará a tu piel más joven y saludable en general.

- Bayas o frutos rojos: las frutas de este tipo, como el arándano o la cereza, están cargadas de antioxidantes que ayudan a nuestra piel a estar libre de manchas.

- Aguacate: es una poderosa fruta que hace maravillas para tu piel. El aceite de aguacate penetra profundamente en la piel, dejándola bien limpiada, nutrida y suave. Sus antioxidantes ayudan a eliminar las arrugas dando a la piel un brillo juvenil.

- Papaya: no es solo una fruta tropical deliciosa, sino muy saludable. Está repleta de fibra, folatos y antioxidantes y cargada de vitaminas. Además de entera, podemos picarla y añadir en nuestro yogur para aprovecharla al máximo.

- Pepino: contienen un sinfín de las vitaminas y minerales que nuestro cuerpo necesitas. Además, ayudarán a reducir la cintura, nutrir la piel interna y aclarar la piel exterior.

- Zanahoria: contienen Vitamina C, lo que ayuda a la producción de colágeno en el cuerpo, una proteína que ayuda a prevenir las arrugas y ralentiza el proceso de envejecimiento. Además, la Vitamina A combate los radicales libres para prevenir las arrugas, la pigmentación y un tono de piel desigual.

- Batata: la patata dulce está llena de antioxidantes que cuidan de tu piel y luchan contra los radicales libres que dañan las células y pueden causar un envejecimiento prematuro.

- Semillas de cáñamo y linaza: son una fuente de energía de ácidos grasos esenciales, como Omega 3, y están llenas de proteínas, por lo que es un superalimento para una piel brillante. Comerlos como aperitivo o en ensaladas o sándwiches ayuda a proteger tu piel contra las arrugas y el daño solar.

Modificado por última vez elMiércoles, 13 Marzo 2019 20:02
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!