¿Hasta cuándo se estudia en la medicina? La Educación Continua desde la perspectiva de un cirujano


Alejandro Yuil Valdés es un médico panameño, nacido en la ciudad capital, que según sus propias palabras se convierte en cirujano general, luego de vivir experiencias personales en el salón de operaciones con su padre y establecerse la misma meta como reto personal profesional.

Hoy, desde su consultorio, bien sea el privado o el ubicado en las instituciones públicas de salud del país, ofrece a nacionales y extranjeros consultas de cirugía general tradicional y laparoscópica, de tipo electivas y de urgencia.

Como cirujano general, son múltiples las afecciones quirúrgicas que Yuil puede tratar en la actualidad, apoyado en sus habilidades y destrezas pero sobre todo en sus conocimientos, los cuales están en constante renovación debido a alta y frecuente participación que tiene en actividades y eventos de educación continua.

Probablemente, en la actualidad sean más las enfermedades quirúrgicas que tienen una opción de tratamiento en la cirugía laparoscópica que hace unas décadas atrás, y completamente seguro las que hoy tienen en la cirugía no sólo la solución, si no que está viene acompañada de una más rápida recuperación, que redunda en una mejor calidad de vida y mayor gratificación para quienes, sin importar el motivo, a operaciones se someten.

Cirugía gastrointestinal (resección de tumores gástricos y de intestino delgado), de tiroides, de mama, de vesícula biliar, de apéndice, de colon y recto, de trauma, de emergencia, así como biopsias, tratamiento de hernia de la pared abdominal, colocación de catéter laparoscópico de diálisis peritonial (Tenckhoff) y colocación de catéter venoso permanente (port-a-cath) son sólo algunos de los procedimientos por los que cientos de pacientes llegan al consultorio de Yuil para consulta.

Los programas de educación continua en el ámbito de la medicina están dirigidos a profesionales de la salud y de disciplinas afines. Corresponden a diferentes tipos de actividades formativas en temas específicos, así como también, se abordan contenidos de relevancia nacional vinculados al quehacer en salud. La educación continua en la medicina incluye diplomas de post-título, estadías clínicas, cursos de especialización y de actualización y congresos.

El inicio
Yuil confiesa que aunque desde niño se sintió atraído por la aviación, también sentía empatía por la medicina. A medida que avanzaba en edad y crecía, la afectividad por la medicina también crecía. La tendencia profesional de su familia influyó finalmente en su decisión de inclinarse por aquello que hoy define su vida y dedicación.

Su padre, un tío y un primo son cirujanos. Cuenta además con otro cierto número de familiares relacionados a las ciencias médicas. Afirma que sólo fue necesario decirse a si mismo: “esto es lo mío”.

“Existía además una especie de magnetismo por las ciencias médicas. Mi padre también es cirujano en Chiriquí, y tengo un primo y un tío cirujanos, además de familiares médicos. Los años pasaban y me llamaba cada vez más la atención la medicina”, cuenta Yuil.

“Desde pequeño, estuve expuesto a todo el tema médico. De hecho, en algunas ocasiones acudí al quirófano para ver como mi padre operaba, lo cual aumentó mi interés. En algún momento, durante esos años, siendo aún pequeño pensé: ‘esto es para mí. Es lo máximo’. Fue cuando supe que iba a ser cirujano. Lo decidí en ese momento y estudié medicina porque me dije ‘lo mío es ser cirujano’. Me lo tracé como meta y nunca dudé de que podía alcanzarlo”, agrega.

Por ellos y para ellos
Decir que en la medicina todo es igual que hace años, sería imposible. Y es que si esto fuera cierto, continuarían muriendo cientos de miles de personas en el mundo por enfermedades y afecciones que hace decenas de años, quizá cientos, fueron declaradas pandemias.

La evolución también llegó al campo de la medicina. Los investigaciones, experimentos y descubrimientos, así como la incursión de la tecnología en este ámbito, entre otros aspectos, han permitido atender con mejores resultados aquellas afecciones que aquejaban – y aún lo hacen hoy- de manera importante a la población, reduciendo su incidencia y en ocasiones su mortalidad, pero sobre todo cambiando el cómo en el manejo y tratamiento de éstas, logrando brindar soluciones integrales a los pacientes, orientadas primordialmente en la mejora de su calidad de vida.

Pero, ¿cómo se alcanzaron esos resultados?, ¿cómo se dieron esos avances?, ¿cómo se iniciaron esas investigaciones?, ¿para qué se realizaron estos estudios y experimentos?, ¿para qué y por qué se incursionó en la tecnología? No hay duda de que todo esto ha traído cambios, y en algunos casos, para toda la vida, y tampoco debe haber duda de que estos cambios provienen del conocimiento y de la necesidad de ofrecer algo mejor a quienes lo necesitan.

No obstante, para ser parte de estos cambios y que los mismos se hagan extensivos a pacientes y la comunidad en general, se hace de imperiosa necesidad que los profesionales de la medicina se familiaricen con ellos, actualizando así sus conocimientos y habilidades, mediante capacitaciones educativas.

Todos estos avances y cambios traen consigo una nueva forma de proceder. Y es precisamente esta nueva forma la que convierte a la medicina en una carrera de continua actualización, a una frecuencia mucho más alta que la que requiera otra profesión.

“Para mi, la actualización de conocimientos en la medicina tiene un objetivo primordial: beneficiar al paciente. No es sólo crecer profesionalmente. Ellos, los pacientes, llegan a nosotros en busca de soluciones que mejoren su estado de salud y que les brinden una calidad de vida futura”, indica el doctor.

Sin embargo, el cirujano destaca que mantenerse actualizado no es sencillo, ya que implica importantes gastos y organización. En Panamá, sólo se lleva a cabo un congreso de cirugía al año, el cual es organizado por la Asociación Panameña de Cirugía. Por ello, son algunos los cirujanos que salen con regular frecuencia del país para asistir a congresos internacionales, que le permitan conocer de cerca los resultados de los últimos estudios, así como la última tecnología y tendencias de abordaje, entre otro aspectos.

Yuil asiste a entre tres y cuatro congresos al año, medida que él considera indicada para mantenerse actualizado. “Asisto a estos congresos para obtener información de primera línea que me permita brindarle a los pacientes un mejor abordaje de sus afecciones, una mejor malla, una mejor técnica, entre otros aspectos que traerán consigo una mejor atención a las necesidades de nuestros pacientes, siempre en beneficio de su salud”.

Precisa que antes de acudir a un congreso, presta atención en quiénes son los organizadores del mismo, los cuales deben ser instituciones hospitalarias serias comprometidas con la educación médica continua; expositores renombrados de cada especialidad y de esta manera, organizar con suficiente anticipación su participación para escuchar los mismos. No obstante, aspira que se incremente el número de congresos que se realizan en Panamá, precisando que con ello se puede ayudar a muchos que están iniciando la carrera.

Estados Unidos, Brasil, Argentina, Europa y Asia son los países y regiones con más congresos, todos ellos de muy alta calidad. Los congresos sirven además para el intercambio de ideas, de conocimientos y de habilidades, siempre en beneficio del paciente.

De acuerdo con el cirujano, la educación continua no es sólo para el doctor, si no también para el paciente. Los conocimientos adquiridos no sólo delimitan cómo proceder en cada uno de los procedimientos, si no que también permiten orientar al paciente, que hoy está más informado que antes, respecto al procedimiento al que se le va a someter y en qué consiste y cómo será su recuperación.

“Poder orientarlos a ellos es lograr un trabajo mancomunado, que conlleve al éxito de cualquier procedimiento y al proceso post-operatorio, que es primordial para la recuperación del paciente. Capacitarnos nos permite explicarles qué tienen y qué se les va a hacer, porque al final son ellos los que otorgarán el consentimiento para que se les someta a una operación”, dice. 

¿Hasta cuándo?
“Desde que se inicia la carrera de medicina, se debe de participar en actividades de actualización, que ayuden a formar a un estudiante de medicina completo, con buenas bases de formación en preparación para su título y posteriormente para el internado, la residencia y finalmente la especialidad o subespecialidad. El médico tiene que estar en constante actualización, a través de la educación médica y quirúrgica continua”, comenta Yuil en respuesta al cuestionamiento sobre cuándo se debe comenzar a pensar en educación continua.

Asimismo, el especialista reitera que es necesario capacitarse, porque el paciente de hoy no es igual al de hace unas década atrás. Hoy, con la televisión, las revistas y el Internet, los pacientes consiguen información que les ayuda a anticiparse sobre qué tipo de afecciones puede estar padeciendo y cuáles son las posibles soluciones y abordajes.

“Llegan a nuestros consultorios en busca de eso que vieron, que creen que es una opción para ellos y que quieren. Por lo tanto, buscan un doctor especializado y actualizado que pueda ofrecérselo. Los pacientes buscan seguridad. Ellos ponen su cuerpo y su vida en las manos de nosotros los médicos, pero sólo capacitándonos les podremos proveer esa seguridad”, dice.

Por otra parte, los avances tecnológicos requieren también de capacitación, para que los mismos lleguen a la población de la mano de los médicos, ofreciendo soluciones excelentes, con cada vez mejores resultados.

Considerando “que el advenimiento de la cirugía laparoscópica puede ser hoy el aspecto que más favorece a un paciente que debe someterse a un procedimiento quirúrgico, al permitirle al médico realizar procedimientos complejos, con múltiples beneficios para el paciente, entre estos una rápida recuperación, menos dolor y menor tiempo de hospitalización. Pero no puedes operar con esta técnica si no te capacitas, por lo que no tendrás la posibilidad de brindarle esta solución y beneficios a tus pacientes”, expresa.

Quirófanos de primera línea, cada vez mejores; máquinas anestésicas más avanzadas, mejor monitoreo trans-operatorio, mejores medicamentos anestésicos, torres de laparoscópica con equipos de alta definición y en 3D son algunos de los avances que en los últimos años han marcado diferencias en el ámbito de la cirugía general.

La incursión del sistema robótico en la medicina, con el equipo Da Vinci, es también uno de los más relevantes avances de la tecnología aplicada a la medicina. “La llegada del Da Vinci, un instrumento que puede ayudar al cirujano a llegar a lugares donde con la laparoscopía no puede llegar o donde la precisión es requerida, es sólo otro caso que demuestra la necesidad de asistir a cursos para poder acceder a la tecnología y ser parte del avance”, señala.

A juicio de Yuil, en el mundo el robot Da Vinci ha aportado pasos agigantados en el campo de la cirugía prostática y urológica; mientras que en el campo de la cirugía se espera que en el futuro aporte más la robótica que la laparoscopia actual. “En esta parte, cirugía laparoscópica vs. cirugía robótica, sólo el tiempo y la realización de estudios serios que comparen una con la otra, darán la respuesta. Para aportar a ello, también será necesario que los médicos nos entrenemos”.

En la actualidad, en el campo de la cirugía el sistema robótico Da Vinci es utilizado para llevar a cabo procedimientos de cirugía de tumores de recto muy bajo y de hiato esofágico, en los que la laparoscopía convencional sea difícil abordar,; de cirugía de glándula tiroides, cirugía bariátrica, así como cirugías aún más complejas como de páncreas, hígado y cardiacas. Estas cirugías son realizadas en otros países del mundo con gran éxito y beneficio para el paciente.

Ampliando resultados, minimizando riesgos
Según Yuil, que un médico se mantenga actualizado en conocimiento y habilidades no redunda únicamente en una mejor atención y unos mejores resultados, si no en disminución de todo tipo de riesgos a los que un paciente puede enfrentarse: los riesgos de una cirugía, de la recuperación, del avance de la enfermedad, de la comorbilidad, etc.

El cirujano enfatiza en que los médicos no sólo deben conocer lo que está íntimamente relacionado con su especialidad, si no lo que alrededor de estas puede girar, siendo en el ejercicio médicos completos e integrales. “Nuestro papel no es sólo curar, nuestra función también es prevenir y debemos tener tanto los conocimientos como las habilidades para hacerlo”.

“La importancia de la educación continua en los médicos radica en que requerimos actualizar día a día nuestros conocimientos, a fin de lograr lo mejor de nosotros durante el ejercicio de nuestra profesión y aplicación de nuestras destrezas en el desempeño de las ramas de la medicina, en que diariamente estemos ejerciendo. Necesitamos educarnos de forma continua, para tener presentes los constantes cambios y estar dispuestos modificar continuamente nuestras conductas en beneficio de todos aquellos pacientes a quienes por vocación hemos decidido dedicar nuestras vidas”, puntualiza.

“No hay mejor tarjeta de presentación que la gratificación y referencia de un paciente que salió exitoso de un procedimiento gracias a la actualización de su médico”, agrega.

Al final, considerando todo lo anterior, ¿cuándo se deja de estudiar en la medicina? La respuesta de Yuil fue enfática: Nunca.

Modificado por última vez elSábado, 21 Junio 2014 11:01
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!