Reportajes en Video

Hidrocefalia en niños: mitos y realidades


La hidrocefalia es el diagnóstico más frecuente en pacientes pediátricos que consultan por enfermedades neurológicas. Se caracteriza por el desequilibrio en la formación, circulación o absorción de líquido cefaloraquídeo (LCR), que habitualmente ocasiona un aumento del tamaño ventricular e incremento del LCR en su interior. El diagnóstico desencadena inmediatamente una ansiedad en los padres, sobre todo por el cúmulo de percepciones erróneas y el desconocimiento de la situación actual en el tratamiento y su pronóstico, que en no pocas veces lleva a la exclusión sólo por tener el diagnóstico.

Las causas de la hidrocefalia son varias:

  • Origen congénitas no relacionadas con mielomenigocele (38%)
  • Congénitas con mielomeningocele (29%)
  • Hidrocefalia por hemorragias perinatal y tumores (11%)
  • Infecciosas (7.6%).

Los factores nutricionales se han señalado como un rasgo importante en las casusas congénitas, por lo que se deduce que las familias de menos recursos tienen riesgo aumentado de que uno de los miembros padezca la enfermedad.

Diagnóstico clínicos

El diagnóstico de hidrocefalia en los niños se debe básicamente a la presencia de suturas abiertas o cerradas, que en el primero de los casos se caracteriza por un aumento de las circunferencia craneana y es el motivo más frecuente de consulta. Otros hallazgos pueden ser estrabismo, retraso del desarrollo psicomotor, obnubilación y, en casos graves, coma y muerte.

En niños con suturas cranales cerradas, básicamente se presentarán con cuadros de aumento de presión intracraneal, signos com ola frente abombada, irritabilidad, vómitos, venas epicraneales distendidas y parálisis de la mirada vertical, que impide la mirada hacia arriba.

Cuando existe la sospecha de hicrocefalia, el examen de imagen por excelencia es la tomografía computarizada de cerebro, que muestra la dilatación de los ventrículos, edema periventricular y la etiología de la obstrucción, si existe.

Otros estudios pueden incluir la resonancia magnética nuclear, que brinda información en tres planos, el nivel de obstrucción y las relaciones anatómicas claras, lo cual aporta información valiosa acerca de la etiología y la mejor opción de tratamiento.

Contrario a la creencia de muchos, el ultrasonido cerebral a trabés de la fontanela brinda información del tamaño de los ventrículos y se puede realizar en la cabecera del niño sin desplazarse a un centro radiológico.

Tratamientos

Al tratar un niño con diagnóstico de hidrocefalia, se busca lograr un desarrollo normal al disminuir la presión intracraneal a cifras normales. Desde 1955 se utilizan los cortocircuitos de líquidos cefalorraquídeo o válvulas para tratar a estos pacientes. La técnica ventrículo peritoneal es la más utlizada para colocar los cortocicuitos, por su simple instalación y revisión en las situaciones de urgencia por disfución.

Las complicaciones más frecuentes son las obstrucciones del sistema, exceso de drenaje de liquido cefalorraquídeo, infecciones que dejan secuelas y se traducen en un retardo en el desarrollo psicomotor de los niños.

Es importante señalar que luego de más de 50 años de utilizar estos cortocircuitos, 38% de los niños tiene un examen neurológico normal y la mortalidad es casi nula.

El coeficiente intelectual (CI) es superior a 80 en 50% de los casos, mientras que 60% acude a escuela normales, pero la mitad se atrasa 1 ó 2 años por debajo de su edad.

A finales de siglo pasado, la neuro- endoscopía ha ganado espacio y es una opción en lmos casos de hidrocefalia obstructiva. La técnica de ventriculocisternostomía del tercer ventrículo es segura, minimamente invasiva y evita colocar una válvula en un número plural de casos.

Redoblar esfuerzos en las políticas de salud para brindar ácido fólico en las mujeres embarazadas, así como el control prenatal son factores que inciden dramáticamente en la prevención de la aparición de la hidrocefalia asociada con mielomeningoceles.

Adecuar a nuestros hospitales en el diagnóstico y dotar de insumos para tratar los casos, es otra forma.

Por otro lado, es importante destacar el papel importante que tiene la participación de grupos organizados de la sociedad para lograr concienciación de esta enfermedad, y reconocemos el esfuerzo de la Asociación Panameña de Hidrocefalia y Espina Bífida, una organización sin fines de lucro que busca educar acerca de esos pavimientos, a fin de que se eleve la calidad de vida de los pacientes, se prevengan nuevos casos y se igualen las oportunidades para las personas que padecen la enfermedad.

Dr. José A. Molina
Especialista en Neurocirugía

Modificado por última vez elJueves, 16 Enero 2014 11:36
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!