Hipotiroidismo en niños: síntomas y tratamiento


El hipotiroidismo es un trastorno del funcionamiento de la glándula tiroides, que está situada en la parte anterior y superior de la tráquea y que segrega hormonas que influyen en el metabolismo y el crecimiento de las personas, como lo es la hormona tiroidea.

Contrario al hipertiroidismo, del cual hablamos hace unos días, el mal funcionamiento de la glándula se caracteriza por una producción insuficiente de hormonas. El hipotiroidismo, también llamado tiroides hipoactiva, puede no causar síntomas notables en las primeras etapas; sin embargo, si no es tratado puede causar numerosos problemas de salud, como retraso mental y del crecimiento, obesidad, anemia, y más adelante, infertilidad o enfermedad cardíaca.

En los niños, el hipotiroidismo puede estar presente al nacer (hipotiroidismo congénito) o puede ser una condición adquirida, al desarrollarse más adelante durante la infancia.

La tiroiditis de Hashimoto (o tiroiditis autoinmune) es la causa más frecuente de hipotiroidismo adquirido en los niños y adolescentes. Usualmente se desarrolla después de los primeros años de vida. Se trata de un trastorno, en el que el sistema inmune -cuya función es la de proteger al cuerpo de infecciones- confunde las células de la glándula tiroides con células invasoras y las ataca, conduciendo a inflamación de la tiroides.

Con el paso del tiempo, esta inflamación causa daños y conduce a una gradual reducción de los niveles de hormona tiroidea. Una vez que los niveles están por debajo del nivel normal para la persona (hipotiroidismo), la glándula pituitaria nota la condición y responde produciendo más TSH para tratar de hacer que la glándula tiroides trabaje más y aumente los niveles de hormona tiroidea. Esto puede llevar a presentar un bocio o agrandamiento de la glándula tiroides. No se sabe por qué algunas personas desarrollan tiroiditis de Hashimoto, aunque esta condición tiende a presentarse de forma hereditaria también.

Otras causas menos frecuentes del hipotiroidismo en niños y adolescentes son: la Tiroiditis subaguda, una inflamación temporal de la tiroides que puede ser causada por infección viral; la eliminación quirúrgica de la glándula tiroides como tratamiento de nódulos, cáncer de tiroides o enfermedad de Graves (hipertiroidismo); tratamiento con radiación que destruye o daña la tiroides, incluyendo el yodo radiactivo usado para tratar la enfermedad de Graves, o la radiación al área del cuello usada para tratar enfermedades malignas; algunos medicamentos; y demasiado o muy poco yodo en la alimentación, lo cual previene el funcionamiento normal de la glándula tiroides.

También puede deberse a un daño a la glándula pituitaria, responsable de decirle a la tiroides cuanta hormona debe producir. Cuando la pituitaria está dañada, esta no puede producir suficiente TSH para asegurar el funcionamiento normal de la tiroides

¿Cuáles son sus principales síntomas?
El hipotiroidismo no tiene signos y sintomas únicos o propios. También, debido que la condición se puede desarrollar muy lentamente en el transcurso de muchos años, los síntomas pueden pasar desapercibidos o ser ignorados.

Dos síntomas importantes serían: Retardo del crecimiento en los niños y retraso en el desarrollo de la pubertad, en los adolescentes.

Un rasgo importante es una glándula tiroides agrandada hallada durante el examen físico, condición que se conoce bocio.

Otros síntomas del hipotiroidismo pueden ser:
- Fatiga (estar más cansado de lo habitual)
- Estreñimiento
- Sensibilidad aumentada al frío
- Piel seca
- Cabello seco y frágil (más cabello en la ducha, en el cepillo, en la ropa y en la cama)
- Depresión
- Menstruación irregular y/o abundante
- Aumento de peso. El hipotiroidismo puede enlentecer el metabolismo, pero la mayoría de las personas no aumentan de peso solamente debido a los niveles bajos de hormona tiroidea.
-Si el hipotiroidismo se presenta desde el nacimiento o en los primeros años de vida y no es tratado apropiadamente, puede llevar a diversos grados de retardo mental irreversible.

Diagnóstico y tratamiento
Debido a que los síntomas pueden ser tan variables como inespecíficos (pueden ser causados por problemas no relacionados con la tiroides), la mejor prueba diagnóstica es un examen de laboratorio en sangre.

Este examen busca específicamente medir los niveles de las siguientes hormonas:
- TSH (hormona estimulante de la tiroides) es la prueba más sensible para el hipotiroidismo. La TSH se produce en la pituitaria, una glándula en la base del cerebro que controla nuestro sistema hormonal. Si la glándula tiroides no está funcionando, la pituitaria produce más TSH para tratar de hacer que la glándula tiroides produzca más hormonas tiroideas (T3 y T4). Con menos frecuencia, la tiroides puede estar normal y la pituitaria puede no producir suficiente TSH. Esto se conoce como hipotiroidismo ‘central’ y puede ser causado por medicamentos, enfermedad, un trauma cerebral o una masa o tumor cerca de la pituitaria.

- Los niveles de T4 miden la cantidad de hormona tiroidea tiroxina (T4) que está en la sangre. Con frecuencia esta prueba mide el nivel de T4 libre (abreviado T4L). T4L es la forma que no está unida a proteínas y puede entrar en y afectar las células del cuerpo.

- Anticuerpos anti-tiroideos. El sistema inmune produce anticuerpos contra proteínas de la tiroides (llamadas la peroxidasa tiroidea o TPO), y se pueden medir los niveles de anticuerpos para confirmar el diagnóstico de tiroiditis de Hashimoto. Muchos pacientes con autoanticuerpos contra la tiroides continúan teniendo niveles normales de hormona tiroidea. En esta situación, puede ser difícil predecir si y/o cuando la persona va a necesitar medicación para la tiroides.

Los niños y adolescentes con hipotiroidismo (niveles elevados de TSH y niveles bajos de T4) son tratados con medicamentos que reemplazan la cantidad de hormona tiroidea que la tiroides no puede producir. El objetivo del tratamiento es llevar los niveles de T4 y TSH de vuelta a los rangos normales y restaurar las funciones normales del cuerpo. Se conoce como terapia de reemplazo y la normalización de estos niveles de hormonas tiroideas lleva a la mejoría de los signos y síntomas.

Por Dra. Cristina González – Endocrinología Pediátrica

Modificado por última vez elMiércoles, 22 Mayo 2019 15:27
Inicia sesión para enviar comentarios

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!