Criminalidad y Salud: una íntima relación


Los asaltos a 11 restaurantes en la ciudad de Panamá, perpetrados en el último mes, traen al tapete los múltiples impactos que tiene la criminalidad en la población. SaludPanama.com conversó con tres expertos, en este caso con el objetivo de ampliar la relación que puede haber entre la criminalidad y la salud física y mental de las personas.

De acuerdo con la psiquiatra Yadira de Boyd, seguridad es el estado de equilibrio que existe entre el individuo y el medio ambiente, caracterizado por la confianza y capacidad que tienen las personas de controlar el medio ambiente y las conductas que se den entorno a él, como individuo.

“Cuando el individuo se siente vulnerable y no puede controlar el medio ambiente, como sucede ante un hecho fortuito, que puede ser un robo, hurto, secuestro, etcétera; comienzan a surgir síntomas y signos de alerta que dan cuenta de una posible afección a su salud mental y física”, explica.

Según Boyd, la persona comienza a tener pensamientos estructurados que apuntan a que su vida está en riesgo, una condición que genera la perdida de confianza; así como presentar cuadros de sudoración excesiva, nerviosismo, desajustes en la funcionalidad del tracto intestinal, entre otros.

“Al no tener confianza, las personas se encierran en su zona de confort, lo que además afecta las relaciones interpersonales, el sano esparcimiento, la actividad física, la buena alimentación, entre otros aspectos, ya que esta persona no querrá ver a nadie ni acudir a ningún otro sitio que no crea seguro. Por ello, también podemos ver cuadros de paranoia, trastornos de ansiedad, trastornos de pánico y incremento de los niveles de ciertas patologías como la hipertensión y diabetes”, agrega.

A juicio de Boyd, reducir estas afecciones depende de la confianza que se tenga.“Cuando el individuo se siente vulnerable y no puede controlar el medio ambiente, como sucede ante un hecho fortuito, que puede ser un robo, hurto, secuestro, etcétera; comienzan a surgir síntomas y signos de alerta que dan cuenta de una posible afección a su salud mental y física”, explica.Para ello, considera necesario que los medios de comunicación publiquen no sólo los hechos criminales, sino también la resolución de los mismos, incluyendo las acciones que para ello se llevan a cabo; y crear una red de contención, que incluya a la población.

“La seguridad no es sólo responsabilidad de la policía. Ésta debe entrenar al personal de seguridad de los bancos, comercios, restaurantes, instituciones, etcétera. Asimismo, la población en general debe contar con los recursos y conocimientos que le permitan no convertirse en posibles víctimas, además de unirse. La población debe ser un agente activo de la seguridad”, precisa.

La conducta violenta
De acuerdo con el Dr. Alejandro Pérez, psiquiatra forense del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, la conducta violenta es multifactorial y tiene principalmente dos aristas: factores de carácter individual y los factores sociales.

Dentro de los primeros, se considera que los trastornos mentales-psicosicóticos, afecciones como la epilepsia y tumores cerebrales, la genética y el género masculino son factores desencadenantes de la conducta violenta; mientras que entre los factores sociales están los problemas económicos, la mala distribución de riquezas por parte del Estado, la educación académica y de valores, la discriminación, la falta de credibilidad de las instituciones del Estado, la transparencia jurídica y la pérdida de valor de la religión.

 

“La ausencia de liderazgo genera una falta de cohesión social, que cambia la filosofía de la vida de una población, convirtiendo la conducta violenta en un medio que les permite dar solución a sus problemas, cuando no se tiene otro modo de resolverlos. El fin justifica los medios, sería esa filosofía”, señala Pérez.

 

Desde el punto de vista de la victimología, Pérez afirma que el impacto de la delincuencia en la salud mental y física de las personas no es algo superfluo, sino por el contrario tan relevante que es considerada al momento de una toma de decisión judicial.

“El impacto de la inseguridad en la salud es algo a lo que debe prestarse mucha atención. Al ser multifactorial, la delincuencia se puede pronósticar y por lo tanto, prevenir. Está relacionada tanto con la víctima como con el victimario. Por lo que no es un círculo, sino más bien una espiral, que puede hacerse cada vez más grande. Por ejemplo, una víctima que no cuenta con los recursos psicológicos para recuperarse, si lo requiriere, o que no obtuvo justicia en su caso, puede ser mañana un victimario, ya que la pérdida de confianza lo puede llevar a tomar la ley por sus propias manos o realizar acciones violentas para resolver sus problemas”, dice.

Una enfermedad social
“El problema de la seguridad y la violencia es un problema de salud pública. La criminalidad es una enfermedad social, que como tal debe ser atendida. Es producto del deterioro de las relaciones sociales, a causa de las ausencias de necesidades también de índole social”, señala el ex viceministro de Gobierno y Justicia Severino Mejía.

A su juicio, es necesario identificar primero las condiciones de salud de el victimario y atenderlas como si de una enfermedad se tratara, y no sólo desde el punto de vista judicial, sino también de cara a una posible reinserción en la sociedad.“El problema de la seguridad y la violencia es un problema de salud pública. La criminalidad es una enfermedad social, que como tal debe ser atendida. Es producto del deterioro de las relaciones sociales, a causa de las ausencias de necesidades también de índole social”En este sentido, enfatiza en que la prevención debe ser el principal esfuerzo, tanto por parte de la sociedad, como por parte del Estado.

“Esto se logra únicamente con políticas públicas de Estado que permitan identificar y atender los problemas que conllevan a que estas personas tomen sendas antisociales, que a priori general los problemas de criminalidad que se viven hoy”, precisa.

Modificado por última vez elViernes, 22 Agosto 2014 10:01
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!