Implantes cocleares: una solución tecnológica para la hipoacusia

Compartir en mis redes:

El implante coclear es un dispositivo electrónico que tiene la capacidad de captar una señal auditiva y transmitirla de manera directa hacia el nervio coclear, sobrepasando una cóclea dañada.

Este dispositivo permite que el paciente capte la señal del ambiente directamente en el nervio y sea transmitida del nervio hacia el cerebro.

El implante coclear está destinado a pacientes que tengan una pérdida auditiva desde el nacimiento o que pierden la audición antes del desarrollo del lenguaje (la edad de corte es usualmente hasta de los cinco años de edad).

Para los pacientes menores de cinco años de edad, que han perdido la audición y por ende no han desarrollado su lenguaje, cuentan aún con un periodo de plasticidad cerebral, la cual permite que el cerebro se remodele para captar esta nueva señal auditiva captada y transmitida por el implante desde el ambiente hacia el nervio y posteriormente desarrolle el lenguaje.

En este sentido, el implante coclear está destinado principalmente a lograr el desarrollo del lenguaje en pacientes que han nacidos sordos. Este desarrollo depende no solo de la edad de la implantación (mientras más temprano, mejores resultados), sino también de qué tanta terapia haya recibido el paciente antes de la colocación del implante y si la misma estuvo dirigida al lenguaje de señas (en la que se estimula más el campo visual en detrimento del campo auditivo) o al lenguaje hablado (estimulación del campo auditivo), que permitirá una mayor rehabilitación después de la colocación del implante.

Idealmente, los pacientes deberían ser implantados en los dos oídos, dado que la audición humana es bilateral, ya que esto permite reconocer de dónde viene la fuente sonora. Una implantación unilateral daría problemas de reconocimiento de la fuente sonora y en algunos casos en los que le hablen al paciente del lado no implantado y tenga ruido de fondo en el lado implantado, presentará problemas para entender adecuadamente lo que se le está diciendo.

Si el paciente tiene una hipoacusia moderada, será candidato para usar audífonos; mientras que si tiene una hipoacusia, severa será candidatos a implante.

Si un paciente que tiene una pérdida auditiva bilateral, severa y profunda, no es implantado, no contaría con las herramientas necesarias para que pueda desarrollar adecuadamente el lenguaje y tendríamos lo que típicamente se conoce como un niño sordo mudo.

Se debe acudir ante el especialista cuando el paciente no apruebe las pruebas de tamizaje auditivo neonatal, que pase las pruebas pero que luego presente un deterioro o una regresión en el lenguaje o que solo responde a estímulos sonoros fuertes o que no desarrolla el lenguaje en comparación con los niños de su edad.

Por Dr. German Conte - Otorrinolaringólogo

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!