Importancia de la vacunación contra la Influenza en niños con Enfermedades Neurológicas


El inicio de la temporada lluviosa en Panamá trae consigo un incremento en los casos de Influenza a nivel nacional, a pesar de las campañas de vacunación que se han venido implementando en los últimos años.

Panamá cuenta con uno de los mejores programas de inmunización gratuita de la región, ofrecido a través del Ministerio de Salud y de la Caja de Seguro Social; sin embargo, la idiosincrasia de la población panameña muchas veces atenta en contra de la implementación del programa de vacunación en forma exitosa.

Una de las interrogantes que más frecuentemente surge es si la vacuna puede ser aplicada a todos los niños/as por igual. De acuerdo con los CDC de Estados Unidos y la Organización Mundial de la Salud (OMS), la recomendación es que todas las personas, a partir de los 6 meses de edad, reciban cada año la vacuna contra la influenza.

La vacunación contra la influenza reduce de forma significativa el riesgo de muerte por esta infección en los niños. Un estudio realizado en 2017 reveló que la vacunación contra la influenza redujo a la mitad (51%) el riesgo de muerte asociada entre niños con afecciones subyacentes de alto riesgo y alrededor de dos tercios (65%) entre niños sanos.

Existen algunas condiciones en las que no es recomendada la aplicación de la vacuna, como por ejemplo para aquellos niños/as que se encuentran inmunosuprimidos (tratamiento oncológico, SIDA, pacientes trasplantados, etcétera); pero la mayoría, son perfectos candidatos y los niños con enfermedades neurológicas al tener un alto riesgo de presentar complicaciones si contraen esta enfermedad, no son la excepción.

Sobre esto último, es importante destacar que los niños con enfermedades neurológicas, tienen mayor probabilidad de contraer la influenza (gripe) que otros niños y que las complicaciones que la influenza puede causar son numerosas. Algunos niños podrían desarrollar cuadros severos de neumonía, que pudiera ser potencialmente mortal.

Por otro lado, los niños con enfermedades neurológicas presentan por su condición, alteraciones en la mecánica respiratoria ya sea a nivel muscular y/o pulmonar, o dificultades para toser, tragar o eliminar secreciones de las vías respiratorias, problemas que pueden verse potenciados al presentarse una infección de las vías respiratorias por Influenza.

Es importante también recordar, que los contactos cercanos de niños con enfermedades neurológicas, como lo son sus padres, hermanos, demás miembros de la familia y las personas encargadas de sus cuidados, como niñeras, médicos, enfermeras y maestros, deben también vacunarse para evitar contraer la influenza y contagiar a estos niños.

Algunas de las enfermedades neurológicas que pueden verse descompensadas por una infección viral de este tipo son:
• Trastornos del cerebro y la médula espinal
• Errores Innatos del Metabolismo
• Enfermedad Neuromuscular
• Encefalopatía moderada o grave
• Síndrome de Down
• Trastornos Genéticos con factores de riesgo
• Parálisis cerebral
• Epilepsia (trastornos convulsivos)
• Accidentes cerebrovasculares
• Discapacidad intelectual
• Retraso en el desarrollo de moderado a grave
• Distrofia muscular
• Lesión de la médula espinal

Existen en el mercado diferentes tipos de vacunas contra la influenza. Los niños con o sin enfermedades crónicas sólo deben recibir la vacuna inyectable (la vacuna inactivada contra la influenza). La vacuna nasal contra la influenza en aerosol/atomizador no se recomienda en estos niños/as.

Existen dos tipos de vacunas antigripales basadas en el número de las cepas que contenga el virus: la trivalente (dos virus A y uno B) y la cuadrivalente (dos virus A y dos B). Cualquiera de estas se puede usar sin preferencia de una por la otra. Los niños de 6 meses de edad a 8 años de edad pueden necesitar 2 dosis de la vacuna. Los niños mayores de 9 años de edad sólo necesitan una dosis.

Además de vacunarse contra la influenza, los niños con enfermedades neurológicas deberían tomar las mismas medidas preventivas diarias que recomiendan los CDC para todas las personas, tales como cubrirse la boca y nariz al toser, lavarse las manos con frecuencia y evitar el contacto con personas que están enfermas.

Si a pesar de las medidas preventivas un niño/a con una enfermedad neurológica, tiene fiebre o manifiesta los síntomas de la Influenza, debe ser evaluado cuanto antes por su médico pediatra y brindársele un tratamiento específico con medicamentos antivirales contra la influenza, en lo posible, dentro de las primeras 48 horas después de la aparición de los síntomas.

Si contamos con herramientas de prevención, no esperemos a tener que curar, ya que las complicaciones pueden ser fatales para un niño/a con un Trastorno Neurológico.

Por Dra. Erika Muñoz – Neurología Pediátrica

Modificado por última vez elLunes, 20 Mayo 2019 18:38

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!