Incontinencia urinaria en mujeres


Por lo general, ignoramos nuestras vejigas, hasta que nos generan complicaciones. Y cuando las mujeres tenemos problemas de vejiga, el tema se convierte en tabú y la vergüenza impide que pidamos ayuda. El detalle es que una afección de vejiga puede cambiar de manera importante nuestra calidad de vida.

La incontinencia urinaria es la pérdida de control de la vejiga y en las mujeres son principalmente de dos tipos: la incontinencia de esfuerzo y la incontinencia de urgencia o hiperactiva.

Por cada hombre, hay dos mujeres que padecen de incontinencia urinaria. Entre las principales causas de esta afección está el embarazo, el parto y la menopausia, porque estas afectan a la vejiga, a la uretra y a otros músculos que sostienen a estos órganos.

Las mujeres de cualquier edad pueden sufrir incontinencia urinaria, pero es más frecuente en mujeres mayores. Esto se debe probablemente a los cambios hormonales durante la menopausia. Al menos 4 de cada 10 mujeres mayores de 65 años de edad presentan incontinencia urinaria.

La afección
Los riñones producen orina, que se almacena en la vejiga, la cual tiene músculos que se contraen cuando se necesita orinar. Cuando el músculo de la vejiga se contrae, la orina sale a través de un tubo llamado uretra. Al mismo tiempo, el músculo del esfínter alrededor de la uretra se relaja y provoca que la orina salga del cuerpo.

La incontinencia sucede cuando los músculos de la vejiga se contraen y los músculos del esfínter no son los suficientemente fuertes como para cerrar la uretra. Esto causa una necesidad urgente y repentina de orinar, a veces imposible de controlar. A esta condición se le conoce como incontinencia de urgencia. 

Por otro lado, la presión que se ejerce cuando se ríe, estornuda o se hace ejercicio puede causar la pérdida de orina. A este tipo de incontnencia se le conoce como incontinencia de esfuerzo.

La incontinencia urinaria también puede ocurrir si hay un problema con los nervios que controlan los músculos de la vejiga y la uretra. Puede haber una pérdida de una cantidad pequeña de orina u orinar mucho de golpe.

Sintomatología y causas
La incontinencia urinaria no es una enfermedad en sí misma. Es realmente el síntoma de otro problema de salud, por lo general relacionado con los músculos débiles del suelo o piso pélvico.

La incontinencia, en algunos casos, acompaña otros síntomas urinarios: Presión o espasmos en la zona pélvica, que causan una fuerte necesidad de orinar; necesidad de ir al baño más de lo normal (más de ocho veces por día o más de dos veces a la noche) y orinar mientras se duerme (mojar la cama).

Además del embarazo, el parto y la menopausia, que pueden provocar problemas con los músculos y nervios que ayudan a la vejiga a sostener la orina o liberarla; otras causas de incontinencia urinaria son: el sobrepeso, la constipación, ciurgía ginecológicas, el consumo de ciertos medicamentos, la cafeína e infecciones del tracto urinario.

Diagnóstico y tratamiento
Para el diagnóstico de la incontinencia urinaria, deberás recurrir ante un especialista en uroginecología, quien elaborará tu historia clínica y analizará los síntomas, así como otros aspectos, como por ejemplo: la frecuencia de evacuación de la vejiga, cuándo y cómo tienes pérdidas de orina, cuánta orina pierdes, cuándo comenzaron los síntomas, qué medicamentos tomas, si has estado embarazada y cómo fue el trabajo de parto y el parto.

Asimismo, se te hará un examen físico para buscar signos de problemas de salud que puedan provocar incontinencia, además de indicarte la realización de otros exámenes como la prueba de orina en laboratorio, ultrasonido de riñón, vejiga y uretra, prueba urinaria de esfuerzo, citoscopía y estudio urodinámico.

El tratamiento de la incontinencia urinaria es personalizado. Comienza de manera conservadora con algunas medidas a tomar en el hogar. Si la condición no mejora, se indicarán otros tratamientos que dependerán de si padeces incontinencia de esfuerzo, incontinencia de urgencia o ambas.

La mujer con incontinencia urinaria debe ser paciente y perseverante. Es posible que tener que esperar entre un mes o más, hasta que los diferentes tratamientos comiencen a funcionar.

Entre los tratamientos de la incontinencia urinaria está la receta de medicamentos, el uso de pesarios vaginales, aplicación de sustancias para aumentar el volumen de los tejidos alrededor de la vejiga y la cirugía.

Cabe destacar que la incontinencia urinaria no es un reflejo normal del envejecimiento y es totalmente tratable. Cuidar de la vejiga ayudará a que nuestra calidad de vida no se vea afectada. Es también una muestra de amor consigo misma.

Por Dra. Roxana Salcedo – Uroginecología

Modificado por última vez elMiércoles, 11 Septiembre 2019 08:15

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!