JMJ Panamá 2019 no representa una alerta para la salud


La Cumbre de Presidentes y Cumbre de las Américas en 2015, la Inauguración de la Ampliación del Canal de Panamá en 2016 y las Olimpiadas Especiales 2017 marcan la experiencia de Panamá como sede de eventos masivos. Ninguno de ellos tiene la magnitud de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Se estima que aproximadamente 200 mil personas acudirán a la JMJ, a realizarse en Panamá del martes 22 al domingo 27 de enero próximo y esto no parece ser un motivo de alerta para las diferentes organizaciones e instituciones del país, en cuanto a salud se refiere; sin embargo, si de preparación para la atención de salud y vigilancia epidemiológica, así como para una vez más reforzar la concienciación de la población sobre las medidas de prevención de enfermedades.

SaludPanama.com conversó con los representantes de las diferentes organizaciones e instituciones nacionales que pudieran estar vinculadas en el Plan Nacional de Salud con motivo de este gran evento.

“Panamá no tiene experiencia en eventos tan masivos como la JMJ; sin embargo, como todo evento que rompe con la cotidianidad, requiere de una preparación. El Ministerio de Salud y la Caja de Seguro Social, con la asesoría de la OMS/OPS, se han preparado desde el punto de vista de atención y vigilancia sanitaria desde que Panamá fue escogido como sede. Hoy ya estamos listos”, asegura la Dra. Itzel Mosca de Barahona, directora general de salud del Minsa.

“Como en todos los eventos que se caracterizan por grandes aglomeraciones de personas, debemos tomar las medidas necesarias, antes y durante la realización del mismo; sin embargo, no esperamos mayores problemas a nivel de salud. Las incidencias en este tipo de eventos son de aproximadamente 1%”, expresa el Dr. Tomás Vásquez, director médico del Comité Organizador Local (COL) de la JMJ.

Los riesgos
“La historia y la experiencia nos dice que en eventos cuyos participantes son personas jóvenes, las incidencias de salud son mínimas. Siempre hay riesgos, pero lo que más se espera -principalmente debido a la época- son cuadros de deshidratación, golpes de calor, insolaciones y problemas gastrointestinales”, expresa Mosca de Barahona.

Hace unas semanas, el Ministerio de Salud (Minsa) dio a conocer los requisitos que, desde el punto de vista de vacunación y vigilancia epidemiológica, cada peregrino debe cumplir antes de ingresar al país, que no son diferentes a los que se solicitan actualmente a cualquier persona que ingresa al país como turista, a través de cualquier punto de control fronterizo o de entrada como los aeropuertos y puertos y que varían de acuerdo a la condición epidemiológica de cada nación. Esta información fue compartida por la Arquidiócesis de Panamá a cada arquidiócesis de los países participantes, así como a las diferentes parroquias en el territorio nacional.

La venta de comida ambulante o informal, en puntos que no cumplen con las medidas de higiene y sanitarias adecuadas para la manipulación y distribución de alimentos; así como el consumo de agua no potable, pueden ser causantes de cuadros gastrointestinales. Para minimizar estos riesgos, los puntos de ventas de alimento deberán contar obligatoriamente con el carnet de salud y manipulación de alimentos, emitido por el Minsa.

“El consumo de alimentos a los que no estamos acostumbrados, principalmente por quienes nos visiten y no tengan en su dieta alimentos como los nuestros, puede generar cuadros de intoxicación, diarrea, reflujo, entre otras condiciones, que puedan llevar a esta persona a necesitar atención de salud”, añade.

“Por su posición geográfica y situación económica, desde hace varios años Panamá es un punto donde convergen con bastante frecuencia personas de diferentes nacionalidades; por lo que este evento no representa un riesgo mayor de salud al que manejamos en cuanto a enfermedades raras se refiere; sin embargo, si es posible que se registre durante la jornada y posterior a ella un incremento de casos de enfermedades propias de estos eventos como lo son el resfriado y las afecciones gastrointestinales como las intoxicaciones alimentarias o las infecciones por virus y bacterias”, comenta el Dr. Néstor Sosa, director del Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios para la Salud (ICGES).

También es posible -aunque no representa un motivo de alerta- que haya casos de sarampión o enfermedades virales similares, secundarias al ingreso de personas no vacunadas, provenientes principalmente de países europeos en los que los movimientos anti vacuna tienen gran influencia en la población.

Cabe destacar que Panamá es uno de los países de la región con el plan de vacunación más completo y además con mayor cobertura. En el caso del sarampión, cifras del Minsa indica que hoy día aproximadamente el 90% de la población infantil está ya vacunada, por lo que el riesgo de un brote es muy bajo.

Según Sosa, una de las ventajas es la época, ya que la temporada seca de Panamá no registra casos de enfermedades transmitidas por mosquitos y la incidencia de enfermedades respiratorias en baja, salvo que sean secundarias al contagio por exposición a personas ya enfermas, durante visitas a países del norte o visitas de estos a Panamá.

No puede dejarse de lado, las incidencias que, desde el punto de vista de lesiones físicas por accidentes de tránsito, golpes, caídas, inseguridad, puedan presentarse.

Bioterrismo
“La JMJ no ha requerido una participación del Gorgas más activa que la actual, ya que en este momento no hay alguna epidemia activa, ni se espera ninguna enfermedad rara que hasta la fecha no haya sido detectada. Nuestra preparación se ha caracterizado por la compra porciones adicionales de reactivos, que nos permitan abastecer a los laboratorios del país y a la vez detectar en el momento un virus o bacteria, causante de determinado cuadro que no pueda ser identificado o atendido correctamente por los responsables de la atención de salud de los asistentes y población local durante estos días”, precisa.

Entre los reactivos adicionales adquiridos por el Gorgas están los utilizados por el laboratorio BSL3 de esta institución, especializado en la identificación de compuestos que pueden ser considerados armas biológicas.

“Aunque las probabilidades son mínimas, siempre hay que tener en cuenta los riesgos relacionados con el bioterrorismo. La bioseguridad involucra a diversas instituciones, entre las que están los Bomberos, Sinaproc y la Policía Nacional. Pero ninguna de estas instituciones está capacitada para manipular una muestra biológica, sin importar su tipo. El Gorgas si. Por ello, personal de este laboratorio estará de guardia durante este evento, para atender cualquier eventualidad”, señala.

Atención de salud para el peregrino
Durante la JMJ, los centros de atención y policentros del Minsa y la Caja de Seguro Social, respectivamente, trabajarán en horarios extendidos. Asimismo, como parte del Plan Nacional de Salud, realizado en conjunto por el Minsa y la CSS, con apoyo de la Cruz Roja, se ha dispuesto la colocación de puntos de atención de campo en las áreas donde se realizarán los eventos centrales y algunas otras festividades, que ofrecerán atención básica y primaria a quienes lo necesiten.

En estos puntos, se atenderán únicamente casos de deshidratación, raspaduras, golpes y molestias menores. Asimismo, servirán como punto de Triage, para una evaluación rápida y determinación de la gravedad de la afección y prioridad de atención del paciente, que conlleve a su referencia hacia un policentro o centro de salud periférico u hospital de segundo nivel para una atención más especializada y completa.

En los centros de atención, policentros y hospitales se atenderán a todos los peregrinos, residentes o no en Panamá, con o sin seguro social o privado.

Equipos de salud parroquial
Aproximadamente 400 voluntarios -entre médicos, enfermeras y otros profesionales de salud- componen los 70 equipos de salud parroquial que brindarán atención primaria a peregrinos durante la jornada en las residencias de acogidas, zonas aledañas y en la misma parroquia donde están registrados.

Asimismo, aunque cada peregrino tendrá la posibilidad de ser atendido en los centros de salud o puntos de atención provistos por el Minsa en los espacios de las actividades centrales de la JMJ, estos contarán además con un seguro médico privado, que fue seleccionado y provisto por el Comité Organizador Local (COL), facilitando una atención más especializada en centros de salud privados, para quienes lo requieran.

“La intención es ofrecerle al peregrino diferentes escenarios y opciones para su atención de salud durante los días que permanezca en Panamá, en el marco de la JMJ, siendo las parroquias sus representantes principales y, por ende, la primera línea de acción, bien sea para atención o para canalizar la misma hacia donde corresponda. En este sentido, el peregrino que nos visita puede atenderse con el equipo de salud parroquial, acudir a un centro de salud o a una clínica privada”, señala Vásquez.

De acuerdo con Vásquez, el proceso de conformación de estos equipos ha tomado algo más de año y medio. Aquellas parroquias que no lograron conformar equipos de salud parroquial, cuentan con un delegado, que sirve de enlace con la parroquia más cercana, asegurando así la atención a este nivel.

Recomendaciones
Para la Directora de Salud del Minsa, Dra. Itzel Mosca de Barahona, las medidas de prevención juegan un papel clave. Para los peregrinos, locales y provenientes del exterior, la recomendación es contar con suficiente acceso a agua potable para una buena hidratación, utilizar protector solar de mínimo 50SPF, utilizar ropa de materiales frescos y colores claros o suaves, preferiblemente camisas con mangas y sombrero de ala ancha.

“En Panamá, el agua de la pluma o grifo es potable; por lo que el peregrino puede mantenerse hidratado con relativa facilidad, al tener acceso a estas para beber y para llenar sus envases. También debe fijarse que el sitio donde consuma alimentos esté listo, la comida esté recién preparada y quienes atienden porten el respectivo carnet de salud”, comenta.

Para facilitar la atención de calidad, tanto de quienes acuden a los eventos como de la población en general, la Directora de Salud exhorta a que se acuda primero al centro de atención de campo o periférico si se trata de un mal menor, de modo de evitar el colapso de los servicios en los hospitales centrales.

El resto de las recomendaciones incluyen: lavado frecuente de manos, lavado adecuado de alimentos, medidas de higiene respiratoria como la Etiqueta de Tos

Según el Dr. Tomás Vásquez, director médico del COL de la JMJ, los Equipos de Salud Parroquial, como también son los responsables de velar por la salud de quienes voluntariamente son residencias de acogida, han recomendado a estas familias contar con las vacunas actualizadas y necesarias según su edad; así como llevar a cabo las medidas de higiene básicas, que son clave en la prevención de desarrollo, contagio y transmisión de enfermedades.

Modificado por última vez elMartes, 15 Enero 2019 20:28
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!