Juicing: extrayendo los beneficios de los zumos


¿Cuántos jugos bebes al día?, ¿cuántos bebes a la semana?, ¿tomas algún jugo “especial”?, ¿para qué?, ¿por qué? Aquí te contamos por qué debes comenzar a considerarlo con mayor seriedad como una rutina de tu dieta diaria.

Desde hace algún tiempo se escucha hablar de juicing. Incluso, hubo una época durante la cual se decía que era un moda. Hoy, aunque quizá ya no marque la pauta tan fuertemente, el juicing continúa siendo una excelente forma de alimentarse y mantenerse sano. No en vano vemos con frecuencia como ofrecen a través de programas de ventas por televisión y en las tiendas por departamentos electrodomésticos especialmente creados para la elaboración de jugos.

Juicing es un término moderno que se le dio al tipo de alimentación alta en consumo de jugos, entendiéndose por jugo la bebida a base de zumo puro de frutas y/o vegetales, sin añadidura de leche o agua. La fiebre del zumo es comparable a la que se vivió por el café cuando, a mediados de los noventa, Starbucks y sus competidores empezaron a abrir cafeterías en cada esquina.

Hoy, un par de personas hacen cola frente a un cajero automático naranja en una de las calles principales de Beverly Hills. No están sacando dinero ni comprobando el saldo de su cuenta. Están comprando zumo. Eligen el licuado en una pantalla táctil, pagan con tarjeta y se van con una o varias botellas en la mano. Es el cajero automático de Kreation Juice, que funciona 24 horas al día y tiene otras seis sucursales repartidas por Los Ángeles.

Son múltiples las bondades que tiene la ingesta de jugos para la salud, como múltiples sus combinaciones. Los beneficios provienen de las peculiaridades que cada fruta y vegetal tiene.

Expertos en nutrición señalan que las frutas y vegetales son un renglón muy importante de la pirámide de alimentación y que se deben consumir al menos cinco porciones diarias de frutas o vegetales. Sus beneficios son infinitos. Son altos en fibra, refuerzan el sistema inmunológico; aumentan la captura de radicales libres, es decir, de los ‘venenos’ que ingresan a nuestro organismo. Son altamente beneficiosos para personas con enfermedades crónicas como infartos, diabetes e hipertensión.

Dependiendo de sus mezclas, el juicing pueden ayudar a desintoxicar, energizar, disminuir la resaca, para bajar de peso, para tratar afecciones gástricas, para controlar la diabetes, entre otros.

En la preparación de jugos no hay límites. Se puede mezclar tantas frutas y vegetales como se nos ocurra. De hecho la recomendación es que mientras más mezcles, mejor. Lo ideal, que nos permite obtener un poco de todos los beneficios, es combinar los frutos y vegetales cítricos como naranja, limón o hojas verdes oscuras, altos en vitamina c, y otras anaranjadas como mango o zanahorias, altas en antioxidantes. También se puede usar hojas en polvo de moringa.

Cherie Calbom, conocida como la Juice Lady y autora de más de 20 libros sobre nutrición y zumos, dice que «cuando licuamos un vegetal, el cuerpo no tiene que hacer un trabajo extra para digerirlo y los nutrientes son asimilados más fácilmente por el organismo». Sin embargo, otros expertos también precisan que consumir jugos nunca es igual a consumir la fruta o vegetal en su estado natural. Aseguran que el consumo de jugos nunca se comparará a comer el alimento completo. Al procesarlo siempre se pierde un porcentaje de vitaminas, minerales y fibra, a partir de los cuales proveen sus beneficios.

Lo que si es cierto es que estos jugos se han convertido en un símbolo. La prueba irrefutable del cambio de tendencia es que celebridades como Jessica Biel, Jennifer Garner, Miley Cyrus, Blake Lively o Miranda Kerr han dejado de pasearse delante de los paparazis con su café y ahora lo hacen con un brebaje no siempre fácil de identificar. En la mayoría de los casos se trata del green juice, un licuado a base de verduras como el kale (o col rizada) o las espinacas.

Su consumo se ha convertido en un símbolo de la vida urbanita y en una declaración de intenciones sobre quién eres y cómo te cuidas. Por eso, el zumo ha dejado de ser el clásico acompañante del café y las tostadas en el desayuno para sustituir comidas o cenas completas.

También están quienes, directamente, solo consumen licuados. Es lo que se conoce como juice cleanses (limpiezas con zumos). En realidad, se trata de dietas restrictivas que consisten en sobrevivir a base de licuados de frutas y verduras (y, como mucho, batidos) durante varios días. Estos programas, que suelen durar entre tres y diez días, prometen desintoxicaciones exprés para eliminar las impurezas del organismo.

Respecto al mejor momento y la mejor forma de consumir los jugos, es bueno saber que aunque la hora en que se tome no afecta sus beneficios, hay algunos jugos que son más beneficiosos cuando se toman en ayunas, como los desintoxicantes; o a primeras horas de la mañana, como los energizantes. Adicionalmente, todos los jugos deben consumirse a una temperatura fresca, no tan fríos y sin hielo.

Paso a paso, para un zumo perfecto
Cabe destacar que la única forma de hacer jugos y obtener estos beneficios es extrayendo, exprimiendo o licuando las frutas y los vegetales y esto se logra al usar equipos especialmente diseñados para ello, además de nunca agregar agua o leche.

En este sentido, a continuación te dejamos el paso a paso para hacer un zumo perfecto.

- Elige la licuadora correcta. Las hay de todos los tipos y precios, pero no hay que confundirlas con batidoras o exprimidores. Las más caras son las de prensado en frío, pero generalmente solo las utilizan los profesionales.

-La fruta y la verdura debe estar frescas y en su estado natural. Los expertos lo recomiendan para evitar los fertilizantes. Recuerda lavar bien los ingredientes antes de licuarlos.

- Asegúrese de que el jugo tenga más vegetales que frutas, para que así disminuya el contenido calórico.

- Generalmente, no hace falta pelar la fruta. Sin embargo, hay excepciones como los cítricos y las frutas de piel dura como el melón, el mango, la sandía o la piña. También se debe retirar los huesos grandes de frutas como el melocotón, la cereza o la ciruela.

- Para que los zumos verdes, como los licuados de col rizada o espinacas, pierdan el sabor amargo usa un poco de menta. Las manzanas o la piña también funcionan.

- Una vez licuados los ingredientes, rescata la pulpa y vuelve a pasarla por la licuadora para extraer hasta la última gota. Puedes reutilizar la pulpa sobrante para darle sabor a una sopa o para hacer unas croquetas de verdura.

- Consume el zumo al instante, porque con el paso del tiempo los nutrientes se oxidan, perdiéndose sus beneficios. Si no puedes, asegúrate de guardarlo en un recipiente de vidrio y refrigerarlo. Sólo así mantendrá su sabor y sus propiedades por 48 horas.

Algunas recomendaciones
Te invitamos a poner en marcha tu imaginación y experimenta con diferentes sabores, texturas y colores. Sin embargo, considerando los fines más frecuentes y comunes para los cuales se pensaría en la opción de consumir un jugo, te dejamos las siguientes opciones de mezclas:

- Dexintoxicante: mezcla muchas frutas y vegetales de color anaranjado o rojo.

- Energizante: combina banana, uvas, manzana roja y cerezas.

- Pre ejercicio: mezcla frutas más dulces como el mango, la sandía, higos, uvas rojas, con proteínas como quinoa en polvo.

- Resaca: frutas frescas como el tamarindo, limón, marañón, tomate y perejil.

- Para bajar de peso: apuesta por una combinación de frutas cítricas.

- Para contrarrestar algunas afecciones gástricas: bebe un jugo de guanábana, con manzana y papaya.

- Para controlar la diabetes: mezcla aloe, manzana y otros alimentos con alto contenido de fibra soluble como la chia.

4 recetas para hacer zumos como las famosas
El favorito de Blake Lively, de remolacha, acelga y piña: tres hojas de kale (col rizada), dos hojas de acelga, un puñado pequeño de perejil, media remolacha, 60 gramos de piña, dos manzanas verdes pequeñas, un ramillete de menta fresca y medio limón.

El favorito de Michelle Williams, de col, manzana y espinacas: Tres hojas de kale (col rizada), dos hojas de acelga, cuatro manzanas verdes, medio limón pelado y un puñado de espinacas frescas.

El favorito de Hilary Swank, de zanahoria, manzana y jengibre: cinco zanahorias medianas, un cuarto de pepino, una manzana mediana, u trozo pequeño de raíz de jengibre pelada y medio limón pelado.

El favorito de Gwyneth Paltrow, de albahaca, pepino y lima: un manojo de hojas de albahaca, un pepino cortado por la mitad longitudinalmente, una lima y una manzana.

Modificado por última vez elMiércoles, 28 Octubre 2015 08:15
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!