Katrina y Contegra: El éxito de la cirugía cardiovascular en Panamá y Centroamérica


“Me estoy adaptando. Viviendo cada día de mi vida. Disfrutando, pero cuidándome, porque soy consciente de que en este etapa depende de mi el éxito de la operación. Mi cirujano ya hizo lo que le correspondía, así como el resto de los médicos que me han evaluado y dado seguimiento”.

Así lo expresó en exclusiva para SaludPanama.com, Katrina Escalante, quien en noviembre de 2014 fue operada por el cirujano cardiovascular y torácico panameño Dr. Manuel Ochoa, convirtiéndose en el primer caso exitoso en Panamá y Centroamérica de Colocación de Injerto Biológico Válvulado, para corrección de Cardiopatía Congénita del Adulto.

Al poco tiempo de nacida, Katrina fue diagnosticada con Tetralogía de Fallot, una cardiopatía congénita que requiere tratamiento quirúrgico antes del primer año de vida.

Katrina fue vista en el Hospital del Niño durante toda su infancia. A pesar que un reconocido cardiólogo pediatra insistía en que debía ser operada, su cardiólogo de cabecera descartaba esta opción por la total ausencia de síntomas. Una vez adulta, a los 15 años de edad, pasa a ser evaluada en el Hospital Santo Tomás. Durante los 10 años posteriores, el cardiólogo que la evaluaba no plasmó nada diferente a “Condición estable” en su expediente.

Su cuadro asintomático y las aseveraciones de los cardiólogos que la evaluaron durante todos esos años, le brindaron la oportunidad de vivir su infancia y adolescencia como cualquier niño sano y de la mejor manera.

“Yo jamás me sentía mal. Hice lo que me gustaba y lo que quise. Nada ni nadie me lo impidió, ni siquiera mis padres”, asegura Katrina.

Como cualquier mujer que lleva una vida normal, esta panameña de hoy 26 años de edad, pensaba en familia. En septiembre de 2013, se entera de que estaba embarazada. Para entonces tenía ocho semanas de gestación. Sin embargo, esta condición, que fue un verdadero motivo de felicidad, se convirtió en un detonante. Su cardiopatía congénita representaba un riesgo mortal para ella y su hijo.

Luego de ser evaluada por otro destacado cardiólogo panameño, el Dr. Silvino Simón, ahora en el ámbito privado, se determina que ella –aunque adulta- debe ser evaluada por un cardiólogo pediátrico. Su afección era congénita, por lo que se trataba de una enfermedad pediátrica en un adulto, solo que no fue atendida a tiempo.

Un ecocardiograma realizado por el cardiólogo pediatra Dr. Miguel de La Rosa confirmaría el diagnóstico inicial y agregaría dos afecciones más al escenario. Katrina tenía Tetralogía de Fallot, con Doble Emergencia del Ventrículo Derecho y Síndrome de Agenesia de la Válvula Pulmonar.

El embarazo fue suspendido mediante un aborto terapéutico y año después estaba siendo operada. “Llegar a este punto también fue una odisea, ya que debido a mi condición y edad, debía ser operada por un cirujano que atendiera casos tanto de niños como de adultos”, señala Katrina.

Asegura que hoy realiza al menos el 80% de lo que hacía antes de quedar embarazada y de comenzar esta dolorosa etapa. “El ser positiva me ayudó mucho. Yo no pensaba en la operación. Yo me enfoqué en lo que ésta me brindaría posteriormente, entre lo que estaba poder tener un hijo”, dijo mientras una sonrisa iluminaba su rostro y humedecía sus ojos.

La afección
De acuerdo con el cirujano cardiovascular Dr. Manuel Ochoa, la Tetralogía de Fallot es una cardiopatía congénita caracterizada por la presencia de cuatro entidades dentro del corazón: 1) Comunicación Interventricular o CIV, que es un orificio entre ambos ventrículos; 2) Estrechez y obstrucción de la Válvula pulmonar y/o en la salida del ventrículo derecho; 3) Desviación de la Aorta y 4) Hipertrofia del Ventrículo Derecho.

La condición denominada Doble Emergencia de Ventrículo Derecho indica que la aorta está desplazada en su totalidad hacia el ventrículo derecho, por lo que este tiene dos salidas arteriales en vez de una, lo que según el Dr. Ochoa complica el cuadro propio de la Tetralogía de Fallot y el tipo de corrección quirúrgica.

Por su parte, la agenesia de válvula pulmonar se refiere a la ausencia de la válvula ubicada en la base del tronco arterial pulmonar y que controla el flujo de sangre hacia los pulmones.

Ochoa explica que usualmente la Tetralogía de Fallot se presenta sola; sin embargo, menos del 5% del total de estos paciente puede presentar el cuadro conjuntamente con la doble emergencia o con la agenesia de válvula pulmonar, y un porcentaje aún menor, con las tres.

“Y esta combinación es la razón por la cual Katrina pudo vivir tanto tiempo. Si ella no hubiera tenido el Síndrome de ausencia de válvula pulmonar, no hubiera crecido. Una enfermedad cardíaca compensó a la otra. Se generó un equilibrio”, señala el doctor.

La ausencia de la válvula permitió una mayor circulación entre el corazón y los pulmones, aunque a la vez generó aneurismas (dilatación) en las ramas pulmonares, una afección que con el tiempo podría conllevar a una afección respiratoria, debido a la compresión de los bronquios.

El procedimiento
Cinco horas duró la operación de Katrina -realizada en el Hospital Punta Pacífica-, en la que se llevaron a cabo cinco procedimientos distintos en un mismo momento. Se corrigieron todas las patologías en un procedimiento que pudiera describirse resumidamente como una reconstrucción cardíaca.

“Mediante una operación a corazón abierto, se corrigió la abertura interventricular con un parche biológico, reposicionó la aorta hacia el ventrículo izquierdo, se disecó la hipertrofia muscular del ventrículo derecho, se corrigieron los aneurismas o dilataciones de las ramas arteriales pulmonares y se reemplazó el tronco arterial pulmonar por un injerto o tubo válvulado biológico”, precisa el cirujano.

“Con estas acciones corregimos todas sus patologías, brindándole a Katrina la posibilidad de continuar con su vida normalmente, por supuesto, con sus cuidados necesarios”, agrega.

Esta prótesis se llama Contegra (Medtronic, Inc. MN. USA) y es un injerto yugular bovino, con una válvula de pericardio. Este tipo de injertos se usan con frecuencia en el tratamiento de la Tetralogía de Fallot y otras patologías cardiacas en niños; sin embargo, es la primera vez que se usa en adultos en toda Centroamérica, según reportes de Medtronic, Inc Fl. USA. En Katrina fue colocado un injerto de 22 milímetros, el de mayor diámetro, considerando su peso y estatura.

El cuadro completo, si no era tratado, podría conllevar en determinado momento a una falla cardíaca o respiratoria, causándole la muerte a Katrina.

“La mayoría de los pacientes con Tetralogía de Fallot que no son operados, no suelen superar los 5 años de edad, dependiendo de la severidad. Por lo que ya era un milagro que Katrina estuviera viva a los 25”, destaca el cirujano.

Hoy Katrina se encuentra aún recuperándose. Consume dos medicamentos, que le ayudan a proteger su corazón y puede llevar la vida que llevaba sin ninguna limitación.

“El compromiso de Katrina, la existencia de excelentes médicos en Panamá, un excelente team quirúrgico y médico, instalaciones hospitalarias con calidad de primer mundo y el respaldo de una compañía seria, con acceso a tecnología de avanzada y capacidad de ponerla a disposición de los panameños, hicieron posible el éxito de este caso”, recalca el Dr. Manuel Ochoa.

Modificado por última vez elMiércoles, 25 Marzo 2015 17:53
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!