La desertificación y sus efectos sobre la salud


Tierras resecas y maltratadas, que una vez fueron proveedoras de alimentos y de recursos hídricos para el humano, se encuentran hoy olvidadas. Sin embargo, la  desertificación no sólo es un proceso que ocurre de manera natural, sino también –en gran porcentaje- es el resultado de la desidia, falta de previsión y mal uso de los suelos por parte de la población.

La brecha entre los ricos y los pobres aumenta su tamaño año tras año. De acuerdo con el Banco Mundial, el número de personas que al cierre de 2015 vivirían con un máximo de un dólar al día, podría alcanzar aproximadamente los 1,900 millones. No obstante, la “pobreza” no se define únicamente en base a aspectos económicos.

Para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la pobreza también se mide en términos de desnutrición, analfabetismo, asistencia sanitaria y de falta de acceso al agua y a otros recursos que ponen en riesgo las condiciones de salubridad de la población.

La zoonosis
Las zoonosis son enfermedades transmisibles de animales vertebrados a los seres humanos en condiciones naturales. Algunas de estas enfermedades son la Hidiatidosis, Brucelosis, Fiebre Hemorrágica y Hantavirus. Estas enfermedades necesitan dos huéspedes para su desarrollo: el hombre y un ambiente adecuado.

La desertificación afecta al ambiente y, por lo tanto, facilita o dificulta la presencia de las enfermedades. Algunos ejemplos de esto son el aumento de la población de roedores o bien, modificaciones en las costumbres sociales que hacen que los pequeños productores patagónicos, por falta de rentabilidad en los establecimientos, se muden al pueblo con sus perros infestados de parásitos, modificando los hábitos de convivencia con ellos y aumentando la parasitosis hiatídica en la población humana.

De acuerdo con el médico veterinario Patricio Ghirardi, Consultor GEF Patagonia,
es así como la desertificación trae consigo la presentación de enfermedades emergentes -que aparecen en una población por primera vez- o reemergentes. Estas últimas son bien conocidas, han representado un problema para la salud pública en el pasado y han crecido, o incluso, reaparecido en los últimos años.

Por otra parte, la resolución emitida en la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, en 1995, estableció que las mujeres residentes en los medios rurales y poblaciones indígenas son las más afectadas por la devastación del medio ambiente. Esto se debe, de acuerdo con el documento, a que son las mujeres las que quedan en las áreas afectadas, padeciendo la desertificación, la sequía, el agotamiento de los suelos y la escasez de recursos, además de las dificultades para acceder a servicios de salud, de forma directa, ya que su subsistencia diaria depende de unos ecosistemas sostenibles.

Por ello, en su Plataforma de Acción, la Conferencia instó a la comunidad internacional, y en particular a la sociedad civil y al sector privado, a adoptar medidas estratégicas para superar las desigualdades de género en la gestión de los recursos naturales y en la protección del medio ambiente.

SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!