La lesión del mundialista Mohamed Salah


Hoy, jueves 14 de junio inicia la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018. Será la vigésima primera edición de la Copa Mundial de Fútbol. Aunque muchos sueñan por estar ahí, no todos lo logran. Y una vez clasificados, otros quedan fuera del campo por lesiones.

El pasado 26 de mayo, el futbolista egipcio Mohamed Salah sufrió una lesión en el hombro, que probablemente lo deje fuera del mundial. Salah es la pieza clave de la clasificación y desempeño de la selección egipcia, además de ser un líder social de su país.

Durante el partido entre Liverpool y el Real Madrid, en la final de la Champion League, Salah tropezó con Sergio Ramos, cayendo ambos al suelo, quedando el brazo de Salah debajo del cuerpo de Ramos, produciendo una lesión que es frecuente en la práctica de fútbol: la dislocacióm o luxación acromioclavicular.

La recuperación podría tardar unas semanas, por lo que su participación en los primeros juegos del mundial aún está en duda. Baja similar tendrá la selección de Argentina y la de Panamá, para esta última luego de que Alberto "Negrito" Quintero Medina se fracturara un dedo del pie durante el partido amistoso que disputara la Selección Nacional contra Noruega el pasado 6 de junio.

Y es que el fútbol es un deporte de contacto, por lo que las lesiones producidas por golpes, rotaciones inadecuadas, entre otras, son viables. SaludPanama.com conversó con el ortopeda José Félix Castillo sobre estas lesiones y como estas pueden dejar fuera de la cancha a estos jugadores. Hoy, la primera parte de esta conversación.

El hombro de Salah
El hablar de fútbol, por ser un deporte que se juega principalmente con los pies, es lógico pensar que los miembros inferiores son los que generalmente sufren mayor lesión, excepto en los guardametas o arqueros que son los únicos que se les permite utilizar los brazos. A pesar de esto, siempre existe la posibilidad de una lesión no sólo en miembros inferiores sino en cualquier región del cuerpo.

Este es el caso de Salah. De acuerdo con el último parte médico, el jugador egipcio tendría una dislocación o luxación acromioclavicular.

La articulación acromioclavicular es aquella que está conformada por el extremo distal o lateral de la clavicula y el acromion. Está ubicada superior a la articulación glenohumeral (hombro) y su luxación hace referencia a una pérdida de la relación anatómica que existe entre estas dos estructuras óseas, el extremo distal de la clavicula y el acromion. La misma ocurre por ruptura de los ligamentos que se encargan de estabilizar la articulación, ligamentos acromioclaviculares y coracoclaviculares.

"El fútbol, al ser un deporte de contacto, puede producir este tipo de lesiones, por caídas y trauma directo sobre la articulación o de forma indirecta al recibir un trauma lateral o anterior en el hombro afectado. Este tipo de lesiones no son tan comunes como las lesiones en rodilla y tobillos, pero pueden darse y pueden ser de severidad", explica Castillo.

La luxación de la articulación acromioclavicular es una lesión usualmente traumática de la articulación acromioclavicular (AC), en la que hay daño de sus medios de unión—cápsula de la articulación y los ligamentos coracoclaviculares—con separación de las superficies articulares, donde el extremo acromial de la clavícula asciende a un nivel superior al del acromión. La articulación AC se encuentra en el extremo distal de la clavícula, se conoce como el externo acromial, nombre que atribuye al acromion de la escápula. Aunque esta articulación es parte del hombro, una luxación y una separación son eventos completamente diferentes.

“En el caso de Salah, al momento de caer al piso, si bien vemos que el brazo que se le hace tracción es el derecho, la tracción produce la fuerza suficiente para que el impacto que recibe el jugador en el hombro izquierdo al golpear contra el suelo sea lo suficientemente fuerte para que se produzca la lesión. 3era Ley de Newton, la fuerza con la que cae al impactar contra el suelo se transmite hacia la anatomía de jugador (hombro) que es el sentido contrario de la fuerza con la que está cayendo”, señala el doctor.

Sintomatología y pronóstico
Según el ortopeda, el principal síntoma principal de la luxación de la articulación acromioclavicular es dolor en la porción superior del hombro sobre la articulación acromioclavicular, que se asocia con la presencia de deformidad evidente dependiendo del grado de luxación; aumento de volumen en la zona, no limitación de los arcos de movilidad del hombro (ya que la articulación glenohumeral, hombro) generalmente no se luxa, pero si aumenta el dolor al realizar cualquier arco de movilidad ya que el hombro funciona en conjunto con la articulación acromioclavicular, lo que llamamos cintura escapular, en cualquier movimiento del miembro superior.

El pronóstico y el tratamiento de esta lesión dependerán del grado de la luxación. Castillo indica que las luxaciones grado 1 y en algunos casos las grado 2, podrían manejarse de forma conservadora, sin cirugía, la recuperación es mas rápida y se enfoca más que todo a manejo del dolor local con medicamentos analgésicos, en algunos casos inmovilización entre 2 a 3 semanas y una posterior rehabilitación con fisioterapias para recuperar la función articular y fortalecer la musculatura alrededor de la articulación lesionada. Las luxaciones grado 3, ya requieren de un manejo quirúrgico ya que representan una ruptura completa de los ligamentos acromioclaviculares y coracoclaviculares que son los que mantienen la estabilidad de la articulación, por consiguiente requieren mayor tiempo de recuperación y un inicio más tardío de la fisioterapia debido a que debemos esperar una adecuada cicatrización de los ligamentos que repararemos.

“En el caso del jugador Mohamed Salah, la información que existe con respecto a su lesión, no menciona el haberse realizado un manejo quirúrgico, lo que nos hace pensar que su luxación pudo ser grado 1 o grado 2 y el manejo que se le está dando es de tipo conservador con fisioterapias y fortalecimiento de la musculatura del hombro izquierdo”, dice.

En este sentido, la recuperación depende también del grado de la luxación. Según Castillo, para luxaciones de grado 1 y 2 generalmente la evolución es buena y su recuperación es favorable; mientras que para grado 3, el pronóstico es más reservado porque puede haber limitación secundaria a la lesión y en algunos casos hasta una leve deformidad en el hombro por la dificultad que involucra en algunos casos la reconstrucción o reparación de los ligamentos coracoclaviculares, que son los que evitan que la clavícula se desplace hacia superior.

Para la atención de este tipo de lesiones, el paciente debe recurrir ante un ortopeda idóneo, que es el especialista más adecuado para ofrecerle el mejor tratamiento de acuerdo al tipo de luxación que el paciente presente, así como informarle sobre las posibles complicaciones o secuelas que dicha lesión le puede traer. “Siempre es muy importante que el paciente esté bien informado de lo que tiene y de lo que puede esperar para que tenga una perspectiva real de acuerdo al grado de lesión sufrida”, precisa.

¿Se perderá Mohamed Salah el mundial?
“Es una pregunta difícil. Creo que ni siquiera el médico de la selección de Egipto ha podido dar una respuesta exacta sobre si podrá jugar o no. ¿Es posible que juegue? Si es posible. ¿Estará al 100%? Probablemente no. El hombro cumple una función importante en el balance y en la mecánica al momento de correr”, opina.

“El saber que se tiene una lesión puede hacer al jugador menos agresivo al momento de jugar por miedo a sufrir una lesión nueva en el área afectada lo cual se traduce en una disminución de su rendimiento, es una forma de protegerse y es una reacción normal en el ser humano. Ahora si tomamos en cuenta que hablamos de una copa del mundo, una cita a la cual no todos pueden asistir, que Egipto se vuelve a clasificar luego de 28 años de no ir a una, creo que nadie quiere perdérsela y lo más probable es que Salah este ahí aunque no sea al 100%”, agrega.

Modificado por última vez elJueves, 14 Junio 2018 14:38
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!