La mujer y la Enfermedad Cerebrovascular


“Hablar de la propensión de la mujer a la enfermedad cerebrovascular es complicado; sin embargo, no hay dudas de que se le debe prestar mucha más atención a la enfermedad cerebrovascular de lo hoy le presta en general”.

Así lo expresó el médico neurólogo Víctor Urrutia, director del Comprehensive Stroke Center del Hospital Johns Hopkins, durante una entrevista concedida a SaludPanama.com en el marco del “A Woman´s Healthy Morning”, evento dedicado a la salud integral de la mujer y que fuera organizado por el Hospital Punta Pacifica.

Urrutia sustenta su aseveración en indicadores y factores de riesgos, que en el caso específico de la mujer tienen un impacto muy importante en el desarrollo de esta enfermedad.

De acuerdo con el doctor, el número de mujeres que fallecen a causa de la enfermedad cerebrovascular (infarto o hemorragia cerebral) es el doble que el número de mujeres que mueren por cáncer de mama.

“Esta cifra es un poco impresionante y muchos dirán que se debe a que la enfermedad cerebrovascular ocurre a una edad más avanzada. Sin embargo, si bien es cierto que el pico de la mortalidad por cáncer de mama es a una edad más joven, el 12% de todas las muertes por enfermedad cerebrovascular ocurren entre los 35 y 65 años de edad, que también es considerada una edad temprana”, expresa.  

Urrutia se refirió además a otro importante indicador y es que hoy más mujeres mueren de enfermedad cerebrovascular que hombres, a razón de 53% versus 47%. “La razón de esto es porque a pesar de que los hombre tienen un riesgo más alto en comparación con la mujer, que aumenta con el avance de la edad; las mujeres viven más. Al final, debido a que el riesgo en la mujer aumenta pasados los 60 años de edad, las mujeres alcanzan al hombre en el riesgo e incluso lo sobrepasan, convirtiendo a la edad en una causa importante de la enfermedad cerebrovascular”.

El también profesor de la Universidad de Johns Hopkins, destacó el papel que juegan algunos factores de riesgo que afectan a las mujeres de una forma particular, como lo es la fibrilación auricular, un ritmo irregular del corazón que es más común en mujeres que en hombres, mayores de 75 años de edad; y los efectos de la presión alta, que son más importantes en personas de género femenino que en las de género masculino.

En el caso de las mujeres jóvenes, según el Dr. Urrutia, estas tienen un riesgo particular alrededor del embarazo. Afirma que las mujeres embarazadas tienen un riesgo más elevado de padecer enfermedad cerebrovascular (infarto cerebral, hemorragia cerebral, trombosis de las venas del cerebro), que las no embarazadas. Asimismo, señala que una mujer que tiene diabetes o presión alta durante el embarazo, tiene un riesgo más alto de desarrollar enfermedad cerebrovascular más adelante.

“Entonces, si a una mujer le diagnostican alguna de estas condiciones durante el embarazo, debe tener mucho más cuidado de protegerse de los factores de riesgo para evitar tener enfermedad cerebrovascular más adelante, cuando tenga entre 50 y 60 años de edad. No se sabe específicamente por qué, pero se piensa que la persona tiene la predisposición, que se ha manifestado en un periodo de estrés como lo es el embarazo, lo que demuestra que está ahí y seguirá estando el resto de la vida, solo a la espera de un detonante. Trae a la luz algo que está subyacente”, explica.

No obstante, el Dr. Urrutia precisa que lo anterior no significa que aquella mujer que no haya presentado diabetes o hipertensión arterial gestacional no tiene de qué preocuparse. El estilo de vida tiene efectos sobre ambos tipos de mujer, porque también es un factor de riesgo.

El por qué y lo que hace falta
“Es necesario que hoy la mujer conozca cuáles son sus riesgos. Es necesario llamar la atención de las mujeres, para que se den cuenta de que esto está pasando”, resalta el Dr. Urrutia. Sin embargo, ante la pregunta: ¿por qué no se le presta atención a estos indicadores?, ¿por qué no hay una campaña de concienciación como la del cáncer de mama? El especialista asegura no tener una respuesta certera, aunque considera que hay factores que pueden estar influyendo en que pase desapercibida.

“La enfermedad cerebrovascular en comparación con el infarto o el cáncer, es un ámbito sobre el que tanto hombres como mujeres conocen muy poco. De hecho, algunos incluso desconocen donde ocurre (cerebro, corazón u otra parte del cuerpo). De manera general existe un desconocimiento sobre la enfermedad cerebrovascular, que probablemente viene del hecho de que ocurre a edad más avanzada y que hasta 1996 no había tratamientos. Cuando se aprobó el tratamiento, hubo que educar, porque la población debía reconocer que estaba teniendo un derrame o infarto cerebral para ir entonces al cuarto de urgencia o acudir a consulta para conocer sus factores de riesgo”, comenta.

A juicio del director del Comprehensive Stroke Center del Hospital Johns Hopkins, la enfermedad cerebrovascular es un problema importante, que representa el 10% de todas las causas de muerte. En Panamá, a través de los años, se ha ubicado entre la tercera y la quinta causa de muerte, mientras que en el mundo es la segunda causa de muerte, solo superada por el cáncer o el trauma, dependiendo de los países.

Sin embargo, enfatiza que la mortalidad no lo es todo en la enfermedad cerebrovascular; que lo realmente importante es la discapacidad que trae consigo. “La mitad de las personas que tienen un infarto cerebral o hemorragia, quedan con alguna discapacidad, por lo que es la primera causa de incapacidad en el adulto. Esto muy importante, porque aquella persona que sobrevive a un infarto cerebral, por ejemplo, y tenía entre 35 y 60 años de edad, se encuentra en plena etapa productiva, lo que acarrea un costo social bastante grande”.

“Cuando una persona comienza a presentar los signos de alerta de la enfermedad cerebrovascular, ya es tarde. La clave es la prevención y esta viene dada por la realización de 150 minutos de ejercicio moderado a la semana, el consumo de una dieta de tipo mediterránea, que es la que de acuerdo con los resultados tiene un mayor impacto en la prevención; evitar el consumo de carnes rojas, no fumar y realizarse los controles anuales, que incluyen la evaluación de los niveles de colesterol, presión arterial y azúcar en la sangre”, recalca.

Modificado por última vez elMiércoles, 11 Noviembre 2015 13:54
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!