La peligrosa Obesidad Infantil
05 Abr 2018

La peligrosa Obesidad Infantil


La obesidad ya no es un problema del adulto. Miles de niños y adolescentes en Panamá son obesos. La encuesta Niveles de Vida, realizada la Contraloría General de la República –por última vez- en 2008, dio cuenta de que aproximadamente el 11% de niños menores de 5 años de edad padecen de obesidad y que el 27% de los niños con edades comprendidas entre 5 y 9 años sufren obesidad o sobrepeso. Por su parte, el Ministerio de Salud (MINSA) aseguró en el 2014 la obesidad era la décima enfermedad más recurrente en los pacientes que acudían a las instalaciones públicas de salud.

“El niño obeso presenta los mismos riesgos que un adulto obeso, en cuanto a la aparición de enfermedades relacionadas con la obesidad y el sobrepeso; es decir, que tienen alto riesgo de presentar colesterol alto, hipertensión o diabetes, etc. En adición a esto, los problemas psicomotores y psicosociales también aparecen, ya que tenemos un niño con un peso excesivo que no le permite correr, caminar o desenvolverse de forma ágil como lo haría otro niño sin problemas de peso. Desde el punto de vista psicosocial, son niños que fácilmente se aíslan o no participan con otros niños para evitar ser objeto de burlas, lo que afecta su autoestima”, explica la nutricionista Geminnesse Hernández.

“La obesidad infantil es sin duda, uno de los principales problemas de salud que deben enfrentarse hoy día. Se convierte entonces, en un círculo vicioso que amerita la atención de los padres de familia y manejo por un equipo multidisciplinario de profesionales”, añade.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define la obesidad infantil como el exceso de peso con dos desviaciones estándar por encima de la media de acuerdo al Índice de Masa Corporal (IMC), según el sexo y la edad.

Según Hernández, la obesidad infantil puede considerarse una enfermedad multifactorial, porque aunque puede estar condicionada por factores genéticos, estos no son determinantes. Precisa que son los estilos de vida de la familia los que impulsan el desarrollo de obesidad en los niños. “Los malos hábitos de alimentación, el sedentarismo o poca actividad física, el exceso de ingesta de alimentos hipercalóricos con poco valor nutricional, consumo excesivo de azúcares simples, grasas y comida chatarra favorecen el desarrollo de la obesidad”, comenta. Complicaciones
“Muchos, cuando ven un niño ‘gordito’, dicen: ‘Qué bonito! Porque quizá les parezca hasta tierno, pero dejan de lado el daño que esos kilos extra pueden causar en el organismo de ese niño y cómo puede desmejorar su calidad de vida actual y futura. Un niño obeso es responsabilidad del adulto”, precisa.

Respecto a las consecuencias y complicaciones de la obesidad infantil, la nutricionista Hernández señala que estas pueden ser muchas, siendo las principales el desarrollo de la diabetes tipo 2, la hipercolesterolemia (colesterol elevado) e hipertensión arterial, con efectos a largo plazo y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Asimismo, existe un mayor riesgo de que estos niños desarrollen obesidad mórbida en su vida adulta.

Cabe destacar que el exceso peso repercute sobre los huesos y el conjunto del aparto locomotor, reduciendo la tolerancia al ejercicio físico y causando problemas respiratorios. La sumatoria de todas estas manifestaciones conlleva a mayor sedentarismo y a incrementar la ingesta de alimentos producto de la ansiedad, complicando más el estado de obesidad.

Prevención, diagnóstico y manejo
Hernández explica que para diagnosticar la obesidad infantil se utilizan curvas según la edad y sexo, con el IMC como dato de referencia para determinar el estado nutricional del niño; exámenes de laboratorios para determinar el estado metabólico y la entrevista clínica para conocer los patrones de estilo de vida y alimentación. Esta información permite a su vez definir el manejo nutricional en conjunto con los padres, quienes serán la clave para el manejo de la obesidad en los niños.

El manejo de la obesidad infantil inicia en casa, principalmente con el apoyo de los miembros de la familia. Para la nutricionista, lograr un buen manejo y definición de nuevos patrones de alimentación no depende del infante sino del apoyo de quienes están al cuidado de este, porque de ellos depende la calidad de los alimentos que se van a adquirir en el supermercado, su forma de preparación, las cantidades y frecuencias de consumo.

“Los padres deben estar bien informados sobre los alimentos que puede consumir sus hijos y conocer la importancia de corregir el peso antes que tengamos un adulto potencialmente enfermo en el futuro. Es la responsabilidad de los padres el adecuado control del estado de salud de sus pequeños y del buen estado nutricional parte la salud en general de sus hijos”, dice.

Recomendaciones
Acudir al nutricionista no debe ser una acción reactiva. Lo óptimo sería acudir ante un especialista con la intención de prevenir y obtener información sobre las mejores opciones saludables para los niños, que permita garantizar su adecuado crecimiento y desarrollo.

Sin embrago, si ya existe un problema de peso, acudir ante un nutricionista se hace indispensable, ya que este es el que podrá definir el manejo que su pequeño necesita
para mejorar su estado nutricional y evitar las enfermedades relacionadas con el sobrepeso, si estas no se han desarrollado.

Algunas recomendaciones de la nutricionista Geminnesse Hernández a seguir son:
- Fomentar la actividad física con el deporte o juegos al aire libre.
- Reducir el uso de videojuegos y el uso de tabletas o celulares.
- Reducir el consumo de comida chatarra, frituras, empanadas, dulces, gaseosas, snack salados, quizás solo una vez al mes.
- Preparar meriendas más saludables, utilizando néctares con menos de 6 gramos de azúcar por porción, frutas frescas, emparedados ligeros.
- Promover el consumo de vegetales frescos, en cremas, sopas o salteados con carnes, incluso ricos licuados con frutas.
- Visitar a un nutricionista a tiempo.

Leído 820 veces Modificado por última vez el Miércoles, 04 Abril 2018 20:28
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!