Reportajes en Video

La piel tiene memoria


El melanoma es uno de los tipos de cáncer más agresivos que se conoce. A pesar de que son cada vez más las campañas de concienciación las conductas de riesgo para desarrollar este temido cáncer siguen siendo prácticas comunes entre las personas.

Los malos hábitos que tenemos relacionados con el cuidado de nuestra piel repercuten tanto como lo hace el tabaco para el desarrollo del cáncer de pulmón. Muchos dicen: “Es que bronceado me veo mejor”, sin saber que broncearnos es una respuesta o una defensa de la piel a la exposición al sol y cuando te defiendes de algo, es porque te hace daño.

Además, y quizá lo más importante, pero poco conocido, es el efecto memoria de la piel, el cual es inigualable. Cuanta más radiación solar recibe una persona sin protección a lo largo de su vida, más riesgo tiene de desarrollar cáncer de piel.

Si te quemas por el sol, el daño a la célula cutánea no se nota en el momento. Las células empiezan a cambiar y acumulan los daños hasta que empiezan a hacerse malignas, lo cual normalmente ocurre muchos años después de las quemaduras que tuvimos y la exposición solar.

Por esta razón es posible que una persona de mayor edad puede ser diagnosticada con cáncer de piel, aunque lleve años sin tomar el sol. La memoria de la piel dura mucho tiempo, y en la juventud se pueden desarrollar daños irreversibles.

La exposición al sol en el caso de los niños es la que más atención necesita, más cuando sabemos que a los 18 años se obtiene casi el 80% de la exposición solar de toda la vida. La exposición solar sin protección adecuada debe evitarse a toda costa en esas edades tempranas en donde la piel es mucho más sensible a las radiaciones ultravioletas.

Un factor que debemos considerar, además, es que las personas con piel, pelo y ojos claros y los pelirrojos; así como con muchas pecas o lunares, son más propensas a quemarse y a riesgo de desarrollar cáncer de piel.

La memoria de la piel no guarda sólo el daño por una quemadura determinada. Tanto una quemadura solar concreta como la exposición solar constante del día a día pueden provocar daños. La diferencia es que cada una puede dar lugar a un tipo de tumor. El carcinoma basocelular es más frecuente por la exposición solar crónica, y el riesgo de melanoma aumenta más por quemaduras solares.

También es equivocado pensar que el uso de protector solar nos salva del todo. Esa creencia de que uno no se broncea por usar protector es falsa. La realidad es que con protector la piel también se broncea pero no se quema, y aunque no hay tanto daño de igual manera la piel puede sufrir si se abusa del sol a pesar del uso del protector, que nunca protege al 100% nuestra piel.

Otros hábitos
Los Rayos UVA de las cámaras de bronceado son fatales para la piel y están declaradas como carinógeno de alto riesgo en humanos por la OMS y hasta prohibidas para menores de edad en muchos países, ya que en 10 minutos recibes la radiación solar que recibes en 2 horas. El daño a la célula es mayor por lo que esta tiene que reaccionar más rápido y por eso te bronceas en menos tiempo.

Existen también otros tipos de hábitos que pueden provocar que tu piel “recuerde” años después los problemas originados por un mal cuidado: el cigarrillo, el exceso de alcohol, no desmaquillarse, la mala alimentación, la contaminación y el estrés.

Todas estas cosas no son cancerígenas, pero sí dañan la piel convirtiéndose en un factores de riesgo no sólo para cáncer sino también para envejecimiento prematuro.

Recomendaciones
Algunos consejos para evitar que tu piel desarrolle enfermedades y tenga mayores probabilidades de mantenerse sana a lo largo de toda tu vida, son:

- Utilizar siempre protección solar de factor con spf igual o mayor de 30, y de amplio espectro especialmente a los más pequeños. Empezar desde la infancia a extremar las precauciones con el sol.
- Reaplicar el protector cada dos horas. Este siempre será su tiempo máximo de efectividad, el cual se reduce a 60-80 minutos si hay contacto con agua o sudor.
- No exponerse al sol entre las 10:00 am. y las 2:00 p.m., cuando el sol está más alto y quema más.
- Consultar a un especialista en dermatología, al menos una vez al año, para una evaluación general; o con más frecuencia, si hay factores de riesgo.

Por Dra. Laura Porcell - Dermatología / Detección y Tratamiento del Cáncer de Piel

Modificado por última vez elViernes, 31 Mayo 2019 14:32

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!