La pre-presbicia y los Millennials


La Generación Millennials define a los nacidos entre 1981 y 1995, jóvenes entre 20 y 35 años que se hicieron adultos con el cambio de milenio (en plena prosperidad económica antes de la crisis). Según el reporte de Tendencias Digitales Conecta tu marca con los millennials, actualmente el 30% de la población en Latinoamérica es millennial y según una proyección de la consultora Deloitte, en 2025, representarán el 75 % de la fuerza laboral del mundo.

Los Millennials son, por tanto, la futura generación de consumidores y usuarios, un mercado sustancial con nuevas características, necesidades y demandas que repercutirán en las economías y exigirán las transformaciones de las empresas. Esta generación tiene rasgos muy específicos, que no sólo están relacionados con el aspecto financiero y social, sino también con el de la salud, por cómo estos aspectos afectan o afectaran su estado general y calidad de vida.

Los millennials son llamados nativos digitales. Se caracterizan por dominar la tecnología como una prolongación de su propio cuerpo. Casi todas sus relaciones básicas cotidianas están intermediadas por una pantalla. Para ellos, realidad y virtualidad son dos caras de la misma moneda. On y off están integrados. Prefieren internet a la TV convencional. El 59% ve películas por internet y el 46% televisión, también a través de internet, un porcentaje sensiblemente más alto que en otros grupos de edad. Es evidente que ni el prime time ni la publicidad clásica son buenas estrategias para llegar a este colectivo.

Utilizan múltiples canales y dispositivos digitales para sus actividades. Tienen un comportamiento multitasking; es decir, con capacidad (o necesidad) de hacer varias cosas a la vez. Según AdReaction: Marketing in a multiscreen world, de Millward Brown, en promedio, estos jóvenes dedican alrededor de 7 horas al día para la conectarse online, utilizando múltiples pantallas digitales, lo que supone 5% más que el promedio mundial.

Son nomófobos y appdictos. Su vida es móvil y su pantalla principal de entrada a la red es ya una pantalla móvil. El 78% de los Millennials en Latinoamérica posee un teléfono móvil (10% más que el año anterior), 37% una tablet, 70% una laptop y 57% desktop, según Telefónica Global Millennial Survey 2014. Este colectivo ha hecho de las pantallas de proximidad su acceso de referencia para la socialización, el trabajo y el ocio, integrándolas completamente en su vida cotidiana. Son adictos al móvil, sienten la necesidad de una constante conectividad y el 45% admite que no podría estar un solo día sin su smartphone. Las demanda de los Millennials está impulsando el extraordinario crecimiento de las aplicaciones móviles (en el Appstore se registran a nivel mundial 5 millones de descargas de aplicaciones diarias).

Son extremadamente sociales. El 88% de los Millennials latinoamericanos tiene perfiles en redes sociales. No son sólo un medio de comunicación para ellos, sino una parte íntegra de su vida social. Consultar, compartir y comentar en ellas es la principal actividad que realizan a través de sus teléfonos inteligentes.

Los efectos
Sin duda que los Millennial son digitales. Sin embargo, esta característica ha traído consigo la aparición de nuevas afecciones de salud que surgen como una consecuencia del uso frecuente y prolongado de los diferentes dispositivos electrónicos: computadoras, laptos, tablets y smartphones. Ihunch, Rizartrosis y Pre-presbicia son algunas de estas afecciones.

"La pre-presbicia es una afección oftalmológica que tiene como síntomas: síndrome de fatiga visual, presbicia prematura y astenopia, que causa alteración en la acomodación ocular; es decir, en el proceso de enfoque que utilizamos para leer, usar el computador, el celular, la tableta o realizar cualquier tipo de actividad que involucre nuestra visión cercana", explica el médico oftalmólogo Rodolfo Yi.

Se denomina acomodación ocular al proceso de enfoque cercado a través de cambios en la forma del cristalino mediante la contracción y relajación de los músculos ciliares, que permite aumentar el poder dióptrico del sistema óptico ocular y de esta forma realizar el enfoque de los objetos cercanos.

"En la actualidad, aplicamos gran estrés en el uso de la visión cercana debido al uso continuo y sin descanso del computador y el celular, lo que provoca que más del 70% de los norteamericanos, por ejemplo, sufran en algún grado síntomas de fatiga visual y más del 83% de los usuarios del computador padezcan de molestias", señala.

La pre-presbicia no es una afección nuevo, sino la presentación adelantada o precoz de una condición ya conocida. Según Yi, normalmente, la presbicia aparece después de los 40 años de edad; sin embargo, hoy, con el uso continuo de los celulares y el computador, se puede provocar que esta condición aparezca a una edad más temprana.

Otras causas de la pre-presbicia son la eliminación inapropiada y las alteraciones en el sistema nerviosos que afectan el sistema muscular de la acomodación. se, están en mayor riesgo aquellas personas que por sus actividades diarias requieran del uso prolongado de su visión cercana, así como los que ya padecen de defectos de la refracción, tales como hipermetropía y astigmatismo.

Diagnóstico y tratamiento
El diagnóstico de la pre-presbicia se realiza mediante un examen oftalmológico completo e historia clínica del paciente. De acuerdo con el oftalmólogo, si el paciente es menos de 40 años de edad, manifiesta síntomas como visión borrosa, visión doble, sensación de tensión ocular, ojos cansados, molestias a la luz, dolor ocular, sensación de arenilla, sequedad, irritación ocular, ojos rojos, sensación de quemazón, parpados pesados, lagrimeo y en algunos casos dolor de cabeza, náuseas, vértigo; y además indica que hace un uso continuo y prolongado de dispositivos electrónicos digitales, es viable pensar en la pre-presbicia.

"Los síntomas suelen aparecer al final del día, especialmente si se han realizado actividades como leer, estudiar largo tiempo, ver mucho la televisión, conducir por largos periodos o trabajar frente al ordenador, entre otros", comenta.
Respecto a su manejo, este depende principalmente de su causa y puede incluir la realización de ejercicios oculares, corrección óptica con gafas, lentes de contacto, medicación tópica ocular y métodos de relajación.

Como otras medidas de manejo, Yi recomienda: Optimizar la iluminación del campo visual y del lugar de trabajo habitual, realizar descansos periódicos de la actividad visual (3 a 5 minutos por cada hora de uso continuo de visión cercana), lubricar el ojo para evitar la sequedad mediante el parpadeo o sustitutos artificiales de la lágrima (al mantener la vista concentrada aumenta el tiempo entre un parpadeo y otro y esto causa resequedad), incluir medidas de protección de la pantalla del ordenador como filtros de pantalla, sentarse adecuadamente, a la distancia y altura adecuadas; y colocar todo el material de trabajo tan cerca de la pantalla como sea posible.

"La pre-presbicia es una condición prevenible mediante las medidas de recomendación comentadas, y en los pacientes con edades comprendidas entre los 35 y 40 años, tiende a ser progresiva, ya que esta aumenta con el paso de los años; si embargo, es puede ser totalmente corregida con el uso de corrección óptica mediante gafas, lentes de contacto y cirugía refractiva", precisa.

Modificado por última vez elLunes, 17 Junio 2019 12:55
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!