Menu

Haz Responsabilidad Social. Invierte en salud

Haz Responsabilidad Social. Invierte en salud

Toma la bandera de la responsabilidad social e inclínate por acciones sostenibles en el tiempo, que son las que verdaderamente generan cambios.

Una vez más, como todos los años por esta fecha, la población en general, empresas, organizaciones y figuras públicas se dan cita para mediante aportes y donaciones conquistar una meta. Cada año, esa cifra meta consiste en concretar un objetivo ambicioso, establecido con la intención de llenar un vacío o cubrir una necesidad de la población o de un colectivo.

La mayoría de las veces, estas metas y objetivos guardan relación directa o indirecta con la salud, ya que siempre buscan mejorar las condiciones y calidad de vida de la población. Sin embargo, aunque es, sin duda, una oportunidad extraordinaria, no es la única y además no es suficiente.

La salud de la población va más allá de crear, equipar o mejorar las condiciones de atención y no solo se asegura mediante donaciones una vez al año. La salud de la población depende también de la concienciación, porque es por medio de esta que generamos cambios. La información es la clave de la prevención y ésta la de una población saludable.

No en vano, desde hace unos años organizaciones y principalmente pequeñas empresas, se han tomado la bandera de educar y llevan a cabo conferencias, caminatas, carreras y maratones, entre otras actividades, con el simple objetivo reforzar lo beneficioso que es tener un buen estado de salud. Y son cada vez más las personas que participan de estas actividades, porque entienden que desde cualquier punto de vista es una inversión y representa un significativo aporte a la sociedad en la que viven.

Por otro lado, mientras tanto, muchos otros son los que esperan estos grandes eventos anuales para participar y por qué no, reflejar una imagen que los califique como socialmente responsables. Sin embargo, una cosa es Responsabilidad Social y otra, muy diferente, es la filantropía.

Donar debe ser una acción planificada, dirigida a alcanzar objetivos sostenibles en el tiempo. Es precisamente allí donde radica la principal diferencia. Adicionalmente, la responsabilidad social no se limita a las empresas, organizaciones o instituciones; también está intrínseca en el individuo. Eres socialmente responsable cuando reclamas tus derechos a la vez que cumples con tus deberes como ciudadano y respetas los derechos de con quienes convives. Por lo tanto, todos, incluyéndote a ti querido lector, tenemos una responsabilidad social que cumplir.

Lo anterior deja claro que no se trata sólo entregar dinero. Se hace responsabilidad social cuando pagas impuestos o educas para promover el desarrollo personal y el buen estado de la salud; cuando proteges el ambiente; cuando, consciente de sus ventajas y desventajas, dice sí a la vacunación y a la prevención de enfermedades; cuando mediante conocimiento, atenciones y cuidados voluntarios, mejoras la calidad de salud de quienes te rodean; cuando no te estacionas en el puesto destinado a personas con discapacidad; cuando consciente de cuánto le costaría a alguien limpiar lo que ensucias, dejas de tirar basura en las calles; y cuando previenes enfermedades y vas menos al hospital, reduciendo con ello los costos que debe invertir éste en curarte.

Te pregunto: ¿Cuánto donaste?, ¿sabes cuánto le pagan al que limpia las calles que tú ensucias?, ¿sabes cuánto cuesta un tratamiento de cáncer, obesidad o cirugía en un hospital? Responde cada una de estas preguntas y compara estos números con lo que haz donado. Esa simple comparación te permitirá comprender el poder y la responsabilidad que realmente tienes en tus manos.

Donar debe ser un acto de conciencia, por lo que también debe ser antecedido por el cuestionamiento individual: ¿qué estoy haciendo?, ¿vale la pena?, ¿es suficiente? La respuesta puede variar, pero lo que si es seguro es que ese balboa que donas vale más si viene acompañado de tiempo, conocimientos, deseos, cuidados, protección, reclamo y defensa.

Modificado por última vez elMiércoles, 17 Diciembre 2014 09:23
Patricia Figuera

Licenciada en Comunicación Social, con experiencia de catorce años en Periodismo y Comunicaciones Corporativas. Periodista especializada en Salud, Deportes y Economía. Periodista corporativo, con énfasis en Comunicación Externa, Interna y Responsabilidad Social Corporativa. Profesional con alto nivel de redacción, capacidad de análisis y jerarquización informativa, creatividad y planificación estratégica. Asesora de Comunicaciones Corporativas.
 
Venezolana, madre, ex atleta de alta competencia (integrante de la Selección Nacional de Natación de Venezuela), amante de la lectura y fan número uno de sus hijos.

Inicia sesión para enviar comentarios

Información

  • VisaSaludPanama.com es una producción de Panasalud, S.A. MastercardPara mayor información, contáctenos llamando al +507 263 5287 o al +507 263 0653 en donde estaremos muy complacidos de recibir su contacto.

Log In

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?

¡Gracias!

Close

Por apoyar nuestro website al compartir nuestros contenidos. ¡Lo apreciamos mucho!

0
Likes