La retinopatía diabética
13 Oct 2018

La retinopatía diabética


La Retinopatía Diabética (RD) es una microangiopatía progresiva que se caracteriza por lesión y oclusión de los vasos retinianos en personas con Diabetes Mellitus. La retina es una capa fina de tejido sensible a la luz que tapiza el interior del globo ocular. Los rayos de luz se enfocan en la retina, donde son transformados en señales eléctricas que viajan al cerebro a través del nervio óptico para ser interpretadas. La mácula es el área de la retina responsable por la visión detallada, permitiéndonos leer, coser o reconocer una cara. A medida que nos alejamos de la mácula, pasamos a la retina periférica, la cual es responsable de la visión lateral o periférica.

En la mayoría de los casos, la retinopatía diabética afecta a ambos ojos y quienes la padecen, no se dan cuenta de los cambios en su visión durante las primeras etapas de la enfermedad; sin embargo, a medida que avanza la misma, la retinopatía diabética puede causar pérdida de visión, que en muchos casos es irreversible.

Clasificación
Existen dos tipos de retinopatía diabética: Retinopatía diabética no proliferativa (RDNP) y Retinopatía diabética proliferativa (RDP).

La retinopatía diabética no proliferativa (RDNP) es la etapa más temprana de la retinopatía diabética. Cuando existe esta condición, los vasos sanguíneos deteriorados permiten un escape de fluidos y de sangre a través de sus paredes. Ocasionalmente, también hay filtración de lípidos que se depositan en la retina.

La RDNP puede causar cambios como:
- Microaneurismas: Pequeñas protuberancias en los vasos sanguíneos de la retina que con frecuencia dejan escapar líquidos.
- Hemorragias de la retina: Pequeñas manchas de sangre que se depositan en la retina.
- Edema macular: Es la inflamación o engrosamiento de la mácula a causa de escapes de líquido de los vasos sanguíneos de la retina. La mácula no funciona correctamente cuando está inflamada. El edema macular es la causa más común de pérdida de la visión durante la diabetes.
- Exudados duros: Son depósitos lipoproteicos usualmente localizados en la capa externa de la retina, los cuales se ven como manchas blanquecinas de bordes bien definidos.
- Isquemia macular: Ocurre cuando los pequeños vasos sanguíneos (capilares) se cierran o se tapan. La visión se torna borrosa ya que la mácula no recibe suficiente sangre para funcionar correctamente.

La mayoría de los pacientes con diabetes tienen RDNP leve, que por lo general no afecta la visión; sin embargo, si su visión se ve afectada, es como resultado de un edema macular y una isquemia macular.

La Retinopatía diabética proliferativa (RDP), por su parte, sucede principalmente cuando muchos de los vasos sanguíneos de la retina se tapan, impidiendo el flujo normal de sangre. En un intento de suministrar sangre a la zona donde los vasos originales se han tapado, la retina responde creando nuevos vasos sanguíneos. Este proceso se llama neovascularización. Sin embargo, los nuevos vasos sanguíneos también son anormales y no proporcionan a la retina con el flujo sanguíneo adecuado. A menudo, los nuevos vasos van acompañados por tejidos cicatrizados que pueden hacer que la retina se arrugue o se desprenda.

La RDP puede causar una pérdida de la visión más severa que la RDNP, ya que puede afectar tanto la visión central como la periférica.

La RDP puede derivar en las siguientes afectaciones:
- Hemorragia vítrea: Los nuevos y delicados vasos sanguíneos sangran hacia el vítreo (sustancia transparente parecida a la gelatina que llena el interior del globo ocular), previniendo que los rayos de luz lleguen a la retina. Si la hemorragia es pequeña, es posible que usted vea algunas nuevas manchas oscuras y flotantes. Una hemorragia muy grande puede bloquear la visión, permitiéndole sólo ver la diferencia entre claro y oscuro. Una hemorragia vítrea por sí sola no causa una pérdida de visión permanente, toda vez que la sangre desaparece, la visión puede volver a su estado anterior, a menos que la mácula se haya dañado.

- Desprendimiento de retina por tracción: Cuando el tejido de una cicatriz producida por una neovascularización se encoge, la retina se arruga y puede desprenderse de su posición normal. Estas arrugas ubicadas en el área macular pueden distorsionar la visión. Puede ocurrir pérdida grave de la visión si la mácula o áreas grandes de la retina se desprenden.

- Glaucoma neovascular: Si una serie de vasos de la retina se cierran, una neovascularización en el iris (parte coloreada del ojo) puede ocurrir. Cuando esta condición existe, los nuevos vasos sanguíneos pueden bloquear el flujo normal del humor acuoso, provocando aumento de la presión intraocular, lo que puede derivar en daños a nivel del nervio óptico.

Causas
Clínicamente se ha comprobado que cuando los niveles de azúcar en la sangre son muy altos durante largos períodos de tiempo, los capilares (pequeños vasos sanguíneos) que suministran sangre a la retina pueden deteriorarse. Con el tiempo, estos vasos sanguíneos comienzan a filtrar líquidos y grasas, produciendo edema en la retina. Eventualmente, una condición llamada isquemia puede ocurrir, durante la cuál los vasos sanguíneos pueden taparse. Estos problemas son señales de que hay una retinopatía diabética no proliferativa (RDNP).

Si los problemas de un ojo diabético no son tratados, una retinopatía diabética proliferativa (RDP), puede desarrollarse. Una obstrucción de los vasos sanguíneos debida a una isquemia puede llevar al crecimiento de nuevos vasos sanguíneos anormales en la retina (neovascularización) y causar daño a la retina, incluyendo desprendimiento de retina. La neovascularización puede incluso causar glaucoma, el cual es daño a nivel del nervio óptico.

Un control estricto de la glicemia y la presión arterial, así como visitas periódicas a su oftalmólogo para una detección de retinopatía diabética temprana son claves para prevenir la enfermedad y evitar pérdida de la visión.

Síntomas
Es posible que una persona tenga retinopatía diabética y no ser consciente de ello, ya que las primeras etapas de la enfermedad, a menudo, no presentan síntomas. Sin embargo, a medida que la enfermedad progresa, los síntomas de una retinopatía diabética pueden incluir: Manchas, puntos o algo similar a hilos de telarañas oscuras flotando en la visión (llamados miodesopsias, manchas flotantes o “moscas” volantes), visión borrosa, visión que cambia periódicamente de borrosa a clara, áreas oscuras (completa o parcialmente) en el campo de visión, mala visión nocturna, colores que aparecen descoloridos o diferentes y pérdida de la visión. Los síntomas de la retinopatía diabética afectan, por lo general, a ambos ojos.

La diabetes puede causar cambios en la visión incluso sin presencia de retinopatía. Grandes fluctuaciones en los niveles de glicemia (que ocurren en pacientes con diabetes mal controlada) pueden alteran la forma del cristalino y desenfocan las imágenes. Cuando el azúcar en la sangre se estabiliza, la imagen vuelve a enfocarse. Usted puede reducir los episodios de visión borrosa manteniendo un buen control de sus niveles de azúcar en la sangre.

El manejo cuidadoso de la diabetes es la mejor manera de prevenir la pérdida de la visión. Si usted tiene diabetes, consulte a su médico oftalmólogo para un examen anual bajo dilatación pupilar, inclusive si su visión parece normal, ya que es importante detectar las etapas tempranas de la enfermedad.

Por Dr. Julio Quintero - Oftalmología

 

Leído 167 veces Modificado por última vez el Sábado, 13 Octubre 2018 12:35
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!