La Tiroides y Usted: Hipertiroidismo

Compartir en mis redes:

La glándula tiroides del adulto normal contiene dos lóbulos unidos por un istmo y se sitúa inmediatamente por delante y por debajo de los cartílagos de la laringe;  con un peso aproximado de 15-20gr y controla el metabolismo.

La función normal de la tiroides consiste en la secreción de hormonas  (T4 y T3) que influyen en procesos metabólicos. Las enfermedades tiroideas se manifiestan por alteraciones cualitativas y cuantitativas de la secreción hormonal y el aumento del tamaño de la glándula.

Una secreción disminuida origina el hipotiroidismo que conlleva una disminución del gasto calórico y una secresión excesiva da lugar a un estado hipermetabólico o hipertiroidismo.

¿Qué es el Hipertiroidismo?

El término hipertiroidismo se refiere a cualquier condición en la cual existe demasiada hormona tiroidea en el organismo, en otras palabras, la glándula tiroides está hiperactiva.

La causa más frecuente -en más del 70% de las personas- es la sobreproducción de la hormona tiroidea por la tiroides, también se conoce esta condición como Enfermedad de Graves.

La Enfermedad de Graves es causada por anticuerpos en la sangre, las cuales estimulan a la glándula tiroides a crecer y a segregar exceso de hormona tiroidea. Otro tipo de hipertiroidismo se caracteriza por uno o varios bultos en la tiroides que pueden crecer gradualmente y aumentar su actividad, de modo que la cantidad de hormona tiroidea liberada en la sangre es mayor que lo normal, esto se conoce como Bocio tóxico nodular o multinodular. También, las personas pueden tener síntomas temporales si tienen una afección llamada tiroiditis, causada por un problema con el sistema inmune o una infección viral que hace que la glándula libere hormona tiroidea.

¿Cuáles son los síntomas del Hipertiroidismo?

La hormona tiroidea generalmente controla el ritmo de todos los procesos en el cuerpo o metabolismo. Si existe demasiada hormona tiroidea, toda función del cuerpo tiende a acelerarse,  por lo que sus síntomas son nerviosismo, irritabilidad, aumento de la sudoración, palpitaciones, temblor en las manos, ansiedad, dificultad para dormir, adelgazamiento de la piel, cabello fino y quebradizo y debilidad muscular.

Se puede perder peso a pesar de tener un buen apetito, y en el caso de las mujeres, el flujo menstrual puede hacerse más ligero y los periodos menstruales ocurrir con menos frecuencia. El Hipertiroidismo generalmente comienza lentamente. En la enfermedad de graves, que es la forma más común de hipertiroidismo, los ojos pueden verse grandes porque los párpados superiores estarán levantados. A veces uno o ambos ojos pueden protruir. Algunos pacientes tienen inflamación en la parte anterior del cuello debido a un agrandamiento de la glándula tiroides (bocio).

¿Cómo se diagnostica el hipotiroidismo?

El diagnóstico generalmente es fácil, un simple examen físico detectará una glándula tiroides grande y un pulso rápido.

Al examinar al paciente observamos signos de esta condición como por ejemplo: piel húmeda, suave, temblor de los dedos y los reflejos pueden estar aumentados; los ojos también pueden presentar anormalidades si se tiene la enfermedad de graves.

El diagnóstico debe ser confirmado por pruebas de laboratorio, que miden la T3, T4 y TSH en sangre. Un nivel alto de hormona tiroidea, unido a un nivel bajo de TSH, es común cuando la glándula está hiperactiva.

Otros estudios importantes en el diagnóstico se pueden realizar por medio de imagen:

A) Gammagrafía tiroidea (Centelleo Tiroideo): Se basa en características funcionales de la Tiroides, reflejadas mediante la distribución del isótopo sobre la glándula. Si la captación se produce en un nódulo, podría tratarse de un adenoma tóxico así como también se trata de una tiroiditis. Al mismo se puede hacer una prueba  que mide la capacidad de la glándula de almacenar yodo.

B) Ultrasonido tiroideo (ecografía): Constituye el método de elección, para el estudio morfológico de la tiroides debido a su gran sensibilidad para detectar nódulos de tamaño pequeño, es útil para diferenciar la patología nodular de la patología tiroidea difusa, y además de permitir valorar el aumento de la glándula y la extensión de la enfermedad. Además el uso sirve para la realización, haciendo de guía, de una punción -aspiración con aguja fina-.

Estudios Histológicos: se realizan mediante una punción -aspiración con aguja fina (PAAF)- que da el diagnóstico citológico definitivo sobre la enfermedad tiroidea. En los casos de hipertiroidismo tambien son utilizados aunque en menor cantidad ya que las pruebas clínicas y hormonales suelen ser suficientes para el diagnóstico.  

Tratamiento de Hipertiroidismo

Existen varias opciones de tratamiento, que dependeran de la edad, tipo de hipertiroidismo, severidad  y otras condiciones médicas que pueden afectar la salud.

A) Drogas: conocidas como agentes antitiroideos metinazol (Tapazol o propiltiouracilo -PTU-) pueden ser recetadas para tratar el hipertiroidismo obstruyendo la capacidad de la glándula tiroides de producir hormona tiroidea. Estas drogas funcionan bien para controlar la glándula hiperactiva, controlar el hipertiroidismo rápidamente sin causar daño permanente a la glándula tiroides. Para los pacientes con Bocio tóxico nodular o multinodular, las drogas antitiroideas se usan como preparación ya sea para tratamiento con yodo radioactivo o cirugía.
B) Yodo: Es el tratamiento de las crisis tirotóxicas y la preparación quirúrgica durante 7-10 días antes, principalmente en los casos de una tiroides aumentada de tamaño.
C) Betabloqueadores: obstruyen la acción de la hormona tiroidea en el cuerpo, mejorando la actividad adrenérgica.
D) Cirugía: Se indica cuando exista un bocio grande, y /o compresión traqueal, tras el fracaso del tratamiento médico y cuando existan contraindicaciones para el mismo en pacientes jóvenes. En el adenoma tóxico y cuando haya nódulos grandes en pacientes, sí existe compresión de estructuras vecinas y cuando el paciente opte por este tratamiento.

En el Bocio multinodular hiperfuncionante, de gran tamaño con síntomas compresivos o en pacientes jóvenes.

Usualmente, días antes de la cirugía, se indica gotas de yodo, bien sea yodo lugol o yoduro de potasio sabresaturado; esto logra reducir el suministro de sangre a la glándula tiroides haciendo la cirugía más fácil y más segura.

Aunque cualquier cirugía conlleva riesgos, complicaciones importantes de la cirugía de tiroides ocurren en menos del 1% de los pacientes. Estas complicaciones incluyen daño a las glándulas paratiroides que rodean a la tiroides y controlan los niveles de calcio en el cuerpo (ocasionando problemas con niveles de calcio bajo y daño a los nervios que controlan las cuerdas vocales causando voz ronca), con resultados estéticos casi imperceptibles.

Después de que la glándula tiroides es extraída quirúrgicamente, la causa del hipertiroidismo ha sido eliminada y probablemente usted desarrollará hipotiroidismo. Al igual que con el hipotiroidismo que ocurre después del tratamiento con yodo radioactivo, los niveles de hormona tiroidea en la sangre pueden normalizarse tomando una vez al día o dos, un segmento de hormona tiroidea.

Dr. Alejandro Yuil
Cirugía General y Laparoscopía

Modificado por última vez elLunes, 20 Mayo 2013 14:37
SaludPanama.com

Redacción Saludpanama.com es el departamento de producción, catálogo y administración del contenido que se publica en nuestros medios. Este perfil es administrado por el departamento de redacción de Panasalud, S.A.. Para mayor información contáctenos en el +507.263.5287 o en info (@) saludpanama (punto) net.

Web: https://www.saludpanama.com/acerca-de-salud-panama
Inicia sesión para enviar comentarios
Compartir en mis redes:

Redes Sociales

Facebook: @SaludPanama
Twitter: @SaludPanama
Instagram: @SaludPanama
Youtube: @SaludPanama

Formas de Pago

Síenta la confianza de nuestros métodos de pago seguros. Aceptamos sus tarjetas preferidas
VisaMastercard

¿Te Gusta Salud Panamá?

Compártenos y permite que más gente nos encuentre!